viernes 03 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA Ataques a la democracia

Hugo Yasky: "La Argentina estaba blindada ante la violencia hasta el intento de magnicidio de Cristina Kirchner"

El diputado nacional del Frente de Todos participó este lunes 9 de enero de una movilización frente a la embajada de Brasil. La comparación con otros casos.

10-01-2023 09:35

El Secretario General de la CTA, Hugo Yasky, destacó que, pese a la tradición democrática de nuestro país, hay que reforzar eso para evitar vivir acontecimientos como los ocurridos en Brasilia. “No hay que dar por sentado que la democracia está a salvo de este tipo de arrebatos”, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Usted se movilizó ayer a la embajada de Brasil. ¿Pudo reunirse con el embajador? ¿Qué opina de lo que sucedió en Brasil el fin de semana?

Sí, nos recibió el embajador Salgado junto a dos consejeros políticos. Le transmitimos nuestra preocupación por el asalto al Planalto y por los hechos de vandalismo por parte de sectores que apostaban a que hubiera una reacción en determinados sectores de las Fuerzas Armadas.

El embajador agradeció la movilización y la solidaridad con el gobierno electo en Brasil. Nos comentó que había en curso más de 2000 detenciones y se estaban desmantelando los campamentos bolsonaristas por orden de la Justicia.

Destrozos millonarios, 1.500 detenidos y fallas en seguridad: así quedó Brasilia tras el asalto

Consideraba que se había fortalecido el sistema democrático, y que la inmensa mayoría de los que habían votado a Bolsonaro no compartía esa acción. El final es la foto de Lula caminando al Planalto junto a los gobernadores, y, por el otro lado, Bolsonaro internado en Estados Unidos.

¿Con qué relaciona estos acontecimientos que está viviendo América Latina, en el último tiempo, estos intentos de asalto y desestabilización de la democracia?

Hay un inicio de esta historia que empieza con la destitución de Manuel Zelaya, el presidente de Honduras, en 2008. De ahí siguió una sucesión de acciones a través de los aparatos de Justicia, lo que se denominó el lawfare.

América Latina marcó toda una etapa de desestabilización y destitución de gobiernos. En Honduras, Paraguay, Ecuador, Brasil con Dilma Rousseff. Luego sucedió algo similar en Bolivia.

Jair Bolsonaro fue internado en EEUU un día después de la toma de Brasilia

Creo que ahora se intensifica a partir de lo que fue el gobierno de Donald Trump y la toma del Capitolio. La similitud entre lo que se vio en el Capitolio y ayer en Brasilia habla de que existe cierta licencia para realizar actos de violencia que, antes de Trump, hubieran escandalizado en todo el mundo.

Jorge Elías (JE): ¿Cree que la Argentina está blindada frente a la posibilidad de que ocurran incidentes de este tipo?

No, la Argentina estaba blindada ante la violencia hasta el intento de magnicidio a Cristina Kirchner.

Imaginate lo que hubiese pasado si la bala hubiese salido y el objetivo hubiese sido logrado. Seguramente hubiese empujado la Argentina a una situación más cercana a esas realidades de América Latina.

Caos en Brasil: parecidos y diferencias con la toma del Capitolio

Creo que estamos a tiempo de impedir que esto suceda en la Argentina. Las cuatro décadas de democracia después del “Nunca Más” marcan una trayectoria que tenemos que reforzar y recuperar. No hay que dar por sentado que la democracia está a salvo de este tipo de arrebatos como los que estamos viendo en América Latina.

Se habló de este mandato de Lula como uno “diametralmente opuesto” a lo que fueron los anteriores. ¿Usted cree que puede ser así?

Creo que sí. Lula, a diferencia de en su primer mandato, tiene hoy el enorme desafío de lograr que Brasil pueda emerger de una etapa donde, durante cuatro años, un presidente que llegó por los canales de la democracia, pero no cree la democracia, incentivó la violencia y atacó las libertades, esmerilando el sistema democrático.

Lula, además de la desigualdad y la pobreza, tiene que resolver ese gran problema. Es un mandato mucho más complejo, pero evidentemente muestra una capacidad enorme.

Brasil busca castigar a los culpables por los ataques

El hecho de que haya sido acompañado en su regreso a Brasilia por todos los gobernadores, incluso varios que hasta hace poco eran muy cercanos a Bolsonaro, lo demuestra.

El conflicto con la Corte Suprema de Justicia

Usted apoyó el pedido de juicio político a Rosatti. ¿Cómo está la situación en este momento?

Hoy la Corte Suprema es una anomalía permanente. Ha habido fallos que vulneran la división de poderes.

Hay una suerte de cogobierno despótico de la Corte, y creo que esto merece ser discutido, porque entre las cosas que hay que volver a reivindicar en el marco de la Constitución, una de las principales es reformar la cúpula del aparato judicial, que dejó de responder al mandato que le da la Constitución.

La Corte se convirtió en un instrumento de los negocios de los poderosos, de los que también participa.

FM JL