sábado 27 de noviembre de 2021
INTERNACIONAL Pandemia de Covid-19
24-10-2021 14:49
24-10-2021 14:49

Sudáfrica y Namibia rechazan el uso de Sputnik V por "riesgo de contraer VIH"

La vacuna rusa "puede aumentar el riesgo de que los hombres vacunados contraigan el VIH", dijo Sudáfrica, el país africano más afectado por el Covid-19. Namibia, donde el sida está muy presente, siguió sus pasos.

24-10-2021 14:49

Cinco días después de que lo hiciera Sudáfrica, Namibia suspendió el uso de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), porque puede aumentar el riesgo en los hombres de contraer el virus VIH, según anunciaron las autoridades sanitarias.

El pasado 18 de octubre, el gobierno sudafricano rechazó la vacuna anticovid rusa por miedo de que pueda aumentar el riesgo de infección por VIH entre los hombres: "El uso de la vacuna Sputnik V en Sudáfrica, donde la prevalencia e incidencia del VIH son altas, puede aumentar el riesgo de que los hombres vacunados contraigan el VIH", declaró la agencia del medicamento local (Sahpra).

Sudáfrica administra la vacuna de los laboratorios Sinovac, Johnson & Johnson, así como la de ARN mensajero de Pfizer/BioNTech, pero se mantuvo firme en su decisión de no administrar la Sputnik V, que hasta ahora no recibió oficialmente luz verde de la OMS. Según la Sahpra, algunos estudios sugirieron que la administración de vacunas con el vector adenovirus Tipo 5, como Sputnik V, "se asoció con una mayor susceptibilidad al VIH en los hombres".

Acusan a Rusia de enviar espías a robar la fórmula de AstraZeneca para crear Sputnik V

Sudáfrica es el país del continente más afectado por la pandemia, con más de 2,9 millones de casos y 88.600 muertes, y también posee el mayor número de portadores del VIH del mundo. Hasta ahora, el país tuvo muchos problemas para encontrar suficientes dosis para su población de 59 millones habitantes, de los que poco más de una cuarta parte fueron inmunizados hasta la fecha.

El ministerio de Salud de Namibia, que disponía de unas 30.000 dosis de Sputnik V tras haber recibido una donación por parte de Serbia, anunció el sábado que no las aplicará.

El gobierno indicó en un comunicado que seguirá el ejemplo de Sudáfrica, con una suspensión inmediata de las inyecciones: "El motivo de la interrupción de la administración de la vacuna es por precaución de que los hombres que recibieron Sputnik V pueden tener un mayor riesgo de contraer el VIH cuando se exponen a él", dijo el ministerio.

Rusia dice que "faltan pequeños detalles administrativos" para que la OMS apruebe la Sputnik V

El centro ruso Gamaleya, que desarrolló la vacuna, hizo saber que dará las prueba de que las preocupaciones de Sudáfrica son "complemente infundadas". Los resultados concernientes a las poblaciones en riesgo de VIH "se basan en estudios a pequeña escala", sostuvieron.

Sputnik V es una de las vacunas más seguras y eficientes contra Covid-19 en uso a nivel mundial, según dijo el Instituto a la agencia Reuters. Y explicaron que más de 250 ensayos clínicos y 75 publicaciones internacionales confirmaron la seguridad de las vacunas y medicamentos basados ​​en vectores de adenovirus humanos.

“Si bien los adenovirus, incluido el ad-5, son una de las causas más frecuentes de gripe común leve..., no hay evidencia de un mayor riesgo de infección por VIH entre la población humana después del resfriado común”, aclaró Gamaleya.

Vacunación lenta y desconfianza a la Sputnik en el peor momento de la pandemia en Rusia

“Estas especulaciones inexactas que desde entonces han sido refutadas se relacionan con ensayos clínicos fallidos de otra vacuna contra el VIH por otro fabricante que simplemente no parecían lo suficientemente efectivos”, agregaron.

El Instituto dijo, además, que un metanálisis de seis estudios clínicos y su seguimiento a largo plazo en 7.092 participantes mostró que no hubo un aumento estadísticamente significativo de la infección por VIH-1 entre los receptores de la vacuna con vector de adenovirus tipo 5.

En Rusia, apenas un tercio de los ciudadanos fue inmunizado desde la aparición de la vacuna nacional en diciembre de 2020. Un fracaso que puede explicarse sobre todo por la habitual desconfianza de la población hacia el gobierno de Vladimir Putin.

ds