domingo 27 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA CAMBIO HISTÓRICO

Cuba aprueba el matrimonio igualitario

Se logró a partir de la votación en un referéndum, donde por primera vez hablaron de los derechos de los homosexuales y de la adopción de parejas del mismo sexo. Los apoyos cubanos y el rechazo de los sectores más conservadores.

27-09-2022 08:22

Los cubanos aprobaron el nuevo Código de las Familias en un referéndum que abre las puertas al matrimonio igualitario, la adopción por parte de parejas del mismo sexo y que redefine los derechos de los niños y los abuelos.

El porcentaje de rechazo fue inusualmente fuerte: un 66,87% aprobó la nueva legislación mientras que la rechazó un 33,13% sobre un total de 74% de los convocados.

La norma, de 400 artículos, toca por primera vez los derechos de los homosexuales, reprimidos en campos de reeducación después de la revolución de 1959 porque atentaban contra el ideal socialista del hombre nuevo. En 1965 se crearon las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP), donde eran enviados para realizar trabajos forzosos.

Cómo se llegó a la votación histórica en Cuba

El referéndum se desarrolló en medio de la más profunda crisis económica en décadas en Cuba, donde la principal preocupación diaria entre sus más de 11 millones de habitantes es sortear la escasez de alimentos y medicamentos, además de los apagones cada vez más frecuentes.

Cuba aprobó el Matrimonio Igualitario

La iniciativa define el matrimonio como la unión voluntariamente concertada de dos personas y no entre un hombre y una mujer, como establece la norma vigente de 1975, lo que abre las puertas a la unión entre personas del mismo sexo, tema controversial y sensible en una sociedad considerada machista.

La comunidad LGBT en Cuba apoya el nuevo código, al igual que figuras como Mariela Castro, hija del expresidente Raúl Castro y sobrina de Fidel.

Cuba “revitalizará” los Comités de Defensa de la Revolución

La legislación propuesta también crea preocupación y es resistida por el conservadurismo social en Cuba, donde las iglesias evangélicas han estado creciendo. Varios líderes religiosos han expresado su preocupación de que pueda debilitar al núcleo familiar tradicional.

JL PAR