martes 29 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA NEGOCICACIÓN ECONÓMICA

Claudio Loser: "El Fondo Monetario Internacional quiere que se reduzca el déficit fiscal y que el Banco Central imprima menos"

El ex director para el Hemisferio Occidental del FMI aseguró que el organismo "le dio más espacio al gobierno argentino" y que "está en total desacuerdo con la desarticulación" del tipo de cambio. La preocupación por el aumento de la inflación y el rol de Sergio Massa.

10-10-2022 12:55

El reconocido economista, Claudio Loser, destacó que "Argentina es un país excepcional en términos de niveles de inflación" y que el FMI entiende que eso "es un impuesto regresivo". A su vez, enfatizó que "Massa ha ejecutado lo que los dos ministros anteriores habían dicho que iban a hacer". También resaltó que "el Fondo Monetario Internacional quiere que se reduzca el déficit fiscal y que el Banco Central imprima menos", sentenció en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Aunque lo llena de elogios, ¿el FMI le pide más a Sergio Massa? ¿Quiere aumentos y menos gastos social?

No es que le pida más, es que el Fondo ha sido bastante sistemático en lo que ha pedido y le dio más espacio al gobierno argentino. Sergio Massa entiende que no queda más remedio, independientemente del FMI. Que le hayan dado millones de dólares y que los objetivos de septiembre se cumplieran, casi garantiza cinco mil millones más. Eso es bueno, pero Massa ha ejecutado lo que los dos ministros anteriores habían dicho que iban a hacer.

El Banco Central dijo que la inflación de este año va a cerrar en 100,3%. El Presupuesto 2023 prevé que va a ser del 60%. ¿Usted cree que va a haber un plan antii nflacionario? ¿Piensa que el FMI lo ve como el principal problema?

Dado que la Argentina es un país excepcional en términos de niveles de inflación, ya que está entre los cinco países que más tienen, es un problema muy serio. Para el Fondo, la inflación es un impuesto regresivo y, en ese sentido, va a insistir para que haya una reducción en la tasa de interés. El 100% no es hiperinflación, pero casi, y no quiere pasar a una tasa del tres o cuatro por ciento porque tendría un impacto terrible en el corto plazo.

El Fondo Monetario Internacional quiere que se reduzca el déficit fiscal y que el Banco Central imprima menos. Con respecto al sistema cambiario, estoy seguro que el Fondo está en total desacuerdo con la desarticulación.

El ala K del Gobierno aprieta clavijas sobre Massa y equipo

¿Cómo era aquel Fondo en el que usted estaba con respecto a los planes contra la inflación?

Por ejemplo, en el caso de Chile, en los ochenta, se fue reduciendo la inflación con un plan heterodoxo y un sistema cambiario que se iba ajustando. Fueron bajando la inflación y estuve muy involucrado en eso. En ese momento, la inflación chilena estaba entre el 40 y 50 por ciento, no como el 100% de Argentina. Pero eran niveles bastante altos y difíciles de bajar. Yo era parte de los negociadores en ese momento y funcionó.

En el caso del Plan Real, es verdad que no había mucho convencimiento, pero había miedo de que eso se desarmara y el FMI quería una solución más ortodoxa. A la larga se llegó a un acuerdo y siguió durante varios años. En Argentina, había una división dentro del Fondo sobre la convertibilidad. Los que estábamos en las trincheras éramos partidarios del tipo de cambio flexible.

Pero la jefatura del Fondo pensaba que el cambio de tipo fijo iba a solucionar el problema y ganaron en su postura. Después, a mediados de los noventa, decíamos que eso no podía seguir, pero se dejó que se mantuviera el plan porque había funcionado bien, dentro de todo.

Sergio Massa y el acuerdo con el FMI
Sergio Massa y el acuerdo con el FMI

El Fondo nunca vio con buenos ojos los planes de estabilización, ¿pero queda alguna alternativa frente a esta inflación?

Cuando uno se encuentra en una situación como la brasileña, de principio de los noventa, no queda otra opción. Pienso también en Bolivia, que tuvo la tasa de inflación más alta de América Latina en los ochenta. Muchas veces se piensa que esto va a ser mágico a la hora de armar un plan, por eso el Fondo siempre insiste para que sea coherente en la parte fiscal y monetaria.

La economía argentina, en plena turbulencia

En su propia experiencia, con una inflación del 100%, ¿cree que Argentina tendría que tener un plan antiinflacionario? ¿Se podría lograr una baja de forma gradual?

Se puede bajar gradualmente, pero requiere de un entendimiento entre el Gobierno, los gremios y el sector privado. Además, tiene que haber un control monetario y fiscal, con un tipo de cambio más sencillo, no con tanta cantidad como ahora.

JL PAR