domingo 14 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA AMISTADES FUTBOLERAS

Día del amigo: los frentes de ataque y sociedades con más abrazos de gol

Desde el tridente Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar, al ritmo carioca de Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho, son varios los jugadores que muestran su compañerismo en el campo de juego. Los casos más conocidos.

Con una pelota mediante muchas amistades fueron forjadas y lindos recuerdos generados. Para sumarle estos dos hechos, que ya son triunfos por sí solos, las estrellas de la élite de este deporte le pueden sumar una muestra de amistad inmensa, el abrazo de gol para encaminarse al éxito. 

Algo que parece complicado de repetirse es lo realizado por el tridente de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale en el Real Madrid. El 2013 fue el año en que estás tres “bestias” del gol se reunieron. En total anotaron 442 goles en todas las competencias en las que compartieron cancha.

El temido frente de ataque titulado la BBC tuvo como protagonista a CR7 con 249 gritos en su palmarés, acompañado de los 105 de Benzema y los 88 de Bale. En consecuencia, desde 2014 a 2017 la Casa Blanca albergó un pedazo grande la historia de este deporte con los delanteros empachándose de goles.

Respecto a su mejor temporada fue la 2014/15 donde los tres hombres en cuestión alcanzaron la barrera de los 100 goles (el 7 portugués anotó 61 goles, Benzema aportó 22 y Bale 17). Los goles atraen éxito y así fue en el Madrid. Con la BBC en cancha el Merengue logró 13 títulos, incluyendo cuatro Champions League, tres Supercopas de la UEFA, tres Mundiales de Clubes, una Supercopa, una Copa del Rey y una Liga. Infernal. 

Otro tridente que llegó para deslumbrar al mundo fue la fórmula Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar, más conocida en la jerga del fútbol como la temible “MSN”. No se trata de la plataforma de correos electrónicos, sino que se trata de los mensajeros del gol. Este tridente puramente latinoamericano reinó Europa. En su máximo esplendor en la temporada 2015/16 la MSN anotó 131 goles repartidos entre los tres apellidos, superando los 118 de Cristiano Ronaldo, Benzema e Higuaín en 2011/12. 

El homenaje a Lionel Messi en Rosario a un año del "Maracanazo"

Tres años le bastaron a Messi, Suárez y Neymar para hacer historia. Desde el arribo del uruguayo en 2014 y la partida de Ney en 2017, la MSN efectuó 363 abrazos de gol, 153 de Messi, 121 de Suárez y 90 de Neymar, junto con nada menos que 9 nueve títulos (una Champions League, un Mundial de Clubes, dos Ligas, una Supercopa de la UEFA, una Supercopa de España y tres Copas del Rey). Esos 363 goles fueron obtenidos en 116 partidos que tuvo su mejor temporada en 2015/16 donde se repartieron entre 54 gritos sagrados de Suárez, 41 de Lionel y 31 del astro brasilero. 

Más atrás en el tiempo hubo otro frente de ataque temido, la triple R brasilera. Al ritmo carioca Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho jugaron las copas del mundo de Francia 98 y Corea-Japón 2002 como si estuvieran en el barrio. En ambas citas el tridente brasilero fue responsable de 15 de los 18 goles en ambas competencias.

En la Copa del Mundo en suelo francés el final no fue feliz. Quién gritó campeón fueron los anfitriones de la mano de Zinedine Zidane. Ya en la siguiente cita en 2002 si se tomaron revancha frente Alemania y levantaron la copa más codiciada. De esos 15 gritos Ronaldo fue el máximo goleador del torneo con ocho dianas, Rivaldo aportó otras cinco y Ronaldinho hizo dos goles dejando un tiro libre ante Inglaterra para la historia del fútbol.

Para no menospreciar la labor de los defensores, estos también son determinantes haciendo alusión a la recordada frase: “los equipos se arman de atrás para adelante”. No los marcan, sino que lo evitan y su importancia es la misma. Uno de estos tridentes que vivimos desde cerca es la fórmula de Emiliano “Dibu” Martínez, Cristián “Cuti” Romero y Nicolás Otamendi.

El 8 de junio en el empate 2-2 ante Colombia por las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar fue la primera vez que compartieron cancha y desde entonces no conocen la derrota: siete triunfos, tres empates, con dos títulos en el medio. Luego de su primera presentación juntos comenzó la Copa América: empate uno a uno ante Chile, victoria 1-0 ante Uruguay, mismo resultado frente a Paraguay, 4-1 frente a Bolivia en la fase de grupos. Ya en instancias de eliminación Argentina no levantó el pie del acelerador: 3-0 a Ecuador, empate 1-1 ante Colombia (victoria en los penales 3-2) y la recortadísima final con triunfo uno a cero ante Brasil.  

La promesa de Dibu Martínez de cara a Qatar 2022: "Me voy a preparar como nunca en mi vida"

Retomando las Eliminatorias Sudamericanas: 3-1 a Venezuela, 3-0 a Bolivia, empate en cero con Paraguay, triunfo 3-0 ante Uruguay, dos triunfos por la mínima ante Perú y Uruguay, empate sin goles ante Brasil, tres victorias al hilo, 2-1 a Chile, 1-0 a Colombia, 3-0 a Venezuela y empate 1-1 en la última jornada le dieron el pasaje a Qatar al tridente defensivo dirigido por Lionel Scaloni. Seguido de estos dos hitos importantes se sumo otro: la goleado 3-0 frente a Italia en la Finalissima. Otro título a la bolsa. 

La última presentación albiceleste, con el triunfo 5-0 ante Estonia, con cinco pepas de Messi el tridente Martínez-Romero-Otamendi lo vieron desde el banco. En síntesis, esta fórmula defensiva no conoce la derrota desde junio del año pasado, disputando nueve partidos. Pasaron un invicto récord, de 576´sin recibir goles y son igual de determinantes de quienes hacen los goles. 

Así la amistad se forja muchas veces dentro de una cancha. Quizás la BBC no mostró una amistad fuera de la cancha, pero si dentro de ella. Ya el caso de la MSN trascendió el verde césped. Al igual que el tridente defensivo de los argentinos que son parte de un verdadero equipos de amigos dirigidos por Scaloni que quieren ponerle el broche de oro a sus reuniones con la Copa del Mundo bajo el brazo. 

BL PAR 

En esta Nota