domingo 05 de abril de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / negociación comercial
domingo 23 febrero, 2020

La Unión Europea cree que Argentina y el Mercosur ratificarán el acuerdo

Bruselas sostiene que el tratado de libre comercio es “muy equilibrado” e impulsará el crecimiento de la economía. Elogios a Alberto Fernández.

por Santiago A. Farrell

Diplomacia. El Presidente se reunió hace dos semanas con Angela Merkel y Emmanuel Macron. Foto: cedoc
domingo 23 febrero, 2020

Desde Bruselas

La Unión Europea es optimista acerca de la posibilidad de que Argentina finalmente ratifique el acuerdo de asociación con el Mercosur, pese a las declaraciones que en su momento hizo el entonces candidato Alberto Fernández, cuando sostuvo que de ganar las elecciones revisaría punto por punto y sin apuro el tratado, y que cayeron “fatal” en ambientes comunitarios. Así lo admitió una alta fuente de la UE a PERFIL, que participó en la capital belga de un taller de análisis y divulgación del acuerdo organizado por la UE, al que Bruselas define como el más ambicioso que jamás haya negociado.

“En su momento las declaraciones de Alberto Fernández cayeron fatal, pero entendimos que estaba en campaña y necesitaba hablarles a sus electores potenciales”, explicó la fuente. “Pero desde que llegó al poder su posición ha sido mucho más cauta, correcta, y estamos trabajando muy bien con los diplomáticos argentinos”, agregó.

En particular, el funcionario europeo de alto nivel elogió el paso de Fernández por Europa en su reciente gira, en la que se reunió, entre otros, con Emmanuel Macron y Angela Merkel. “Fue muy bien recibido y dejó una muy buena impresión”, afirmó.

Fuentes diplomáticas latinoamericanas vinculadas a la negociación revelaron a PERFIL que los negociadores argentinos no han recibido ninguna orden de la Cancillería de Buenos Aires de retirar o demorar la participación del país en el acuerdo, que hoy está en una etapa de verificación técnica denominada “legal scrubbing”.

Deuda y crecimiento. La Unión Europea sabe que la prioridad para el gobierno argentino es solucionar el tema de la deuda, para lo que necesita potenciar el crecimiento de su economía, algo en que, a juicio de los diplomáticos europeos, el acuerdo de asociación entre el Mercosur y la UE puede jugar un papel importante.

“La experiencia nos enseña que todos los países que han firmado tratados comerciales con nosotros han comenzado a exportar a la UE productos con más valor agregado, en muchos casos producidos por pymes. También se incrementaron las inversiones europeas en esos países”, agregó otra de las fuentes comunitarias.

Los funcionarios de la UE descartan que la liberalización del comercio entre el Mercosur y la UE provoque una “invasión” de productos industriales de Europa en los países del Cono Sur, que se verían limitados así a un papel de proveedores de materias primas. “¿Es posible imaginar exportaciones más ‘primarizadas’ que las que hoy tiene el Mercosur?”, se preguntó uno de ellos. Además, “aún con el arancel externo común que hoy tiene el bloque, del 35%, no hay una invasión europea, sino china” en sus países, agregó.

China. La expansión global de China y el agresivo unilateralismo de los Estados Unidos de Donald Trump son los elementos que más destacan las fuentes de la UE para subrayar la necesidad de poner en práctica el acuerdo e impulsar así el multilateralismo en el mundo. “Si no hacemos acuerdos entre nosotros, hay unos tipos ahí afuera mucho más duros con los que habrá que negociar”, sostienen.

El acuerdo con el Mercosur llevaba veinte años en los cajones con desgastantes idas y vueltas hasta que, finalmente, unos tres años atrás cobró un impulso definitivo que desembocó en junio de 2019. Al mismo tiempo, la Unión Europea permaneció durante casi una década sin una estrategia específica para América Latina, hasta que el año pasado definió una nueva, basada en conceptos como democracia y gobernanza. Ambos fenómenos se dieron en forma paralela con el crecimiento exponencial de las inversiones y la presencia y la influencia de China en la región.

“No puedo afirmar que eso influyó en que se reactive nuestro interés, pero debo admitir que son hechos que coincidieron en el tiempo”, dijo una de las fuentes vinculadas a la cooperación europea.

El europarlamentario italiano Nicola Danti fue más explícito: “China tiene un plan estratégico de dominación global y la verdad es que negociar un acuerdo con ellos es muy fácil”, dijo. “Los chinos no ponen condiciones en derechos humanos, en democracia o en medio ambiente. Lo de ellos es simple: necesito alimentos, pago en efectivo”, sostuvo el legislador, que integra la delegación para el Mercosur del Parlamento Europeo.

Cruces. Otro factor que se ha mencionado como un obstáculo para el avance de la ratificación del acuerdo es la tensión surgida entre los gobiernos de Brasil y Argentina por las declaraciones del presidente Jair Bolsonaro con duras críticas al regreso del peronismo a la Casa Rosada. Sin embargo, para los funcionarios europeos todo no pasa de chispazos, ya que, especialmente después de la reciente visita del canciller Felipe Solá a Brasil, “las cosas parecen haberse calmado. Ambos presidentes han demostrado ser personas pragmáticas”, sostienen.

La prensa brasileña sostuvo en los últimos días que la Cancillería de su país había dado a entender que Brasil está dispuesto a avanzar con el acuerdo en forma bilateral porque considera que es muy posible que el gobierno argentino finalmente no lo ratifique.

En realidad, la política de Jair Bolsonaro hacia la Amazonia, con el agravante de los incendios que asolaron la región el año pasado, es una amenaza bastante más seria para la ratificación del acuerdo en el Europarlamento, donde los Verdes ganaron mucha fuerza en las últimas elecciones europeas.

Los diplomáticos latinoamericanos consultados en Bruselas coinciden en que, más allá de sus “daños colaterales” a diversos sectores, el acuerdo es  bueno para la Argentina y sus socios del Mercosur, y piden no verlo como una cuestión de “carne por automóviles”. “El acuerdo es muy bueno, pero hay que hacerse cargo de los sectores que pierden”, explicaron, tras destacar que la UE podría asesorar al Mercosur en cómo compensar a quienes se vean perjudicados por la entrada en vigencia de libre comercio con Europa.

Aun así, las fuentes comunitarias siguen siendo optimistas sobre que el acuerdo complete el proceso de ratificación en los Parlamentos de los países del Mercosur, incluyendo la Argentina: “Es un acuerdo excelente, muy equilibrado”.

 

El impacto del Brexit en Malvinas

Diplomáticos latinoamericanos acreditados ante la Unión Europea creen que la salida del Reino Unido puede provocar un cambio significativo en la posición de varios de los países miembros de la UE respecto del conflicto de Malvinas. “Se deberá trabajar el tema, pero es muy posible que varios países europeos se abran ahora a reconocer que existe un conflicto”, posibilidad que antes era imposible por la permanencia de Londres en la UE, dijo a PERFIL uno de los diplomáticos.

La salida del Reino Unido fue muy traumática, con muchas críticas a la Unión, “y es muy posible que varios países quieran cobrarle caro ese desplante”, por ejemplo cambiando su voto de rechazo o abstención en Naciones Unidas ante el pedido argentino de que se abran negociaciones respecto de Malvinas, agregó la fuente.

El tema podría ser utilizado por el Mercosur en el tramo final de la negociación de la parte política del acuerdo con la UE, a la que aún le resta definir pequeños detalles. “Puede ser un elemento importante”, añadió. Días atrás, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, expresó su esperanza de que, tras el Brexit, “los países europeos comprendan más en profundidad la posición argentina y apoyen la idea de que el Reino Unido tiene que ir al diálogo, no puede postergarlo de ninguna manera”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4956

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.