lunes 27 de junio de 2022
MODO FONTEVECCHIA CRISIS EDUCATIVA

Laura Todoro: "Sentar a un alumno a leer un texto de más de una página es todo un desafío"

La especialista en educación habló en "Modo Fontevecchia" sobre las preocupantes cifras de la escuela secundaria argentina. Mirá la entrevista.

18-05-2022 11:00

La profesora Laura Todoro habló con Jorge Fontevecchia para Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 10.9), y analizó las principales diferencias entre la educación pública y la privada, y la preocupación por el nivel educativo.

Usted es docente desde hace 24 años. ¿Cómo fue cambiando la educación? ¿Siempre trabajó en Berazategui?

Mi disciplina es la enseñanza de Lengua y Literatura. Hoy tengo clases en tres escuelas, pero llegué a tener seis. Soy representante de lo que se llama "profesor taxi", que va corriendo de una escuela a la otra. Lo que es notorio, con respecto a los cambios educativos, es la pérdida del lenguaje en el caso de los chicos. Uno observa la resistencia a la lectura, sobre todo, las de cierta envergadura.

Antes los alumnos preguntaban si no estaba la película, y hoy ni siquiera eso, es el trailer. Trabajo en escuelas públicas y privadas y la brecha es grandísima. Y lo más penoso es que los chicos son igualmente inteligentes. Uno trata de suplir las carencias, que van desde la falta de recursos tecnológicos hasta el orden socioafectivo y la necesidad de trabajar con realidades de alumnos que llegan tarde a cursar porque trabajan.

Proponen una reforma educativa que impida la pérdida de día del ciclo lectivo

A veces uno siente que no les está dando lo que necesitan, porque hay muchos que tienen aspiraciones, quieren seguir estudiando y se advierte que no tienen las herramientas discursivas necesarias y hay que reforzar ahí. En cuanto a la calidad de las cosas que reciben los chicos, me consta que muchos directivos hacen esfuerzos para ayudar, que se vio acentuado con la pandemia.

En los últimos documentos que nos han llegado se insiste con que el alumno recupere el hábito de ser estudiante, cosa que no ocurre en el ámbito privado, porque la mayoría pudo seguir conectado por Zoom, pero en la escuela pública no ocurrió. Esto viene de larga data, antes de la pandemia. Sentar a un alumno a leer un texto que tenga más de una página es todo un desafío y, sobre todo, en la escuela pública.

Educación

PABLO CORSO: En relación a que los alumnos leen menos y sus hábitos, ¿qué transformaciones debería tener la escuela para adaptarse a esta nueva mentalidad?

No sé si debemos adaptarnos. Cuando me estaba formando, ya en la literatura pedagógica se decía que el profesor tenía que ser un "animador sociocultural". Me defino como una obrera intelectual, pero esto de ceder a esta lógica no me parece lo ideal. Insisto mucho con el tema de comprender hasta el fondo, porque no sé si las tendencias son irreversibles, pero es lo que hay.

Entre Ríos: echan a funcionarios y anulan la prohibición de calificar con menos de 4

PC: ¿Qué respuestas tenés frente a esa insistencia?

La respuesta es variopinta. Tengo alumnos que se resisten y otros que me siguen. Lo que el alumno advierte es la pasión que uno le pone y la convicción. Frente a eso, tengo respuestas maravillosas. Por eso le agradezco a los chicos que vienen cansados. Hay ciertas convicciones que sigo teniendo y exijo la comprensión del texto. No la lectura superficial.

Jaime Perczyk siempre dice que "es injusto cuando se mide la educación pública argentina en comparación con hace 25 años porque no era obligatorio el colegio secundario". ¿Cuál es su experiencia al respecto?

En un principio quería implementar a rajatabla lo que me habían enseñado y la clave es la plasticidad. Lo que dice Perczyk es cierto. El tema es la calidad. Yo hice la secundaria teniendo un padre obrero y lo mismo pasó en toda mi familia porque tenía que ver con las expectativas sociales. La asignatura pendiente es la inclusión, pero con calidad.

JL PAR