jueves 06 de octubre de 2022
INTERNACIONAL MONARQUÍA Y NEGOCIOS

La fortuna de Isabel II: quién heredará los 500 millones de dólares acumulados por la reina

La titular de la casa Windsor acumuló una gran riqueza en sus 70 años de reinado. Cómo se compone su patrimonio personal y el del "negocio familiar".

09-09-2022 17:30

La reina Isabel II murió a los 96 años. Como jefa de la casa real de Windsor, a lo largo de sus 70 años de reinado la soberana fue titular de una colosal fortuna que asciende a 28 mil millones de dólares. La herencia de Isabel, en tanto, es una de las aristas que marcarán el traspaso del poder real a su suceso.

La mayor parte de esa cifra no le pertenecía a título personal sino como titular de la Corona británica y del negocio de la familia real. Si bien Isabel II no controlaba ese dinero, dejó un patrimonio personal cercano a 500 millones de dólares que pasarán a su hijo, el flamante rey Carlos III. La cifra incluye herencias pasadas, tributos del estado e inversiones financieras.

La fortuna personal de Isabel

Si bien no existen leyes que obliguen a los reyes británicos a revelar sus finanzas personales, fuentes privadas hacen sus estimaciones. Según el Sunday Times, en el 2022 la reina Isabel II disponía de una fortuna personal de 370 millones de libras (5 millones más que en 2021), el equivalente a unos 430 millones de dólares

Isabell II 20220909
La reina Isabel II murió el jueves 8 de septiembre a los 96 años.

Conmemoran a la reina Isabel II en St´Paul tras el primer discurso de Carlos III

Con respecto al "sueldo" de la reina, según Fortune se le pagaba a través de un fondo conocido como "Subvención Soberana" (Sovereign Grant), una dieta que los contribuyentes pagan para solventar a la familia real en el mantenimiento de sus propiedades y gastos asociados a viajes y recepciones.

Para el 2021 y 2022, este subsidio abarcó poco más de 86 millones de libras, unos cien millones de dólares. Se trata de un pago anual fijo dispuesto por el rey Jorge III que garantiza la independencia financiera de la familia real, que previo a esa medida recibía ingresos por parte del Parlamento.

La monarca deja también tras de sí una importante cartera de acciones y una colección de sello que según la misma fuente asciende a 100 millones de libras aunque "no ha sido inmune a la volatilidad de los mercados" en los últimos años. Su fortuna privada incluye joyas, coches y la herencia recibida de su madre Isabel -"la reina madre- cercana a 70 millones de libras.

Entre las propiedades que están a su nombre y pasarán a Carlos figuran el castillo Balmoral, el preferido de la difunta reina para pasar los veranos, y su casa de Sandringham, donde la familia real celebra tradicionalmente las fiestas de fin de año. 

Cómo funciona el negocio familiar de la corona británica

funeral de la reina isabel
El patrimonio individual de Isabel II es menor al de J.K. Rowling y muchos aristócratas británicos, entre ellos el duque de Westminster, 27 veces más rico que ella.

El "consuelo" de Carlos III: una mujer lo besó en su primera aparición pública como rey

La principal riqueza de la familia real reside en las propiedades de la Corona y la colección real de arte y joyas, y pertenece a la monarquía como institución por lo que Carlos no las recibirá como propias.

Según Forbes, la familia real tiene casi 28 mil millones de dólares en activos inmobiliarios que no pueden ser vendidos, entre ellos The Crown Estate (19.500 millones de dólares), el Palacio de Buckingham (4.900 millones de dólares) el Ducado de Cornualles (1.300 millones de dólares) y el de Lancaster (748 millones de dólares), el Palacio de Kensington (630 millones de dólares) y el Estado de la Corona de Escocia (592 millones de dólares).

Los activos de la familia real son administrados por "The Royal Firm" o Monarchy PLC, una empresa compuesta por figuras de la casa de Windsor. "Es un imperio empresarial mundial", aseguran en la revista Fortune sobre la actividad de los Windsor. La compañía estaba conformada por la monarca difunta, seguida de su heredero al trono y su esposa Camila (la duquesa de Cornualles), por el príncipe William y su esposa Kate (duquesa de Cambridge), los príncipes Ana y Eduardo (el hijo menor de Isabel), y la esposa de este último, Sofía (condesa de Wessex).

Carlos III, el heredero del imperio real

Castillo de Balmoral residencia real británica 20220908
El castillo de Balmoral pertenecía a Isabel II, a diferencia del palacio de Buckingham o el castillo de Windsor que son propiedad del estado.

 

Carlos III, en su primer discurso como rey: “Gracias, mamá”

A su fortuna personal de unos 75 millones de libras, el ahora rey Carlos III añadirá lo recibido por parte de su madre y se convertirá en uno de los británicos más ricos. Mas aún considerando que, a diferencia de los otros británicos que heredan más de 325 mil libras, no tendrá que pagar el 40% de impuestos de herencia. 

Este privilegio, que se remonta a 1993, está destinado a evitar que si varios monarcas muriesen con poco años de intervalo el patrimonio del rey o la rey se volatilizase al verse reducido de 40% en cada herencia. También debe garantizar la independencia financiera del monarca respecto del Estado.

Sin embargo, perderá sus ingresos del ducado que percibe desde 1952 y ahorá recibirá su hijo, el príncipe Guillermo. Por otro lado, Carlos tomará posesión de otro ducado, el de Lancaster, cuyos ingresos cubren los gastos oficiales del monarca y la familia real. Además, Carlos dispondrá de la "concesión al soberano", la subvención anual que le paga el Estado británico y que se fija en el 15% de los ingresos generados por el patrimonio de la Corona.

Esta suma, que en 2020-2021 ascendió a 85,9 millones de libras, incluyendo 34,4 millones para obras de renovación del palacio de Buckingham, permite pagar el sueldo de los empleados del soberano, el mantenimiento y la gestión de los palacios, los viajes oficiales y las recepciones. 

CDI / MCP