lunes 05 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA ELECCIONES EN EUROPA

La extrema derecha 2.0 y la banalización del fascismo, ejes de poder de la nueva Italia

Steven Forti, historiador italiano, explicó las claves electorales del triunfo de Giorgia Meloni. Aseguró que la ultraderecha "está naturalizada desde hace muchos años" y explicó en Modo Fontevecchia por qué Hungría y Polonia son sus modelos a seguir. Qué impacto puede lograr esto en Latinoamérica.

26-09-2022 11:43

El profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Steven Forti, analizó la victoria de la "extrema derecha 2.0" en las elecciones de Italia. A su vez, resaltó que "hay una cuota de banalización del fascismo" y que Giorgia Meloni "es una actualización de lo que fue" ese espacio político. También reveló el rol de Silvio Berlusconi y desarrolló cómo podría vincularse esta elección con las de América Latina, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Italia no era gobernada por el fascismo desde 1945. ¿Qué significa que vuelva a resurgir?

Significa que el voto de ayer en Italia fue importante porque puede marcar las futuras dinámicas del país y de Europa. Pero no creo que el gobierno que puede armar Giorgia Meloni sea de un partido postfascista. Tiene vínculos con esa historia, pero se enmarca en lo que definí como extrema derecha 2.0, que es una familia global heterogénea, que va desde Donald Trump hasta Jair Bolsonaro, pasando por Marine Le Pen, Giorgia Meloni y Viktor Orbán. Es una actualización de lo que fue el fascismo.

La extrema derecha está naturalizada en Italia desde hace muchos años. Cuando Silvio Berlusconi llegó por primera vez al gobierno de Italia, era una coalición que le abría las puertas y legitimaba a los espacios de extrema derecha, esos donde Giorgia Meloni militó cuando era una adolescente.

También hay una cuota de banalización del fascismo en los medios de comunicación. Por eso es fácil escuchar a gente, decir hoy, que Benito Mussolini hizo cosas buenas. Teniendo una Constitución con valores contrarios al fascismo, ahora tendríamos a una líder política que quiere recuperar y actualizar esa tradición.

Histórico triunfo de la ultraderecha en Italia

Cómo podía replicarse el triunfo de la derecha en Latinoamérica

Italia siempre fue un laboratorio para anticipar lo que sucedió en otras partes. ¿Qué punto de contacto podés encontrar entre el resurgimiento de la extrema derecha y América Latina? ¿Qué podría pasar en Argentina?

El principal campo de juego para Meloni está en Europa y en Estados Unidos. Ella tiene una excelente relación con los sectores más conservadores. En América Latina tiene menos protagonismo. Pero sin dudas se presentará como un punto de referencia y todos los focos estarán sobre ella. La clave para entender lo que podría hacer Meloni en los próximos años se basa en tres conceptos: el atlantismo, el soberanismo y conservadurismo.

Giorgia Meloni se ha cuidado mucho de no parecer cercana a Vladimir Putin y mostró su apoyo a la OTAN. Además, quiere defender los intereses de Italia, devolviéndole la soberanía. Y también están los valores ultraconservadores, con cierto autoritarismo, sobre todo, en cuestiones de las minorías, la igualdad de género, los migrantes y el aborto.

Sus modelos son los de Varsovia y Budapest. A partir de eso, podría tener una sintonía de circulación de ideas con el mundo latinoamericano.

Giorgia Meloni y los Hermanos de Italia
Giorgia Meloni y los Hermanos de Italia

Jorge Elías (JE): ¿Hasta qué punto Europa está mejor preparada para recibir este tipo de gobiernos? ¿Cómo ve la comparación con América Latina y Estados Unidos?

El contexto europeo es distinto por la existencia de la Unión Europea. Por ejemplo, Ursula von der Leyen, recordó que si Italia quisiese seguir el modelo de Hungría y Polonia, la Comisión Europea tendría una serie de herramientas para evitar que esto pase. No hay que perder de vista que Hungría fue definida como un régimen híbrido de autocracia electoral.

Y en la misma resolución se dice que ya no es una democracia plena. Pero la Unión Europea sigue siendo un proyecto confederativo de Estados, donde los gobiernos mantienen el poder de veto.

Javier Milei mostró su apoyo a Giorgia Meloni en redes

En Argentina tuvimos un atentado fallido a la vicepresidenta, realizado por grupos con cierta cercanía hacia las ideas del nazismo. ¿Hay una revalorización tanto de Mussolini como de Hitler?

Los partidos de esta ultraderecha difícilmente van a defender los regímenes autoritarios del pasado. Tampoco van a reivindicar a Mussolini y a Hitler. Pero banalizan esas experiencias y dicen cosas para mantener una conexión con esos ambientes, que son minoritarios. Intentan cultivar relaciones con ellos para mantenerlos conectados y que sean sus votantes, pero sin reivindicaciones explícitas.

Hay que recordar también que Berlusconi dijo en su momento que la gestión de Mussolini no había sido tan mala y que enviaba a los opositores a islas paradisíacas. Esos discursos los vamos a escuchar mucho más.

JL PAR