domingo 14 de agosto de 2022

Schloss Elmau, el castillo bávaro que fue refugio de nazis y hoy es la sede del G7

Construido al comienzo de la Primera Guerra Mundial por el filósofo y teólogo Johannes Müller como un retiro comunitario para sus seguidores, sirvió como campo de vacaciones de la Wehrmacht, hospital de campaña, santuario para los sobrevivientes del Holocausto y ahora reúne a los líderes del mundo.

26-06-2022 15:37

Los líderes de las potencias del G7, entre ellos el presidente estadounidense, Joe Biden, se reúnen desde este 26 de junio en Alemania, en la cita anual del club de los siete países industrializados: Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y Estados Unidos.

Durante la cumbre, las mayores economías mundiales buscarán revalidar su unidad frente a Rusia, cuando la guerra de Ucrania entra en su quinto mes sin dar señales de acabar a corto plazo, en el Castillo de Elmau (Schloss Elmau), ubicado en los Alpes bávaros.

schloss elmau

schloss elmau

schloss elmau

Bayerischer Hof, el lujoso hotel donde se aloja Alberto Fernández en Múnich, era el favorito de Michael Jackson

Construido al comienzo de la Primera Guerra Mundial por el filósofo y teólogo Johannes Müller como un retiro comunitario para sus seguidores, sirvió como campo de vacaciones militar nazi, hospital de campaña, santuario para los sobrevivientes del Holocausto y ahora sede del G7.

Reconvertido en un hotel, Elmau es un paraje hermoso y remoto en el sur de Alemania. "Hay pocos lugares en Alemania que se puedan proteger tan bien como Schloss Elmau, que está muy aislado pero no demasiado lejos de Múnich", dijo el propietario y director del hotel, Dietmar Müller-Elmau.

schloss elmau

schloss elmau

Cumbre en guerra: Alberto Fernández arribó a Alemania para encender la alarma contra el hambre

Nueve piscinas, habitaciones de un lujo increíble, pero sin aire acondicionado

Reformado entre 2005 y 2007 tras sufrir graves daños en un incendio, desde entonces las guías turísticas más prestigiosas lo destacan como uno de los mejores alojamientos del mundo.

Su edificio principal del hotel, el Hideaway, tiene 115 habitaciones y suites y se llama así porque hay muchas áreas apartadas en los espacios comunes donde uno puede encontrar privacidad.

A unos 100 metros de distancia se encuentra el anexo, el Retreat, con enormes suites idénticas para que ningún jefe de Estado se sienta en desventaja. Fue construido especialmente para recibir a los líderes mundiales.

schloss elmau

schloss elmau

Crecen los temores de recesión mundial mientras se lucha contra la inflación

"Comen y nadan juntos. Básicamente viven en un pequeño hotel con 47 habitaciones. Todos tienen cinco habitaciones, y algunas más para su uso. El resto del personal vive en el castillo y es perfecto que tengan una casa". para los líderes mundiales y una casa para el personal", dijo Müller-Elmau.

Schloss Elmau tiene varias áreas de spa, dos bibliotecas, una tienda de libros, media docena de piscinas interiores y exteriores y un gran hammam oriental donde los huéspedes pueden relajarse. Entre los nueve restaurantes hay uno, el Luce d'Oro, que ganó dos estrellas Michelin y tiene menús por US$260.

schloss elmau

schloss elmau

Para evitar la contaminación, el hotel de 5 estrellas no tiene aire acondicionado en ninguna de sus habitaciones y no utiliza envases de plástico, ni para el shampoo ni para las golosinas. "Los productos cosméticos se toman de botellas dispensadoras de bomba de 5 litros, que usamos para llenar botellas de porcelana de 300 mililitros", dijo Christian Scheler, del equipo de administración del hotel.

El administrador explicó que cerca del 20% de la electricidad es suministrada por la central hidroeléctrica del arroyo que fluye sobre la propiedad mientras el resto es energía verde proporcionada por una empresa de servicios públicos.

schloss elmau

schloss elmau

Estas son las mejores ciudades del mundo para vivir en 2022

El sueño alpino de un teólogo nazi

Ubicado a solo una hora y media de Múnich, el castillo fue construido entre 1914 y 1916, cuando Baviera todavía era un reino en manos de la excéntrica dinastía Wittlesbach, aunque formaba parte del Imperio Alemán, y en plena Primera Guerra Mundial.

Fue moldeado por Johannes Müller, un filósofo, escritor y teólogo que criticaba el individualismo, el materialismo, el capitalismo y el cristianismo, pero que mantuvo una relación ambivalente con el régimen nazi y consideraba a Hitler como un "líder enviado por Dios".

schloss elmau
Johannes Müller

schloss elmau

Por el contrario, Müller se manifestó en contra del antisemitismo y pensaba que las políticas de Hitler contra los judíos eran “una desgracia para Alemania”. Su abuelo, recordó Müller-Elmau, estaba “maravillado” con los judíos y pensaba que eran “los mejores alemanes”.

“Mi abuelo quería crear un lugar de vida comunal donde pudieras escapar de ti mismo, de lo que él llamaba interés propio, egocentrismo”, dijo Müller-Elmau. “La idea era permitir la 'libertad de uno mismo', lo cual es contrario a lo que quiero permitir: la libertad para uno mismo”.

schloss elmau

schloss elmau

Perseguido por la Gestapo, la policía secreta de la Alemania nazi, y censurado por el III Reich, en 1942 Müller intentó evitar la confiscación del schloss alquilándolo a la Wehrmacht, el ejército nazi, como lugar de vacaciones para los soldados que regresaban de la batalla.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Müller fue puesto en arresto domiciliario en el castillo y condenado por los Aliados en procedimientos de desnazificación por su "glorificación de Hitler en el habla y la escritura", y el ejército estadounidense confiscó el castillo.

schloss elmau

schloss elmau

schloss elmau

“Mi abuelo optó por no defenderse”, dijo Müller-Elmau. “Confesó su error político, pero no el error teológico en el que se basaba”.

Entre 1947 y 1951, el castillo sirvió como sanatorio para sobrevivientes del Holocausto y personas desplazadas y en 1961 los hijos de Müller se convirtieron en propietarios, después de apelar con éxito contra la condena de Müller por parte del tribunal de desnazificación.

Müller-Elmau se convirtió en propietario en 1997 y se dispuso a convertir Schloss Elmau de un antiguo refugio nazi a un “refugio cultural” de nivel internacional. En él, cada año se llevan a cabo unos 220 conciertos que reúnen a los máximos exponente de la música clásica de todo el mundo.

(Fotos: TripAdvisor / Booking / Kayak / Michelin Guide / Pixabay / AFP)