miércoles 22 de enero de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / ola de violencia
sábado 17 febrero, 2018

Temer designa a un general para combatir al narco en Río

El primer mandatario de Brasil decretó la intervención federal de la seguridad carioca. Calificó de ‘metástasis’ al crimen organizado.

por Leandro Dario

Vigilancia. Un militar observa la ciudad desde las alturas de la Rocinha, una de las favelas más grandes de Río de Janeiro. Constitucionalistas alertan sobre el riesgo de violaciones de los DD.HH. Foto: AFP / AP / agencia Brasil
sábado 17 febrero, 2018

El presidente brasileño, Michel Temer, decretó ayer una inédita intervención federal en el área de seguridad en Río de Janeiro, instando a los militares, liderados por el general Walter Souza Braga Netto, a acabar con la ola de violencia que azota ese estado. “No podemos seguir aceptando pasivamente la muerte de inocentes. Es intolerable que estemos enterrando madres y padres de familia, trabajadores, policías, niños y niñas, y que veamos barrios enteros sitiados, con sus escuelas bajo la mira de fusiles”, declaró el jefe de Estado tras firmar la medida, única en la historia de Brasil.

La crisis de seguridad se agudizó en Río durante el Carnaval, empañado por graves episodios de violencia, incluso en los alrededores del popular Sambódromo. En 2017, en tanto, los enfrentamientos entre facciones del narcotráfico y las fuerzas de seguridad dejaron 6.731 muertos, entre ellos más de cien policías y diez niños, alcanzados por “balas perdidas”.

La intervención federal se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2018, fecha en la que Temer y el gobernador de Río, Luiz Fernando Pezao, dejarán el poder. La medida, contemplada por la Constitución de 1988, también tiene un trasfondo político, en momentos en que el mandatario intenta aprobar la reforma previsional, resistida por los sindicatos y el Partido de los Trabajadores (PT). “Ustedes saben que el crimen organizado casi que se apropió del estado de Río de Janeiro. Es una metástasis que se expande por el país y amenaza la tranquilidad de nuestro pueblo”, dijo Temer en la ceremonia, acompañado por ministros, autoridades regionales y por Rodrigo Maia, presidente del Senado.

El decreto deberá ser ratificado por el Parlamento antes de entrar en vigor. Se espera que eso suceda durante la semana que viene. Sin embargo, podría ser suspendido hasta que se apruebe la reforma de las jubilaciones, una de las prioridades de la gestión de Temer, líder del PMDB.

Críticas

Si bien no es la primera vez que el Palacio del Planalto envía militares a las favelas de Río de Janeiro –lo hizo al menos siete veces, entre ellas con la visita del papa Francisco en 2013 y los Juegos Olímpicos en 2016–, se trata de la primera vez que ordena una intervención federal de uno de los Estados de Brasil. Los constitucionalistas consideraron que la medida está contemplada por la Carta Magna, pero alertaron sobre el peligro de que las Fuerzas Armadas vulneren los derechos humanos de los cariocas. “Desafortunadamente, existe ese riesgo. La historia de Brasil muestra que tanto las Fuerzas Armadas como las corporaciones policiales estatales (policía civil y policía militar) usaron por mucho tiempo, y a veces aún utilizan, instrumentos que violan los derechos humanos para lograr algunos objetivos”, explicó a PERFIL Daniel Falcão, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de San Pablo.

Temer explicó que adoptó esa “medida extrema porque las circunstancias así lo exigen” y aseguró que habrá “respuestas duras y firmes para enfrentar y derrotar al crimen organizado”. La intervención federal fue aceptada por el gobernador de Río, quien esta semana admitió que las autoridades no estaban preparadas para garantizar la seguridad en el Carnaval. “Río de Janeiro tiene prisa, tiene urgencia. Nosotros solos, con la Policía Militarizada y la Policía Civil, no estamos consiguiendo detener la guerra entre las facciones del narcotráfico”, declaró Pezao.

Tareas

La intervención trasladará a las Fuerzas Armadas el comando de todas las áreas de seguridad pública y abarcará también el sector penitenciario y la custodia de las rutas. Bandas criminales como el Comando Vermelho (CV) y el Primeiro Comando da Capital (PCC) controlan las cárceles, desde donde continúan con sus actividades, entre ellas el narcotráfico.

Braga Netto, jefe del Comando Militar del Este, estará a cargo de la seguridad una vez que comience la intervención. Fue uno de los coordinadores del operativo que blindó las Olimpíadas de Río en 2016 y es especialista en Inteligencia. De ahora en más,  Braga Netto responderá solo a órdenes del presidente Temer.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4882

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.