26th de February de 2021
INTERNACIONAL Pandemia de coronavirus
20-05-2020 03:21

Los casos de Covid-19 aumentan en Chile a la par de la impaciencia social

La población comienza a exponer sus demandas en las calles, mientras el sistema de salud de la capital, Santiago, trata de evitar el colapso derivando enfermos hacia otras provincias.

20-05-2020 03:21

Una fuerte presencia militar se impuso en las zonas vulnerables de Santiago, capital de Chile, donde el lunes hubo protestas por comida y trabajo en medio de una cuarentena total, mientras en el país los nuevos contagios diarios de coronavirus se dispararon el martes un 55% respecto al día anterior hasta rozar los 50.000 casos.

Con más de 90% de las camas de terapia intensiva ocupadas en Santiago, las autoridades optaron por trasladar pacientes a otras provincias del país. Al menos seis enfermos graves con coronavirus fueron enviados a la ciudad de Concepción, 500 km al sur, en avión ambulancia y cuatro de ellos en un avión Hércules de la Fuerza Aérea chilena.

Con decenas de militares en la comuna El Bosque, se aplacaron las calles donde el lunes un centenar de vecinos se enfrentaron con palos y piedras a policías antimotines, tras el primer día hábil de la cuarentena que rige desde el viernes en la capital, el principal foco de la pandemia en el país.

"Estamos en un momento muy complejo, muy difícil, con mucha preocupación ciudadana", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en un mensaje para dar el último balance en un tono que reflejó angustia.

El número de contagios subió el martes a 49.579, tras registrar el mayor incremento diario de nuevos infectados desde el principio de la epidemia: 3.520. En las últimas 24 horas también se alcanzó un récord de fallecidos, 31 personas, lo que eleva a 509 el número de muertos desde el 3 de marzo.

"Tenemos hambre", "necesitamos trabajar, necesitamos que llegue algo de ayuda", se escuchaba entre vecinos de los barrios más vulnerables de Santiago, parte de los 11,7% de pobres que tiene este país de casi 18 millones de habitantes.

"La gente no tiene trabajo, no tiene dinero y no tiene alimento", lamentó Mónica Sepúlveda, guardia de seguridad desempleada de 46 años, el martes en El Bosque. Criticó que el gobierno prometa ayudas que no llegan. Desde hace años "se han reído de la gente humilde como nosotros", dijo la manifestante. El gobierno "ayuda a la gente rica, a los empresarios".