INTERNACIONAL
Galardón

Conceden el Premio Nobel de la Paz 2023 a Narges Mohammadi, una activista iraní que está presa

El comité destacó su "lucha contra la opresión de las mujeres de Irán".

Narges Mohammadi
Narges Mohammadi, premio Nobel de la Paz | #FreeNarges Mohammadi

La activista de derechos humanos Narges Mohammadi, que está presa en una cárcel de Teherán, fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz de 2023.

Mohammadi recibe el premio por su lucha “contra la opresión de las mujeres en Irán y sus esfuerzos por promover los derechos humanos y la libertad para todos". Así lo anunció este viernes Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Nobel noruego, con sede en Oslo.

“Este premio es ante todo un reconocimiento al importante trabajo de todo un movimiento en Irán con su líder indiscutible, Nargis Mohammadi”, expresó Berit Reiss-Andersen.

Conceden el Premio Nobel de la Paz 2023 a Narges Mohammadi, una activista iraní que está presa

“En 2011 fue arrestada por primera vez y sentenciada a varios años de prisión por sus esfuerzos para ayudar a los activistas encarcelados y sus familias”, sostuvo el comité. Tras su liberación bajo fianza, Mohammadi, se sumergió en una campaña contra el uso de la pena de muerte.

Mohamadi, una mujer de 51 años, enfrentó 13 arrestos y fue condenada en cinco ocasiones. Acumuló un total de 31 años de prisión y 154 latigazos por parte de las autoridades del régimen iraní. Estas condenas se basaron en acusaciones de "delitos relacionados con la seguridad nacional", que organismos internacionales de derechos humanos denunciaron como una represalia debido a su activismo.

Ella es la decimonovena mujer en recibir el Premio Nobel de la Paz y la segunda mujer iraní en lograr este honor, siguiendo los pasos de la activista de derechos humanos Shirin Ebadi, quien lo obtuvo en 2003.

El comité noruego declaró que el premio “también reconoce a los cientos de miles de personas que se han manifestado contra las políticas de discriminación y opresión del régimen teocrático contra las mujeres”.

Quién fue Carlos Saavedra Lamas, primer argentino premiado con un Nobel de la Paz

La activista, actualmente cumpliendo una pena de 16 años en la prisión de Evin, fue también galardonada este año con el Premio Guillermo Cano a la Libertad de Prensa otorgado por la UNESCO. Además, en 2022 recibió el Premio al Valor de Reporteros sin Fronteras (RSF).

Mohammadi, con una larga trayectoria en diversas publicaciones, ocupa el cargo de vicedirectora en el Centro de Defensores de los Derechos Humanos en Teherán, una organización no gubernamental dedicada a la promoción de los derechos humanos.

A pesar de estar privada de su libertad, Mohammadi continuó informando sobre la precaria situación de los presos en Irán. Desde la cárcel, redactó numerosos artículos al respecto, a pesar de enfrentar maltratos y torturas, agravados por sus problemas cardíacos, según resaltó RSF al anunciar su reconocimiento.

El Nobel de la Paz de Mohammadi, “resalta el coraje y determinación de las mujeres de Irán, y cómo inspiran al mundo”, destacó hoy la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos Liz Throssell.

“Hemos visto esta valentía y decisión ante la represión, la intimidación, la violencia y las detenciones”, subrayó la portavoz de la oficina que dirige el alto comisionado Volker Türk pocos minutos después de que se diera a conocer el galardón en Oslo.

¿El Premio Nobel de la Paz podría quedar vacante tras un año sombrío?

Mohammadi es un símbolo de unas mujeres, las iraníes, que “han sido acosadas por su forma de vestir, y que sufren unas medidas legales y económicas cada vez más limitantes”, añadió Throssell en la rueda de prensa que las agencias de Naciones Unidas en Ginebra celebran cada viernes.

Por su parte, la portavoz de la sede europea de Naciones Unidas en Ginebra, Alessandra Vellucci, agregó en la misma rueda de prensa que la organización “siempre estará apoyando los derechos de las mujeres del mundo, incluidas las de Irán, en aquellos lugares donde se intenten limitar sus derechos humanos”.

El premio es un “mensaje muy importante” a favor de los derechos de las mujeres y de los derechos humanos, destacó la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola.

“Quisiera saludar sinceramente la entrega del Premio Nobel de la Paz a Najaz Mohammedi, activista por los derechos de las mujeres y defensora de los derechos humanos. Creo que es un mensaje muy importante y que definitivamente acogemos con agrado”, subrayó.

El Premio Nobel de la Paz es el quinto galardón anunciado hasta la fecha, después de los premios de Medicina, Física, Química y Literatura. Este premio sucede al otorgado en 2022 a Ales Bialiatski de Bielorrusia y a las organizaciones rusas Memorial y ucraniana Center for Civil Liberties.

 

BR/LT