jueves 17 de junio de 2021
INTERNACIONAL tras negarlo tres dias
12-01-2020 02:10

Teherán admite que derribó el avión por un "error humano"

El vuelo de Ukraine International Airlines fue confundido con un misil crucero estadounidense. “Los culpables serán juzgados”, anunció Rohani.

12-01-2020 02:10

En un giro espectacular, Irán reconoció ayer que el avión de Ukraine International Airlines que se estrelló el miércoles con 176 personas a bordo fue abatido por un misil iraní disparado por “error”. El presidente Hasan Rohani dijo que una investigación interna de las Fuerzas Armadas concluyó que “lamentablemente, misiles disparados por un error humano” derribaron el Boeing 737, al tiempo que anunció que los culpables serán juzgados.

El líder supremo de la Revolución, el ayatolá Alí Jamenei, transmitió sus condolencias a las familias de las víctimas y ordenó a los militares remediar cualquier “negligencia” para que la tragedia no se repita. Ese gesto, sin embargo, no fue suficiente para evitar que estallaran ayer las protestas en Teherán, exigiendo su renuncia (ver subnota).

Según la agencia de prensa oficial Fars, Jamenei dio la orden de revelar la verdad el viernes, luego de recibir un informe de las Fuerzas Armadas. La admisión de la responsabilidad se produjo después de que las autoridades iraníes negaran tajantemente durante varios días las versiones difundidas por gobiernos occidentales, que señalaban que el avión había sido alcanzado por un misil.

El vuelo de Ukraine International Airlines se estrelló en un campo agrícola en el oeste de Teherán poco después de despegar del aeropuerto internacional con destino a Kiev, poco después de que Irán disparara una andanada de misiles contra bases iraquíes que albergaban soldados estadounidenses, en respuesta al asesinato del general iraní Qasem Soleimani.

Error. El comandante de la sección aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, general de brigada Amirali Hajizadeh, asumió la “total responsabilidad” por la tragedia, según una declaración a la televisión iraní. “Hubiera preferido morir antes que ser testigo de un accidente semejante”, aseguró. “Era un misil de corto alcance que explotó al lado del avión”, agregó.

Según el militar, un soldado, que será imputado por la Justicia, confundió el avión con un “misil de crucero” y tuvo “diez segundos” para decidir, ya que no pudo obtener la confirmación de una orden de tiro debido a una “interferencia” en las comunicaciones.

Rohani aseguró que las Fuerzas Armadas estaban en alerta máxima por posibles retaliaciones estadounidenses, tras el disparo de misiles a las bases en Irak. “Irán está muy triste por este error catastrófico y, en nombre de la República Islámica manifiesto mis condolencias a las familias de las víctimas de esta terrible catástrofe”, dijo. Además, informó que había ordenado a “todas las instituciones relevantes que tomaran medidas para garantizar compensaciones” a las familias de las víctimas. “Los culpables de este imperdonable error serán juzgados”, aseveró.

Reacción internacional. Estados Unidos condenó ayer la “negligencia” y el “horrible error” de Irán. “La negligencia de Irán ha tenido de nuevo consecuencias devastadoras. Es más importante que nunca que Irán abandone sus ambiciones negligentes y empiece a comportarse como un país normal”, aseguró un funcionario del gobierno de Donald Trump a la prensa. El presidente, en tanto, guardó silencio sobre el anuncio de Teherán.

Por su parte, los gobiernos de Ucrania y Canadá exigieron responsabilidades después de que Teherán asumiera la autoría de la tragedia. “Esperamos que Irán siente a los culpables ante la Justicia”, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Boris Johnson, calificaron como un “paso importante” la confesión iraní. “Está bien que los responsables sean ahora conocidos y creo que todo debe hacerse, junto con las naciones cuyos ciudadanos murieron, para hallar soluciones, aclarar de manera exhaustiva y discutir consecuencias”, dijo Merkel desde Moscú, donde se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, pidió “transparencia y justicia para las familias y los allegados de las víctimas”. “Esto es una tragedia nacional”, aseguró. Teherán espera la llegada de un equipo enviado por el premier para “ocuparse de los asuntos de las víctimas” de ese país.

En esta Nota