INTERNACIONAL
MURIÓ HENRY KISSINGER

Henry Kissinger, el polémico arquitecto del orden mundial que se negó a devolver el Nobel de la Paz

Fue una de las grandes figuras históricas de EE.UU. Dedicó su vida a defender los intereses nacionales a pesar de los cuestionamientos a su "destructiva" política exterior en detrimento de los derechos humanos. Fotogalería.

Henry Kissinger
Henry Kissinger | Agencia Bloomberg y Na

Henry Kissinger, una de las figuras más influyentes en la política internacional del siglo XX, falleció este miércoles 29 de noviembre a la edad de 100 años. Su legado como estadista, diplomático y defensor a ultranza de los intereses geopolíticos de Estados Unidos fue objeto de debate tanto a nivel local como internacional, una controversia que perdurará en el tiempo al igual que el análisis de sus obras.

De Reagan a Trump y de Clinton a Obama, todos los gobiernos buscaron su consejo. Admirado y odiado, Kissinger, un histórico de la política estadounidense, se destacó por su pragmatismo. El exitoso secretario de Estado del expresidente republicano Richard Nixon marcó su impronta e ideó métodos de acción vigentes hasta la actualidad.

Fue el artífice de la política exterior estadounidense durante la Guerra Fría, un momento internacional convulsionado, y los numerosos conflictos subsidiarios que enfrentaron al país que lo acogió con la Unión Soviética. Luego de su paso por la Casa Blanca, Kissinger perduró como un actor de referencia a nivel mundial y la voz mas influyente de la diplomacia norteamericana.

Henry Kissinger
Murió Henry Kissinger.

Henry Kissinger

Sin embargo, la polémica en torno a su figura se condice con su vasto legado. En especial por la ambigüedad que mostró el ganador del Premio Nobel de la Paz en materia de derechos humanos, considerando sus intervenciones militares agresivas en otros países y la complicidad con los planes de desapariciones forzadas perpetrados por dictaduras latinoamericanas revelada en la desclasificación de archivos posteriores.

De Heinz a Henry: sus primeros pasos en Estados Unidos

Heinz Alfred Kissinger nació en Fürth, Alemania, el 27 de mayo de 1923 en el seno de una familia trabajadora compuesta por sus padres, un maestro y una ama de casa, y Walter, su hermano menor. Escapando del régimen nazi, en 1938 la familia emigró a Nueva York, Estados Unidos. El joven Henry, que adaptó su nombre al inglés, cursó la secundaria en un colegio de la comunidad de inmigrantes judíos ubicada en el alto Manhattan. 

Henry Kissinger
Henry Kissinger fue el jefe de la diplomacia estadounidense durante el segundo mandato de Richard Nixon y uno de los políticos mas influyentes del siglo XX.

Henry Kissinger 120423

Si bien conservó su acento alemán, Kissinger rápidamente aprendió el idioma local y asimiló la cultura estadounidense, algo que pulió mientras estudiaba de noche y trabajaba de día en una fábrica de brochas para afeitar. Posteriormente se anotó en la prestigiosa universidad de Harvard, donde se graduó con honores de la carrera de Ciencias Políticas (en 1950) y luego ofició de profesor y director del programa de estudios de defensa entre 1958 y 1971.

En aquellos años Kissinger comenzó a mostrar su inclinación por el realismo en la teoría de las relaciones internacionales que marcó la política exterior estadounidense de mitad de siglo. En una de sus tesis sostuvo que el orden mundial no debía ser "justo" sino "legítimo", es decir, "aceptado por las grandes potencias" y que les permitiera "luchar contra los intentos “revolucionarios” que amenacen ese sistema.

Henry Kissinger 120423

Su vida académica se vio interrumpida en 1943, cuando fue convocado para el servicio militar en el marco de la entrada de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. En ese contexto Kissinger llamó la atención de Fritz Kraemer, un oficial y coterráneo alemán. Fue el primero en destacar su inteligencia y lo adentró en el organigrama del Ejército, donde tejió conexiones que lo apuntalaron en su carrera política.

El ascenso político de Kissinger

Henry Kissinger 120423
Henry Kissinger y el líder chino Mao Zedong.

Tras dedicarse al ámbito empresarial, Kissinger comenzó su ascenso hacia la política nacional como asesor del presidente John F. Kennedy en asuntos de seguridad nacional. Sin embargo, fue durante su tiempo como consejero del presidente republicano Richard Nixon que Kissinger se convirtió en una de las figuras más influyentes en la política internacional. El momento era más que desafiante: acababan de asesinar a su jefe y la ciudadanía estadounidense estaba enardecida por la campaña fallida en Vietnam.

Kissinger y lo políticamente incorrecto

En el nuevo gobierno, Kissinger fue consejero en seguridad internacional y en el segundo mandato de Nixon lo premiaron con el puesto de secretario de Estado. Como jefe de la diplomacia estadounidense, Kissinger se convirtió en el arquitecto de la política exterior de Nixon durante la Guerra Fría y sentó las bases del orden mundial que se vendría en la era que siguió a la bipolaridad.

Henry Kissinger
Henry Kissinger y el papa Benedicto XVI.

Entre sus políticas más destacadas están la apertura a China, una potencia emergente que todavía estaba “dormida”, y la política de distensión nuclear con la Unión Soviética. También jugó un papel clave en la desescalada de la crisis de los misiles en Cuba y en la negociación del acuerdo de paz de París que puso fin a la Guerra de Vietnam y le valió un premio Nobel de la Paz (en 1973) que compartió con el vietnamita Le Duc tho.

 

La controversial política exterior y el legado de Kissinger

El legado de Kissinger genera controversia a nivel internacional considerando que muchos intelectuales norteamericanos lo consideran un "criminal de guerra" debido a su rol decisorio en las campañas militares estadounidenses en el exterior. "Henry Kissinger fue uno de los secretarios de Estado más destructivos en la historia de este país", definió el político estadounidense Bernie Sanders en 2016.

Por ejemplo, por la matanza de 40 mil civiles en un bombardeo en Camboya durante la guerra fallida de Vietnam o el golpe de estado a Salvador Allende en Chile. En ese sentido, Kissinger ha sido cuestionado por su política de sostener su ideal de orden global (liberal) a toda costa, sin importar la ilegalidad de los medios o el factor humano con tal de no ceder ni un paso en la lucha ideológica contra el comunismo. "No veo por qué tenemos esperar y permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo", reza una de sus frases mas recordadas.

Henry Kissinger
Kissinger era un gran admirador de la exprimera ministra de Reino Unido Margaret Thatcher, a tal nivel que la incluyó en su libro Leadership como una de sus seis estadistas preferidos.
Henry Kissinger
Kissinger se mantuvo hasta el final de sus días como una figura influyente de la diplomacia estadounidense y se reunió con líderes de peso mundial, como el presidente chino Xi Jinping.

También es cuestionado por su política hacia Latinoamérica. Apoyaba indirectamente (mediante asistencia militar o simplemente indiferencia) los planes sistemáticos de desaparición de personas que llevaban a cabo las dictaduras en su “lucha contra la subversión”, entre ellas la argentina a cargo de Jorge Rafael Videla, en el marco del conflicto ideológico entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En tanto, algunos lo consideran como el ideólogo de la Operación Cóndor, entre ellos el periodista e investigador Cristopher Hitchens.

Henry Kissinger
Kissinger y el presidente ruso Vladimir Putin en una visita al Kremlin en 2017.
Henry Kissinger
Kissinger y el expresidente estadounidense Donald Trump.

Por este motivo fue acusado de violaciones a los derechos humanos y varias oenegés internacionales presionaron a la organización noruega para que le retiraran el premio Nobel de la Paz. Asimismo, existieron numerosas iniciativas para conseguir su procesamiento ante instancias judiciales internacionales, entre ellas la de Baltazar Garzón, el juez español que logró llevar al banquillo de los acusados al dictador chileno Augusto Pinochet pero fracasó en su intento al plantear el caso ante el gobierno estadounidense.

Henry Kissinger
Kissinger se mantuvo vigente como asesor político de las altas esferas del poder norteamericano. En este caso participó de una reunión con el expresidente Barack Obama.
Henry Kissinger
Junto a la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff.
Henry Kissinger
Kissinger y la excanciller de Alemania Angela Merkel.

A pesar de su avanzada edad, Kissinger mantuvo la lucidez que le dio su experiencia y su influencia en la política internacional hasta el final de sus días. Así lo demostró al referirse a asuntos internacionales coyunturales como la guerra en Ucrania, el mayor conflicto militar que enfrentó Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En ese entonces, Kissinger bajó el tono contra Rusia al afirmar que "ha hecho contribuciones decisivas al equilibrio global y al equilibrio de poder durante más de medio milenio", por lo que la comunidad internacional "no debería degradar" su papel histórico. Sin embargo, instó a Ucrania a "no ceder ningún territorio" pero advirtió contra la posibilidad de que EE.UU, entrara en una guerra con China y Rusia.

Henry Kissinger
Su pensamiento político quedó plasmado en el libro La Diplomacia, una de sus obras mas importantes.

Más allá de las controversias, el legendario Henry Kissinger pasará a la historia como uno de los arquitectos del orden que rigió las relaciones internacionales en la segunda mitad del siglo XX, con consecuencias prácticas en el XXI. Su rico pensamiento político quedó plasmado en los libros que escribió en pos de una estabilidad del "orden global" desde la perspectiva estadounidense que siempre defendió.

Henry Kissinger

CD / ED