sábado 21 de mayo de 2022
INTERNACIONAL no hubo víctimas
02-04-2022 01:01

Moscú acusó a Kiev de bombardear un depósito de petróleo en territorio ruso

Según el ministerio de Defensa ruso, fueron dos helicópteros que entraron al espacio aéreo a “muy baja altura” y aseguró que la instalación no es militar. No hubo víctimas. El gobierno ucraniano niega la autoría.

02-04-2022 01:01

Rusia acusó el viernes a Ucrania de llevar a cabo por primera vez un ataque aéreo en su territorio. El gobernador de la región rusa de Bélgorod, Vyacheslav Gladkov, afirmó que dos helicópteros ucranianos penetraron en territorio ruso y bombardearon un “depósito de gasolina” en esa ciudad, a unos 40 kilómetros de la frontera.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, afirmó que dos helicópteros ucranianos modelo MI-24 ingresaron en la madrugada en espacio aéreo ruso “a una altitud extremadamente baja” y “lanzaron una ataque con misiles” contra los depósitos de combustible, ubicados a las afueras de Belgorod.

“Me gustaría enfatizar que solo los vehículos civiles recibieron combustible de esta instalación”,  explicó Konashenkov, y subrayó que la instalación “no tiene nada que ver” con las Fuerzas Armadas rusas, según informó la agencia de noticias Interfax.

Por su parte, el secretario del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional ucraniano, Oleksei Danilov, desvinculó a Ucrania de este incidente y considera que la sociedad internacional empieza a notar las “contradicciones” en las que caen las autoridades rusas.

“Por alguna razón, dicen que lo hicimos nosotros (el ataque a los depósitos). De hecho, esto no es cierto en absoluto”, aseveó Danilov en un discurso en la televisión pública ucraniana.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, advirtió que el ataque  puede afectar el diálogo entre Rusia y Ucrania. Sin embargo, unas horas después, el negociador en jefe del Kremlin, Vladimir Medinski, informó que las negociaciones entre ambos países se habían reanudado por videoconferencia. 

Ucrania se dice dispuesta a adoptar un estatuto de país neutral y a renunciar a adherir a la OTAN, a condición de que otro países garanticen su seguridad frente a Rusia.

Tras cinco semanas de guerra, cuatro millones de personas -el 90% mujeres y niños- han huido de Ucrania, que además tiene casi 6,5 millones de desplazados internos, según la ONU.

“Retirada parcial”. Rusia anunció a inicios de esta semana que reduciría sus operaciones en torno a Kiev y a la ciudad norteña de Chernígov para centrarse en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este.

Expertos militares aseguran que Moscú, ante la resistencia ucraniana, busca ahora establecer su control en la franja costera sur que va desde la península de Crimea -anexionada en 2014- hasta las dos regiones del Donbás, Donetsk y Lugansk, ampliamente controlada por separatistas prorrusos.

También el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que el ejército ruso se está reagrupando para lanzar “poderosos ataques” en el sureste, donde la situación es “muy difícil”.

En el terreno, las fuerzas armadas ucranianas dijeron haber liberado 11 localidades en la región sureña de Jersón. Dos personas murieron y otras dos resultaron heridas en bombardeos rusos el jueves, dijo el viernes el gobernador regional. 

La Presidencia ucraniana informó por otro lado haber obtenido la liberación de 86 de sus militares capturados por Rusia, en un canje por militares rusos cuyo número no fue precisado. 

La Unesco informó que, desde el inicio de la invasión, 53 sitios culturales ucranianos resultaron dañados. En la lista figuran 29 de carácter religioso, 16 edificios históricos, cuatro museos y cuatro monumentos. 

Guerra energética. La economía rusa fue objeto de un arsenal de sanciones occidentales por la invasión de Ucrania. El presidente ruso, Vladimir Putin, prohibió en represalia entrar a Rusia a los máximos dirigentes de los países de la UE y avisó el jueves a los países europeos que a partir del viernes tendrán que pagar en rublos por el gas ruso.

A diferencia de Estados Unidos, los países europeos no cancelaron la importación de combustibles rusos, de los que depende gran parte de su suministro energético.

La guerra entre Rusia y Ucrania, dos grandes productores de materias primas y las sanciones internacionales pusieron a los mercados bajo tensión, con una inflación cada vez más pronunciada en los países industriales. En Estados Unidos, el alza de precios interanual llegó a 6,4% y en la UE alcanzó un récord de 7,4%.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo ayer que más de 30 países se habían unido a Estados Unidos en la liberación de sus reservas de petróleo para mitigar el incremento de precios de los combustibles.

En esta Nota