domingo 05 de febrero de 2023

Zelenski invoca la hambruna provocada por Stalin para advertir que hoy “no nos pueden quebrar”

El presidente habló ayer en un nuevo aniversario del Holodomor, el “genocidio ucraniano”, la hambruna provocada por la colectivización forzada de Josef Stalin en los años 30, durante la Unión Soviética, que provocó millones de muertos. “Los ucranianos pasaron por cosas realmente terribles. No nos pueden quebrar”, afirmó Zelensky en un video. Jefes de Gobierno europeo asistieron a la conmemoración oficial, en señal de un apoyo renovado a Kiev, donde se restableció gran parte de la infraestructura energética, afectada por los bombardeos rusos que en Dnipro, en el centro del país, causaron ayer 13 muertos.

27-11-2022 00:55

Ucrania invocó ayer los recuerdos de la hambruna sufrida en los años 30 bajo el régimen estalinista para reforzar la determinación de la población y el apoyo material y moral de sus aliados occidentales frente a la invasión rusa.

“Los ucranianos pasaron por cosas realmente terribles. Y a pesar de todo, conservaron la capacidad de no obedecer y su amor por la libertad”, afirmó el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en un video.

“No nos pueden quebrar”, sentenció.

“En el pasado querían destruirnos con el hambre, hoy con la oscuridad y el frío”, declaró Zelenski, estableciendo un paralelo entre el Holomodor, o hambruna, de los años 30 con los actuales bombardeos que dejaron a millones de personas sin electricidad en pleno avance del invierno.

Unos 3,5 millones de personas murieron entre 1932 y 1933 por esa hambruna, consecuente a la campaña de “colectivización” forzosa de la tierra lanzada por Stalin.

Volodimir Zelenski y una dura pregunta para Argentina y Venezuela: "¿De qué lado estarían Bolívar y San Martín?"

Ucrania, que hasta su independencia en 1991 formaba parte de la Unión Soviética, considera esos hechos como un “genocidio”. Rusia, en cambio, alega que la hambruna no fue una política deliberada y que los ucranianos no fueron sus únicas víctimas.

Tras los reveses militares que obligaron a las fuerzas rusas a replegarse en el noreste y el sur de Ucrania, Moscú optó a mediados de octubre por ataques regulares y masivos contra las instalaciones energéticas del país. 

Una parte de la población de Kiev, la capital, permaneció los últimos tres días sin luz. La municipalidad informó ayer que había restablecido el 75% de la electricidad y el 90% de la calefacción.

Apoyos adicionales. Varios dirigentes extranjeros asistieron a conmemoraciones del Holodomor, entre ellos los primeros ministros de Bélgica, Polonia y Lituania, para expresar su solidaridad con Ucrania.

“Tras los violentos bombardeos de los últimos días, estamos con el pueblo ucraniano. Más que nunca”, tuiteó el primer ministro belga, Alexander De Croo.

Bélgica anunció en esta ocasión un apoyo financiero adicional de 37,4 millones de euros (38,9 millones de dólares) para Ucrania, que incluirá ayudas a la población para enfrentar el invierno.

Francia y Alemania prometieron por su parte ayudas adicionales para respaldar las exportaciones de cereales ucranianos, impactadas por la guerra.

Con temperaturas en cero grados, la mitad de los habitantes de Kiev están sin electricidad

Estados Unidos anunció también el miércoles que proporcionará 400 millones de dólares en apoyo militar adicional a Ucrania, “para ayudarla a defenderse de los implacables ataques del Kremlin”.

En el terreno, los combates prosiguen. Un bombardeo ruso dejó al menos 13 heridos en Dnipro, en el centro de Ucrania, según el gobernador regional, Valentin Reznichenko.

“La historia se repite”. El Parlamento alemán decidió el viernes reconocer la hambruna de los años 30 como un “genocidio”. En el centro conmemorativo del Holodomor, en el centro de Kiev, una docena de sacerdotes ortodoxos vestidos con túnicas negras y plateadas dirigieron el sábado una ceremonia religiosa en honor a las víctimas de la hambruna. 

“Fue una hambruna genocida creada artificialmente (...) Ahora que estamos viviendo esta guerra masiva lanzada sin ninguna provocación por Rusia contra Ucrania, estamos viendo cómo se repite la historia”, declaró Oleksandre Chmurgin, de 38 años. 

El sistema de Stalin, el estado represivo, quería destruir a Ucrania como nación. Hoy vemos que el presidente Vladimir Putin sigue los esfuerzos de Stalin”, el abogado Andréi Savchuk, de 39 años, también presente en esa ceremonia. 

Rusia y Ucrania realizaron ayer un nuevo canje de prisioneros. Moscú anunció haber recuperado nueve de sus hombres y Kiev, doce.

 

Lituana y Polonia: “Putin quiere otra hambruna artificial”

Agencias

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, se unió a las autoridades ucranianas durante la conmemoración de la catástrofe del Holodomor y responsabilizó a Moscú de una posible “hambruna artificial” como consecuencia de la invasión como ya ocurrió hace casi un siglo.

“Nos reunimos en la década de 1990 en el aniversario del Holodomor, que fue creado artificialmente por el régimen comunista ruso. Hoy, estamos a punto de ver otra hambruna artificial causada por Rusia en los países de África y el sudeste asiático”, sostuvo en referencia a la hambruna creada en los años 30 bajo el liderazgo de Iosif Stalin, y que desembocó en el llamado Holocausto ucraniano, el Holodomor

Para el primer ministro polaco, un bloqueo de los puertos ucranianos por parte de Rusia, ahora mismo abiertos merced al acuerdo indirecto alcanzado entre Kiev y Moscú para la salida de grano y fertilizantes, significaría el bloqueo de oportunidades humanitarias.

Solo puede haber un resultado en la guerra que Rusia ha desatado contra Ucrania: o Ucrania gana, o toda Europa perderá. Europa vio la amenaza de Rusia demasiado tarde, por lo que no podemos retrasar la ayuda a Ucrania”, manifestó el jefe del Gobierno polaco, que ha participado en estas conmemoraciones acompañado del primer ministro de Ucrania, Denis Shmihal, y la primera ministra lituana, Ingrida Simontye, miembros del organismo de cooperación trilateral del Triángulo de Lublin.

Para el primer ministro polaco, la guerra terminará cuando “Ucrania recupere cada casa, cada escuela, cada hospital, cada puente y carretera. Polonia y Lituania apoyarán a Ucrania mientras sea necesario”.