JUDICIALES

Condenaron a 10 años de prisión a una monja por abuso sexual contra 5 adolescentes en un hogar de San Isidro

La religiosa colombiana María Tellez Fajardo, conocida como "Sor Marina", había sido detenida en 2021

Monja colombiana condenada
Monja colombiana condenada | CEDOC Perfil

La justicia condenó a 10 años de prisión a una monja por el delito de "abuso sexual gravemente ultrajante agravado" contra cinco adolescentes. Convivió con ellas en el Hogar de las Hermanas Trinitarias de Boulogne, en el partido de San Isidro.

La sentencia a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de San Isidro, integrado por los jueces Sebastián Urquijo, Alberto Ortolani y Gonzalo Aquino, recayó sobre la religiosa colombiana María Tellez Fajardo, que había sido detenida en junio de 2021 y estaba con prisión preventiva.

 "Sor Marina" -como la llaman- fue declarada culpable como "autora penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por tratarse de una persona encargada de la guarda y contra menores de 18 años y aprovechando la situación de convivencia preexistente, su relación de autoridad y que las víctimas no hayan podido consentir libremente el accionar".

Los abusos se produjeron entre 2017 y 2021. Las cinco adolescentes tenían entre 12 a 17 años.

Absolvieron a monjas del instituto Próvolo, investigadas por abuso sexual de niños sordos

En noviembre de 2023 la querella había pedido una condena de 15 años de prisión pera la monja, de 66 años. La Fiscalía había solicitado 10.

Los jueces determinaron en la sentencia que está probado que la imputada "no protagonizó un acto aislado, fugaz, discontinuo o sorpresivo en perjuicio de sus víctimas".

Sede de las Hermanas Trinitarias en Boulogne
La sede de las Hermanas Trinitarias en Boulogne

Para el juez Aquino resultó  "evidente" que la monja "actuó desde una posición de aprovechamiento de convivencia preexistente con las menores desde que eran nada menos que niñas institucionalizadas en un Hogar de la Congregación de la cual la misma era parte, y que los abusos se consumaban en la propia casa-hogar donde la imputada" compartía la 'vida en común' con las víctimas".

La residencia de Benedicto XVI volverá a ser un convento con monjas argentinas

Una de las víctimas, que en el momento del abuso tenía 14 años, declaró en el juicio que los "cinco o seis" hechos se produjeron en la cocina donde ella trabajaba.

La adolescente le había comentado lo ocurrido a la directora del hogar, Sor Silvia Challu, y que la religiosa  "le respondió que iban a esperar una señal divina que le indiquen que era lo que tenían que hacer, una señal de Dios", contó la abogada de una de las víctimas.

Qué hará la defensa de la monja

El abogado  Alejandro López Romano, defensor de Sor Marina, adelantó que impugnará la resolución que condenó a la religiosa, para que la revise el Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires.

Considera que que hubo "inaplicabilidad de la Ley y la doctrina legal" porque  "se han calificado los hechos sobre una figura más gravosa que la que representaban las denuncias".

"De hecho, uno de los tres jueces se manifestó en este sentido al plantear en el fallo la figura del abuso sexual simple, que hubiera merecido una pena sustancialmente menor", señaló López Romano.

Sor Marina y la congregación de las Hermanas Trinitarias

Sor Marina llegó al hogar,  ubicado en Carlos Tejedor 348, Boulogne, en mayo de 2017. En abril de 2021 se presentó la primera denuncia y la religiosa fue detenida el 10 de junio de 2022.

En ese momento, las  Hermanas Trinitarias manifestaron su apoyo  a la religiosa detenida y denunciaron  el "perjuicio irreparable que con todo ello se está generando en una congregación centenaria que ayuda denodadamente a jóvenes en todo el mundo”.

“A partir de un episodio cuanto menos confuso y que requiere de una investigación profunda de la Justicia a la que la propia hermana se ha sometido voluntariamente desde hace semanas, que se hable de una manera generalizada y sin ninguna información real en contra de ella y de la institución, es una verdadera tragedia”, expresó la congregación en un comunicado, horas después de la detención.

Según describen en su página web, la labor de las  Hermanas Trinitarias en Argentina "se ha desarrollado básicamente en hogares, de menores adolescentes y de jóvenes"  con el objetivo de "ofrecer una casa, hogar y familia, a aquellas jóvenes que debían dejar la suya o no la tenían".

Esta  comunidad de religiosas fue fundada el 2 de febrero de 1885, en Madrid.

 

 

LT