viernes 07 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA ANÁLISIS POLÍTICO

Boric y las esquirlas a la negativa de la nueva Constitución chilena

El periodista de Radio Bio Bio, Néstor Aburto, contó todas las repercusiones de este plebiscito y rechazo al texto creado por la izquierda. "Es contundente la derrota de la convención", ratificó.

05-09-2022 12:48

El periodista de Radio Bio Bio, Néstor Aburto, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseguró que "estamos hablando de un poco menos de ocho millones de un universo de 15 millones que dijeron 'no'". Por otro lado, manifestó que "no es un triunfo para la derecha porque reconoció de que, durante la campaña, ellos se marginaron" y, por último, aseveró que "esta victoria es del sentido común".

¿Hay algún punto de comparación entre este "no" y aquel "no" a la dictadura?

Los contextos son diferentes, pero es el trasfondo de un país que se une para decir que rechazar a algo que no gusta podría tener un mínimo común respecto a lo que pasó hace ya más de 30 años. El país se preparaba para decidir un texto constitucional que venía de echar abajo el que fue creado por una comisión de expertos bajo el régimen de la dictadura de Augusto Pinochet en los '80.

Desde la presidencia de Ricardo Lago, y la quita de la firma de Pinochet en este texto, se vinieron varios desafíos constitucionales y esta es la segunda más importante luego de Michel Bachelet, durante el segundo gobierno, cuando ella presentó un texto constitucional en donde se trabajó a través de otra metodología escuchando a los barrios.

Sin embargo, y nuevamente ocurre que las personas rechazan esta propuesta constitucional. Lo de ayer fue tremendo en el país. Esto podía generar algo de confusión en comparación con quienes miran desde afuera lo que pasa internamente en Chile. Estamos hablando de un poco menos de ocho millones, de un universo de 15 millones que dijeron "no" a la propuesta que la convención constitucional trabajó.

Dijeron que no al texto con todos los puntos que había sobre la mesa, entre ellos, la plurinacionalidad, el fin del Senado, que tiene 200 años, fue parte de la propuesta y esto se rechazó. Creería que para algunos tenía una mirada más de izquierda en un Constitución donde el 80% era militante de sectores de izquierda.

Es contundente la derrota de la convención constitucional y del presidente Gabriel Boric, quien se encargó de liderar la campaña de aprobación a esta Constitución.

El extremismo de la izquierda deja a Chile con un recambio fallido

Sorprendió el resultado. ¿Había mala información? ¿A qué atribuye la sorpresa respecto de la amplitud de ese resultado que era más parejo al menos por lo que se venía escuchando?

Representa lo que Chile viene demostrando en el último tiempo. Durante 16 años estuvo gobernado por Michel Bachelet y luego por Sebastián Piñera Ambos fueron los más votados desde el regreso a la democracia. Eso dice mucho de una tremenda bisagra que es el centro político chileno que puede en un minuto cruzar para votar por alguien de derecha como cuatro años después pueden cursar sin ningún problema al otro lado de la calle para votar a alguien de izquierda y no una cualquiera, una progresista. 

Es una sorpresa porque ni siquiera las encuestas habían mostrado, pero igualmente un 20% iba a ser la diferencia de este plebiscito. Si es verdad que las mismas demostraban que el rechazo tenía una ventaja por sobre el apruebo, pero no cómo realmente se terminó dando. 

Jorge Elías (JE): ¿Se viene otra asamblea constitucional y otro plebiscito?

En principio, sí. Lo que señalaron las autoridades de la oposición, particularmente la derecha, es que este triunfo arrollador sobre un texto constitucional fue con una clara dirección hacia la izquierda. No es un triunfo para la derecha porque me reconoció de que durante la campaña ellos se marginaron de la primera línea de trabajo y, de hecho, dejaron a los de izquierda que cruzaron a juntarse con la derecha para tirar abajo esto. 

Esta victoria es del sentido común y me atrevería a decir que, al leer los números y a nuestras audiencias, fue lo anteriormente mencionado.  

Si uno compara a los demás países latinoamericanos, Chile creció y se fue desarrollando. El problema está en la concentración económica. En los '90, Chile vivía una pobreza extrema y hoy tenés casi la misma cantidad de autos que habitantes, todos tienen que celulares, hay tres o cuatro por cada persona, esto es una clara muestra de crecimiento. 

Ahora viene una larga discusión con un Gobierno delimitado para ver sí el camino institucional es una nueva convención constitucional o un comité de expertos que trabajen en base al actual texto que se propuso por la misma, pero cambiando estructuras de lo que se había propuesto, por ejemplo, no tocar el Poder Judicial o mejorarlo.

Las claves del plebiscito en Chile: hacia una nueva constitución "feminista y plurinacional"

Pero no eliminando el Senado, sino las atribuciones que tiene ambas Cámaras. Sería un debate, pero no podríamos asegurar que haya una convención constitucional, pero si la derecha dijo que está disponible para conversar y llegar pronto a un acuerdo si no sí redactar nuevamente en una crisis institucional. 

J.E: De haber triunfado el apruebo, el texto constitucional debía pasar por el Congreso y podía modificarse. La oposición mencionó que tenía una especie de hoja de ruta, es decir, que en lugar de convocar a nueva asamblea quizá se pueda reformar la actual Constitución. ¿Cómo lo ve?

Se propuso una Comisión de expertos que genere alternativas constitucionales que vayan en la mejora o modificaciones que puedan ser sustantivas sobre la actual carta magna que viene de la dictadura con amplias modificaciones bajo el Gobierno de Ricardo Lago.

No podríamos asegurar que ese sea el camino porque los sectores de izquierda manifiestan que, particularmente el Partido Comunista, marcan que el mandato que se dio en el plebiscito de entrada para este proceso, que en octubre cumple dos años, dio una amplio "ok" a realizar asambleas constitucionales. 

Ahí está el punto de si se generará una nueva instancia similar a la que se vivió para poder entregarle a la ciudadanía un nuevo que va a ser plebiscitado o en defecto se arma una comisión con representación de todos los sectores que está en el parlamento para proponer un texto que vaya a ser plebiscitado

Estos son los puntos que se están debatiendo por parte del Gobierno y los sectores políticos tanto de izquierda como de derecha. 

BL PAR