MODO FONTEVECCHIA
PUEDE FALLAR

Del fracaso de la TV al final de internet: las predicciones tecnológicas más fallidas

La BBC eligió tres momentos de la historia en que grandes pioneros erraron sus pronósticos espectacularmente.

Del fracaso de la TV al final de internet: las predicciones tecnológicas más fallidas
Del fracaso de la TV al final de internet: las predicciones tecnológicas más fallidas | Telam

En los últimos días circuló un editorial publicado hace 120 años, en octubre de 1903, por The New York Times. Después de un intento fallido para volar un predecesor de los aviones, el diario se mofaba de las “Máquinas voladoras que no vuelan” para concluir que ese desarrollo solo “podría evolucionar con los esfuerzos combinados y continuos de matemáticos y mecánicos” en al menos un millón de años.

Pero apenas seis semanas después, los hermanos Wright lograban el primer vuelo sostenido en una aeronave más pesada que el aire.

Mujeres y niñas frente a la ciencia y la tecnología

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Con esa anécdota, la BBC retomó otras grandes predicciones tecnológicas fallidas, en una lección sobre la imprevisibilidad de la historia y la necesidad de cautela antes de dictaminar sobre victorias (o derrotas) definitivas.

La caja boba

En 1926 el pionero de la radio e inventor Lee DeForest aseguró que “si bien teórica y técnicamente la televisión puede ser factible, comercial y financieramente es imposible”. Trece años después, otra vez el Times planteaba que “el problema de la televisión es que la gente debe sentarse y mantener los ojos pegados a una pantalla; la familia estadounidense promedio no tiene tiempo para ello”.

Hoy, solo en ese país, casi el 80% de las personas ven TV a diario. Suponiendo que alcancen la esperanza de vida promedio de 78 años, pasarán 15 frente a ese invento que despertaba tanta desconfianza.

Internet no es lo que pensamos | Noticias

La burbuja de internet

A finales de 1995, cuando internet daba sus primeros pasos firmes en el mercado, el pionero de la web Robert Metcalfe sorprendió al escribir esto en la revista InfoWorld: “Casi todas las predicciones que se hacen ahora dependen del continuo crecimiento exponencial de internet. Pero predigo que (...) pronto se convertirá en una espectacular supernova y en 1996 colapsará catastróficamente”.

El ingeniero prometía “comerse sus palabras” si la predicción resultaba errónea. En 1997, durante una conferencia internacional en California, no le quedó otra que asumir el error, comiéndose una torta decorada como si fuera aquella columna fatídica.

Pero el público lo abucheó: era una solución demasiado sencilla. Metcalfe debió arrancar su columna de la revista, ponerla en una licuadora con agua y tragársela con una mueca de disgusto, para finalmente saldar su deuda.

China planea un futuro lleno de robots humanoides

Celulares marginales

“Los teléfonos móviles nunca sustituirán al teléfono con cable”. Lo dijo en 1981 el inventor del celular, Marty Cooper, que ocho años antes había hecho la primera llamada por esa vía desde Nueva York. A mediados de los 2000, cuando esos dispositivos iniciaban su conquista global, otra figura prominente volvió a protagonizar un pifie mayor.

Steve Ballmer, ex director ejecutivo de Microsoft, anunció que no había “ninguna posibilidad de que el iPhone consiga una cuota de mercado significativa”, ya que una abrumadora mayoría seguiría eligiendo los softwares desarrollados por su corporación.

El desafío ético de las tecnologías disruptivas

Lejos de la mirada piadosa que podría regalar el paso del tiempo, la BBC es lapidaria: “Dado que iPhone llegaría a convertirse en el producto tecnológico de consumo más exitoso de todos los tiempos, probablemente esta sea la peor predicción de la historia”.

BL JL