lunes 26 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL Afganistán

Talibanes dispersaron con tiros al aire una manifestación de mujeres que luchaban por sus derechos en Kabul

La movilización reclamaba mejoras en el acceso a la educación y al trabajo, vedados en casi todos lados a las mujeres en ese país. Se hacía en la víspera del primer aniversario desde que los islamistas reconquistaron el poder, pero la respuesta mostró la ferocidad talibana.

13-08-2022 10:09

Un grupo de mujeres se concentraron en Kabul, la capital de Afganistán, para pedir acceso a la educación y al trabajo, pero mientras voceaban sus demandas un grupo de soldados las dispersó disparando ráfagas de tiros al aire. 

Las manifestaban eligieron la víspera del primer aniversario desde que los islamitas recuperaron el poder en ese país y llevaban carteles que decían: "El 15 de agosto es un día negro". Anteriormente el país vivió dos décadas de ocupación extranjera liderada por Estados Unidos.

"Justicia, justicia. Estamos hartas de la ignorancia", reclamaban mientras se escuchaban los disparos. Los talibanes con sus trajes militares bloquearon el paso de las manifestantes y dispararon al aire durante varios segundos.

Quienes participaban de la movilización corrieron a refugiarse en tiendas cercanas y algunas fueron alcanzadas por personal de esas fuerzas armadas y las golpearon con las culatas de los fusiles.

El regreso de los talibanes al poder

Los talibanes habían gobernado el país desde 1996 hasta el 2001 y hace un año reconquistaron el país y resolvieron reimponer su interpretación de la ley islámica. Esto implicó que las mujeres perdieran sus derechos fundamentales como trabajar y estudiar.

Afganistán: el ministerio de la Mujer fue reemplazado por el del Vicio y la Virtud
 

La última restricción para las mujeres fue impuesta en mayo cuando el gobierno de facto publicó un decreto, aprobado por el líder supremo de los talibanes y de Afganistán, Hibatullah Akhundzada, que volvió obligatorio que las mujeres cubran completamente su cuerpo y su rostro en público. Además, la reglamentación recomienda que “a menos de que tengan una razón imperiosa para salir, es mejor que permanezcan en casa".