miércoles 28 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LIGA PROFESIONAL

Atlético Tucumán no levanta el pie del acelerador y River de a poco se acerca a la cima

El líder tucumano no cedió y venció por la mínima a Central Córdoba para seguir mirando a todos desde arriba. Para que la alegría sea aún mayor, Gimnasia (LP), su inmediato perseguidor, igualó con Vélez y la distancia entre ambos se estiró.

Pasó una nueva jornada del fútbol argentino con muchos condimentos. Atlético Tucumán no cedió y venció por la mínima a Central Córdoba para seguir mirando a todos desde arriba. Para que la alegría tucumana sea aún mayor Gimnasia (LP), su inmediato perseguidor, igualó con Vélez y la distancia entre ambos se estiró. River volvió al triunfo ante su gente con un Pablo Solari imparable y borró de la cancha a Newell´s. El triunfo 4-1 ante la Lepra no solo sirvió para un buen envión anímico sino que permite soñar a los de Marcelo Gallardo con pelear el certamen. Huracán goleó en el Palacio y no le pierde pisada al Decano y Boca sigue sumando jornadas para el olvido, empate ante Racing con sabor a derrota. 

Polémico empate de Boca ante Racing en el Cilindro de Avellaneda

En Tucumán viven un sueño con los ojos abiertos. El equipo de Lucas Pusineri deja en el camino al rival que se le ponga enfrente para seguir liderando la Liga Profesional. Su última víctima fue Central Córdoba en un duelo totalmente norteño. Con gol de Renzo Tesuri en el complemento el Decano se llevó los tres puntos para llegar a las 28 unidades y estirar su ventaja sobre sus seguidores. A su vez el conjunto tucumano jugó el viernes abriendo la Fecha 13, con lo cual los rivales jugaban con la obligación de ganar para no perderle pisada. 

Justamente quien no aprovechó su oportunidad de seguir bien de cerca a los de Pusineri fue Gimnasia. El Lobo que venía golpeado anímicamente luego de quedar eliminado en Copa Argentina en manos de Patronato entre semana, el finde tuvo una suerte similar. Igualó 1-1 ante Vélez que tiene la mente puesta en la Copa Libertadores. Lo cierto es que la igualdad en Liniers fue más una derrota que un motivo para festejar para el equipo de Gorosito. De todos modos, son tres puntos los que separan al Tripero del Decano. Así la pelea entre ambos equipos que quieren hacer historia logrando su primer título en Primera División pone lo que resta del certamen en una zona de adrenalina.

Uno que viene silbando bajito, pero cada vez más cerca del liderazgo es Huracán. El Globo no quiere mirar de lejos la cima y a base de grandes rendimientos sigue sumando de a tres y se permite soñar con pelear el campeonato. El viernes fue un festival de goles en el Tomás Adolfo Ducó. Con Franco Cristaldo como máximo exponente, el equipo de Diego Dabove goleó 4-1 a otro equipo que viene teniendo un torneo parejito, Sarmiento de Junín. Doblete de Cristaldo y el aporte goleador de Benjamín Garré se sumaron al gol en contra de Sebastián Meza para el sólido triunfo del Globo que vuela alto y llegó a 23 unidades, a cinco del líder.

River recibía en el Monumental a Newell´s con la necesidad de ganar para no perder pisada arriba y retomar el triunfo ante su gente en Núñez. De esta manera era un partido especial para el equipo de Marcelo Gallardo que siente la presión de sumar de tres no solo por la pelea del campeonato sino por la sumatoria de puntos en la Tabla Anual para poder decir presente en la Copa Libertadores 2023.

Para respirar tranquilo River tuvo memoria y goleó 4-1 a un Newell's que fue de mayor a menor en el certamen y con esta nueva derrota mira de lejos la punta del torneo (17 puntos). Todas las miradas se las llevó una de las flamantes incorporaciones del Millonario, el chileno Pablo Solari que empezó a pagar con creces el esfuerzo que hizo el club presidido por Jorge Brito. Doblete del chileno, presencia en la red de Javier Pinola y un gol para enmarcar de Matías Suárez le dieron el triunfo a River que llegó a 21 unidades y se prende en la pelea. 

Para cerrar la jornada Racing hacía de local en el Cilindro en el clásico ante Boca. Pudo haber sido goleada para los de Fernando Gago de no ser por otra excelsa actuación de Agustín Rossi que despertó distintas sensaciones en Boca. Por una parte, el arquero de 26 años sigue demostrando dentro de la cancha que es una pieza clave, pero al mismo tiempo torna más difícil la idea de Boca en dejarlo en el pasado con la llegada de Romero. Conflicto en puerta también por el cruce entre Benedetto y Zambrano en el entretiempo para cerrar una jornada para el olvido. Pese a todo el sufrimiento Boca lo pudo ganar. Rapallini no cobró un penal en favor del Xeneize, pitó el final y se repartieron puntos en Avellaneda. Una igualdad que no le sirvió a ninguno. Racing preocupado por su falta de efectividad y Boca preocupado por su presente que presenta cada vez más dudas. 

MR PAR