lunes 03 de octubre de 2022
INTERNACIONAL MUERTE DE LA REINA ISABEL II

"Tall Paul", el fiel amigo y mayordomo que guarda todos los secretos de Isabel II

Entre decenas de militares que lo rodeaban, lideró la procesión fúnebre la figura inconfundible del sirviente más leal, devoto y antiguo de la reina de Inglaterra.

20-09-2022 20:30

En medio de las impresionantes procesiones militares que acompañaron los restos de la reina británica, Isabel II, hasta su tumba, llamó la atención la presencia de un cortesano discreto que fue uno de los hombres de mayor confianza de la monarca.

Tan alto y erguido como los guardias ceremoniales y decenas de militares que lo rodeaban, liderando la procesión fúnebre, se divisaba la figura inconfundible del sirviente más leal, devoto y antiguo de la reina Isabel II.

tall paul

Biden en la fila 14 y el show de Trudeau: los escándalos del funeral de Isabel II

Se trata del mayordomo Paul Whybrew –también llamado “Tall Paul” (el Alto Paul) por su impresionante altura, 1,95m– quien caminó a pie, delante del féretro real, guiando a las tropas, en las cuatro procesiones que tuvieron lugar en los últimos días en Londres y Windsor.Whybrew, que servía a la monarca desde hacía años y estuvo con ella hasta su último día es definido por la prensa británica como “la una viva imagen de una determinación férrea”.

tall paul

De 64 años y oriundo de Essex, “Tall Paul” fue, durante los últimos 44 años, el encargado de asistir a la monarca en las tareas más comunes, desde atender teléfonos hasta abrir cartas, despertarla con el desayuno o viajar en su carruaje en las ceremonias estatales.

Reino Unido se paralizó para despedir a la reina Isabel II en el "funeral del siglo"

Cuando en 2006 la reina le pidió que viviera con ella, el modesto mayordomo renunció a utilizar el apartamento que se le ofrecía en el Palacio de Kensington por una casita cerca del castillo de Windsor. Seis años después, Paul apareció escoltando a la estrella de James Bond, el actor Daniel Craig, en el video que protagonizó con la reina para la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. 

tall paul

Pero también desempeñó un papel clave en uno de los incidentes más graves cuando, en 1982, el intruso Michael Fagan ingresó sin ser visto en el Palacio de Buckingham y llegó, sin ser detectado por la guardia, hasta el dormitorio de la reina.

Los reinos de Isabel II comenzaron a pensar en convertirse en repúblicas

Cuando sonó la alarma, Whybrew se presentó en la habitación real y, fríamente, condujo al intruso hasta una despensa, donde le sirvió un vaso de whisky y luego lo retuvo hasta que llegó la policía.Tall Paul sentía verdadera devoción por la reina. "Él sabía que podría haber accedido a cualquier trabajo en el sector privado y ganar mucho más de lo que gana, pero nunca se le pasó por la cabeza", dijo un amigo.Su entrega a la reina fue total, al punto de haber permanecido soltero para poder cumplir con su deber.

tall paul

Pero a cambio, ocupó uno de los lugares más envidiados de la monarquía británica: ser el guardián de los secretos de la reina."Él sentía que su lugar estaba al lado de la reina mientras ella lo quisiera y el hecho es que ella siempre lo quiso”, recordó su amigo. “Ella confiaba en él incondicionalmente y él lo sabía todo, pero nunca lo dirá”.

ds