domingo 25 de julio de 2021
INTERNACIONAL propone una defensa integral
04-07-2021 00:55

Putin aprueba una nueva estrategia de seguridad contra “fuerzas destructivas”

Sostiene que desde el exterior se busca explotar los desafíos que enfrenta Rusia. Apunta a no depender del dólar y a evitar que extranjeros controlen las tecnologías de información.

04-07-2021 00:55

El presidente ruso, Vladimir Putin, aprobó ayer la nueva estrategia de la seguridad nacional de Rusia, que definirá los intereses nacionales y las prioridades estratégicas del país a corto plazo, y que denuncia que “fuerzas destructivas”, internas y externas, intentan utilizar los actuales desafíos para desestabilizar al país.

“Fuerzas destructivas en el exterior y dentro del país intentan utilizar dificultades socio-económicas objetivas en la Federación Rusa para estimular procesos sociales negativos y agravar conflictos interétnicos e interconfesionales”, afirma el texto, de 43 páginas, publicado en el portal digital de información gubernamental.

La actualización de este documento está centrada en la seguridad económica de Rusia en tiempos de pandemia mediante “la creación y producción de vacunas nacionales contra las enfermedades de contagio de la actualidad”.

La nueva Estrategia, que sustituye la aprobada el 31 de diciembre de 2015, señala que el rápido desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación se acompaña de la posibilidad del surgimiento de amenazas para la seguridad de los ciudadanos, la sociedad y el Estado.

“El uso en la Federación de Rusia de tecnologías de la información y equipos de telecomunicación extranjeros eleva la vulnerabilidad de los recursos informáticos rusos, incluidas instalaciones de infraestructuras críticas”, advierte.

Para hacer frente a este desafío, la Estrategia plantea la tarea de aumentar la seguridad y estabilidad del sistema de suministro de energía, electricidad, del sector ruso de internet y de otras infraestructuras, así como impedir el control extranjero sobre su funcionamiento.

Asimismo, la estrategia expresa el deseo de Rusia de “aumentar la confianza y la seguridad del país en la esfera internacional”, ya que “el crecimiento de la inestabilidad geopolítica y el conflicto, la intensificación de las contradicciones interestatales van acompañadas de un aumento de la amenaza del uso de la fuerza militar”, según el texto, divulgado por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

En el ámbito económico, el texto considera la reducción del uso del dólar en el comercio exterior de Rusia como uno de los medios para garantizar la seguridad económica del país, y otorga “la máxima prioridad” a la preservación de la población rusa, en medio de la continua crisis demográfica que enfrenta.

El documento, por último, “subraya la legitimidad de la adopción de medidas simétricas y asimétricas para prevenir acciones hostiles que amenazan la soberanía y la integridad territorial del país” frente a “campañas informativas y de subversión psicológica”.

La Estrategia incluye un apartado sobre la “defensa de los valores ético-espirituales tradicionales ruso, la cultura y la memoria histórica”, y acusa a Estados Unidos y sus aliados de atentar contra ellos. “El sabotaje informativo-psicológico y la ‘occidentalización’ de la cultura aumentan el peligro de que la Federación de Rusia pierda su soberanía cultural”, concluye el documento.

En esta Nota