MODO FONTEVECCHIA
A TENER EN CUENTA

Cinco claves para la felicidad inspiradas en un estudio de Harvard

Un trabajo que lleva 85 años sienta las bases de una serie de consejos básicos para reforzar los vínculos cotidianos.

Cinco claves para lograr la felicidad según Harvard
Cinco claves para lograr la felicidad según Harvard | Telam

En 1938 investigadores de Harvard se propusieron saber qué hace que una persona prospere; 724 participantes les permitieron estudiar sus vidas, desde los problemas en la infancia y los primeros amores hasta los últimos días. Además de reunir información sobre su salud, cada dos años les hacían un cuestionario para conocer su estado emocional.

Ochenta y cinco años después, el Estudio de Harvard sobre el Desarrollo Adulto se expandió a tres generaciones, con más de 1.300 descendientes de los primeros sujetos abordados; es la investigación más prolongada sobre la salud humana en el mundo. 

La conclusión principal resulta reveladora: más que la inteligencia, la riqueza o la clase social, lo que influye en una vida feliz son los vínculos fuertes y saludables. En esa línea, un artículo de The New York Times repasa aquel informe y las premisas del psiquiatra Bob Waldinger para proponer siete acciones -de las cuales destacamos cinco- que buscan acercar la felicidad a nuestra vida cotidiana.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

“Del bienestar a la felicidad”, cómo vivir una vida con sentido, según Gisela Rosenthal

1. Reflexionar sobre las relaciones. Las personas más conectadas viven más y son menos vulnerables al estrés, la depresión, el deterioro de la memoria y del lenguaje. Pero como los músculos, una relación descuidada también puede atrofiarse. Nuestra vida social es un sistema vital que necesita ejercitarse semana a semana, año a año.

2. Hablar con extraños. La evidencia sostiene que las interacciones breves pero cálidas -preguntarle a una cajera por su día, elogiar el bebé de alguien que pasa a nuestro lado- pueden afectar el ánimo y la energía durante todo el día. El motivo es sencillo: tendemos a gustarle a la gente más de lo que creemos.

3. Conversar ocho minutos por teléfono. Más allá de los intercambios inconstantes e interminables por WhatsApp, una llamada telefónica permite entrar en contacto -a veces con personas que no vemos hace años- con nuestras situaciones sentimentales, familiares y laborales en un diálogo franco, sostenido y focalizado.

4. No cancelar planes. Aunque suene tentador quedarse en casa, los beneficios de ir a esa fiesta o reunión que nos genera más dudas que certezas pueden ser muy tangibles: encuentros interesantes, inesperados o simplemente divertidos. La motivación puede pasar por fijarse metas modestas, como conversar un rato con dos o tres personas en vez de obligarse a permanecer cuatro horas a cualquier costo. La pandemia demostró que aquellos meses no fueron el paraíso de los introvertidos, sino un limbo que propició la desconexión social y los bajones anímicos.

5. Escribir un panegírico en vida. Se trata de contarle a un ser querido cuán importante es en nuestras vidas y agradecerle lo que hace por nosotros. No importa el medio elegido; sí que el mensaje llegue. Un gesto que, a uno y otro lado, realza la importancia de los vínculos que a veces gestionamos en un piloto automático emocional.

BL FM