martes 05 de julio de 2022
MODO FONTEVECCHIA EL PLAGIO DEL ECONOMISTA

Según la editorial, no hubo un "ghostwriter" en el libro de Javier Milei

El ex director editorial de Galerna, Gonzalo Garcés, que trabajó en el polémico libro "Pandenomics", confirmó en "Modo Fontevecchia" que ellos no contrataron a alguien para que escriba en lugar del líder libertario. "Si el político usó a un ghostwriter, fue bastante irresponsable y desprolijo", expresó.

19-05-2022 12:01

No es un buen momento para Javier Milei. El dirigente político del partido La Libertad Avanza atraviesa una serie de inconvenientes con su penúltimo libro, titulado Pandenomics: La economía que viene en tiempos de megarrecesión, inflación y crisis global, en el que, por una investigación de la revista Noticias, se detectaron varias páginas plagiadas de un mexicano, entre otros casos.

Salvador Uribarri, físico plagiado por Javier Milei: "Voy a llegar hasta las últimas consecuencias" 

Al respecto, el columnista de Cultura, Guillermo Piro, contó en Modo Fontevecchia por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9) cuál es la situación de un ghostwriter y qué sabe acerca del polémico libro del economista.

JORGE FONTEVECCHIA: Guillermo, contanos qué está pasando con el ghostwriter...

Guillermo Piro: Uno tiende a pensar instintivamente, y automáticamente, que un error semejante como el que le asignan a Milei, con estas nueve páginas plagiadas a un autor mexicano, son obras de un ghostwriter: el típico caso del ghostwriter irresponsable, porque hay algunos que no hacen eso, pero es algo que incluso tiene antecedentes.

Recordamos algo que pasó hace algunos años, creo que fue en 2005-2006, el escándalo de Jorge Bucay, que también había plagiado una cantidad de páginas increíbles y que, en ese momento, la ghostwriter de él era una escritora que ahora está por sacar sus memorias como "escritora fantasma" llamada Karina Bonifatti.

En determinado momento Bucay se había mudado a España y había prescindido de los servicios de ella, con quien tenía un trato y trabajo muy serio. Semanalmente se encontraba con ella, le comentaba una serie de temas, le explicaba aquello que tenía que ser tratado y, luego, él hacía una lectura de lo que ella había hecho. No tenía un trato irresponsable. Pero una vez que viajó, decidió asumir en ese rol al que era el hijo de su esposa. Y él cometió ese terrible error que fue plagiar una cantidad increíble de páginas de un libro.

Javier Milei: el club de la pelea Spoiler

Entonces, con Milei se supone que la mecánica fue la misma: él explicó algo, el otro tomó nota, buscó, encontró, copió, se lo llevó a él, leyó y dijo que estaba perfecto. Tendría a suponer eso. Pero no.

Me comuniqué con el editor de ese libro, que es Gonzalo Garcés, que trabajó en Galerna hasta 2020, y editó los dos libros que sacó esta editorial, Libertad, libertad, libertad y Pandenomics. Y lo que él dice es que la editorial no puso un ghostwriter, lo cual crea la ilusión de que Milei haya contratado a uno. En cuyo caso, me explicó el editor, si el político usó a un ghostwriter fue bastante irresponsable y desprolijo, porque lo que él recibió eran papeles sueltos que estaba obligado a ordenar y editar

GA PAR