viernes 07 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA CRÍTICA AL OFICIALISMO

Baby Etchecopar, antigrieta: "Hoy si tocan a Cristina, voy con un palo a Plaza de Mayo a defenderla aunque no piense igual"

El periodista y conductor de radio y televisión se solidarizó con la vicepresidenta tras el atentado y cuestionó los dichos del Gobierno sobre el discurso de odio. "Es etiquetar al que está enfrente", afirmó. Mirá la entrevista completa.

08-09-2022 12:10

El conductor y periodista, Baby Etchecopar, sorprendió a propios y ajenos al solidarizarse con Cristina Kirchner. Recordó que él pasó por una experiencia similar y relató: "Sí, me pasó que me dispararon como a ella y no salió la bala". "Es una imagen que la señora no se va a olvidar jamás", expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Cuando fue el ataque a la Vicepresidenta usted dijo “todos somos Cristina”, nos gustaría escuchar su reflexión.

Claro que sí, yo creo que hay un antes y un después. Una pistola apuntando a la cabeza de la vicepresidenta no puede ni divertir, ni agradar, ni agasajar a nadie. Una cosa es la política, otra cosa es Comodoro Py y otra cosa muy distinta es un atentado a la democracia.

El otro día, circulaba algo que yo había dicho en C5N hace algunos años. Yo dije: "Si tocan a Cristina, voy con un palo a Plaza de Mayo a defenderla aunque no piense igual". Eso lo repito y lo avalo. Lo mismo pasa con Alberto porque lo hicimos con Alfonsín en esa epopeya contra Aldo Rico y los carapintadas, lo hicimos con Menem y lo haremos cada vez que sea menester defender las instituciones, porque esta democracia nos costó mucho.

Creo que en este punto de inflexión que fue ese día, se equivocó el Presidente al salir a tirar leña al fuego. Si vos ves que la oposición se está solidarizando, no pongamos leña al fuego. Yo creo que es una utopía pensar en el odio, pensar que tenemos la culpa los políticos, los periodistas y los jueces. Fue una locura.

Tenemos que medir cada uno de los compartimientos estancos en los que se está dividiendo este momento de la Argentina: por un lado hay un juicio y será menester de la justicia dictaminar si hay culpabilidad o no. Otra cosa es un atentado, algo completamente diferente.

Yo también lo viví. Cuando atentaron en mi casa, alguien dijo: “Los tiros al hijo, se lo pegó Baby”, fue un periodista. Dije, no puede ser que seamos tan ratas, tan serviles. No pueden especular con ese terrible momento que pasó mi familia.

Atentado a Cristina Kirchner: caso cerrado 

Por eso, me tengo que solidarizar, no solo con Cristina, sino con cualquier argentino o persona del mundo que sufre la injusticia de que un loco pueda terminar con tu vida.

El hecho de haber visto una pistola enfrente a su cara, ¿hizo que se identifique con Cristina? 

Sí, me pasó que me dispararon como a ella y no salió la bala. Me identifique, por supuesto que sí. Es una imagen que la señora no se va a olvidar jamás. Cuando uno se enfría, después de cuatro o cinco días, le quedan un montón de secuelas. 

Hay personas que dicen que a Cristina la salvó el Espíritu Santo o Dios, en el caso suyo, ¿cómo se explicó que le gatillaron y no salió la bala? 

No, simplemente tiene una explicación científica. Normalmente en Argentina hay un mercado de armas en negro que hasta lo ha incentivado el mismo Renar en su momento. El alquiler de armas para salir a robar lo estuve investigando.Cuando a un ladrón le dan balas, le dan de diez marcas diferentes y es muy normal que se traben.

Usted recuerda aquella frase del protagonista del Ciudadano Kane, William Randolph Hearst, que era el hombre más poderoso de Estados Unidos, en un momento, él decía: "Tráiganme una foto y hago una guerra, sin foto no hay guerra": ¿Usted cree que el hecho de que esté filmado el atentado se convierte en un icono que  se impregna? 

Se convierte en el final de una historia de mentiras inventada también por la misma política, como por ejemplo "la grieta" o ahora "el odio".  No se puede correr detrás de una palabra. Mi gran crítica a este gobierno, más allá de los errores en la economía, que los tuvieron todos, es el problema de etiquetar al de enfrente. 

Es cómo un gran supermercado del enemigo. Se ha puesto "misoginia", "xenófobo", "facho", "gorila". Y todas esas etiquetas duelen. Hay retornos de ese dolor, todo vuelve y nada es gratuito en la vida. Es cómo que dejan a un enemigo con un bate de béisbol detrás de cada puerta. 

¿Por qué la grieta no es un invento de los kirchneristas y antikirchneristas?

Ayer analizaba que no tiene ningún sentido seguir con esta grieta, seguir con este odio porque son solo palabras. No podemos ser tan mesiánicos y tan locos de andar persiguiendo una guerra inventada, la verdad, nadie tiene ganas.

Yo me sentaría con Víctor Hugo, un tipo que admiro por su trayectoria. El Gato Silvestre es mi amigo. Si seguimos así, un día nos vamos a agarrar todos a trompadas en el Museo Renault. A veces hay que entregar el sable, por la Patria, por mi familia, por los argentinos que mientras peleamos, no comen. No podemos perder más tiempo con la grieta.  

MRG PAR