lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LA VISIÓN ARGENTINA DESDE GRAN BRETAÑA

Javier Figueroa: "La Reina generó amor y lealtad en todos los británicos"

El embajador argentino en Reino Unido contó detalles del funeral de la Reina II y marcó un paralelismo con los argentinos. "A diferencia de los británicos nosotros no somos pragmáticos, seguimos discutiendo si Rosas fue bueno o malo", subrayó.

19-09-2022 13:27

El representante argentino en Reino Unido, Javier Figueroa, indicó que la Reina Isabel "era una especie de tía para los británicos". A su vez se refirió a la polarización política "La fragmentación no es patrimonio de la Argentina, pasa en todos lados", manifestó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9). Además sugirió que "los argentinos tenemos que buscar símbolos o sentimientos que nos unan".

Usted participó del velatorio de la Reina en el Westminster Hall, ¿qué reflexión personal puede hacernos?

Para mí es un honor poder representar a la República en este momento. Es inolvidable, desde el punto de vista personal, poder presenciar este momento histórico, sin dudas, y no sólo por lo que significa el fallecimiento de la monarca, sino por la dimensión que ha tomado el evento a nivel global e inclusive en la ciudad. Es el operativo más grande que se hizo en la historia del Reino Unido. La ciudad está prácticamente cortada y hay mucho movimiento de la gente en la calle. 

El historiador Eric Hobsbawm definió al siglo 20 como "el siglo corto", que empezó con la Primera Guerra Mundial y concluyó con la caída del Muro de Berlín. ¿Se podría decir que, en el caso de Inglaterra, termina el reinado largo y, junto a el mismo, el Siglo 20? ¿Hay un punto bisagra en la salida de esta monarca, que no solamente es una cuestión de la realeza sino de la geopolítica? 

Es indudable que cuando la Reina asumió, por ejemplo Stalin estaba en el poder y Winston Churchill también. En ese momento India era colonia británica, no se había creado el Commonwealth, en fin, todo era muy distinto. Era otro mundo, otro Reino Unido. Ella fue testigo de un periodo histórico extraordinario.

El Reino Unido pasó por diversas circunstancias en todas estas décadas: pasó de ser un imperio a una potencia, aunque con una relevancia menor a la que tenía hacer 70 años atrás. Y es claro que en el mundo estamos siendo testigos de cambios acelerados, la historia pasa ante nuestros ojos de una manera vertiginosa. 

La representatividad de los británicos

Cuando fallece la Reina, nosotros hablamos mucho de la representación determinada que tienen algunas personas y la necesidad de los ritos. ¿Cómo representa el Estado, el poder en Inglaterra?¿Y en otros países republicanos de nivel de desarrollo tan distinto como podrían ser Cuba, Sudáfrica e incluso Argentina?

La monarquía es una institución que liga el pasado profundo con el presente, está más allá del gobierno y por eso permanece. Hoy todo gira sobre la propia individualidad, no hay nada colectivo que convoque o que la gente se referencie. Hay que distinguir entre el peso de la monarquía y la figura de la Reina, de la persona.

El común de los británicos veía en la Reina una presencia constante, ya sea en los medios, en los billetes. Era una especie de tía para ellos. La gente se sentía parte de algo que es más grande y está más allá de la política, es un colectivo. Y en algún punto, es envidiable, uno siente que existe una sensación de unidad. 

Más allá de que obviamente hay sectores republicanos que están en contra de la monarquía como tal. Tengo amigos en la política que lo están, pero todos me decían que más allá de sus creencias, compartían el sentimiento con toda la Nación. Eso es un símbolo poderosísimo. 

Carlos III podría dividir al Reino Unido

En algún punto se puede decir que es lo mismo que Fidel Castro y que Mandela, porque eran figuras tremendamente importantes y fundacionales en determinados momentos históricos. En cuanto a la Reina, ha sido una buena reina en el sentido de generar el amor y la lealtad de los británicos. Eso es lo más destacable y respetable.

Dijo que esto es "envidiable", ¿qué le faltaría a la Argentina, que experiencia le deja este proceso de demostración de unión nacional en Inglaterra?

Nosotros vivimos una polarización y una violencia verbal y en las redes, aunque no es patrimonio de la Argentina, pasa en todos lados. Tenemos que buscar símbolos o sentimientos que nos unan a todos los argentinos. Eso pasa solamente en los mundiales. No pierdo la esperanza, la Argentina es un gran país, de hecho yo estoy en esto porque me gusta representar a mi país y me siento orgulloso, más allá de todos los problemas que tengamos. 

Gestionar el disenso o sucumbir al discurso de odio

Argentina es un país que se merece lo mejor porque tenemos muchos valores y posibilidades. Pero es cierto que hay una tendencia a la fragmentación. 

De hecho, en Gran Bretaña también existe esta fragmentación: la prensa de Murdoch destruyó al líder del partido laborista...

Sí, acá nos pasó con el Brexit que dividió no sólo a la política británica sino a la sociedad, de una manera muy profunda. Los británicos son muy pragmáticos, de una manera se ha saldado el debate, quizá por una generación no lo volverán a reabrir. Ahora están tratado de ver de qué manera se puede acomodar todo con esta nueva realidad que es realmente es un cambio copernicano, tanto en política exterior como en distintos campos. En nuestro país eso es raro, nosotros seguimos discutiendo si Rosas fue bueno o malo. 

AO PAR