miércoles 30 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA SUCESO DEL CINE

Mariano Llinás: "El Diario del Juicio de Perfil fue fundamental para la película Argentina, 1985"

El coguionista del exitoso filme nacional aseguró que "fue la herramienta principal de trabajo que tuvimos". Además, destacó que "esto es lo que habitualmente se conoce como un fenómeno", ya que "deja de tener un objetivo estrictamente cinematográfico". La importancia de llevar un hecho histórico a la pantalla grande.

13-10-2022 13:04

El director, productor y guionista, Mariano Llinás, reveló detalles sobre su trabajo y enfatizó que "el Diario del Juicio de Perfil fue fundamental para la película Argentina, 1985". También manifestó que "hicimos una película que sabíamos que iba a generar un debate" y que "pasa a ser algo que se va del ámbito del cine". A su vez, explicó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), la importancia del Juicio a las Juntas.

¿Qué significa el éxito de Argentina,1985?

Todavía no lo tengo muy claro. La tarea de los que hacemos cine es otra, pasa por construir objetos que se integren a la vida de las personas, como si fuese una visión diferente de las cosas. Después viene la tarea del público, que no siempre se cumple como a nosotros nos gustaría. En este caso, ha pasado algo que no tiene que ver con nosotros.

Hicimos una película que sabíamos que iba a generar un debate, por parte del público, y estaba hecha para eso. Lo que ha pasado supera largamente cualquier previsión que pudiésemos tener. Es una película de la que el público se adueñó rápidamente.

El cine argentino nuevamente es un suceso

¿Puede estar diciendo algo de una sociedad que, cansada de la grieta, quiere unirse detrás de una causa?

Esa es una hipótesis muy optimista. Más allá de la película, hablaría bien de la sociedad, presentando la ida de que la película generó interés por mejores motivos, y que está redescubriendo su capacidad para ser mejor. Me gustaría que eso fuera cierto, más allá de mi rol como coguionista del filme.

Eliseo Verón planteaba que el sentido del mensaje lo ponía el receptor. Es decir, que esto no tiene que ver con lo que ustedes quisieron hacer con la película, sino con lo que la gente quiso hacer con eso.

Estoy absolutamente de acuerdo con eso y no deja de ser misterioso para mí. Esto es lo que habitualmente se conoce como un "fenómeno", es decir, algo que deja de tener un objetivo estrictamente cinematográfico. Pasa a ser algo que se va del ámbito del cine. Además, gracias a las decisiones corporativas que han tomado las grandes cadenas, nos lleva casi a una especie de nostalgia de las viejas salas de cine de los ochenta. Pasó algo que, aún siendo muy agradable, no deja de llenarme de perplejidad.

La nueva película “Argentina, 1985”
La nueva película “Argentina, 1985”

Guillermo Piro (GP): En general, en los proyectos colectivos hay una frase que vuelve a poner las cosas dentro de su carril. En su caso, ¿cuál era?

En un momento la película se fue de carril y nosotros necesitábamos esa premisa. No sé si lo pensamos así, con tanta claridad, como una especie de frase. Pero siempre tuvimos claro cuál era el territorio en el que podíamos movernos. Nosotros estábamos haciendo una ficción sobre algo que, en alguna medida, también había sido pensado como una construcción que tomaba cosas de la ficción.

Con esto no quiero decir que el Juicio a las Juntas fue algo ficticio, me refiero a los componentes teatrales que tiene un juicio, y a la voluntad muy nítida de llevar adelante un fenómeno social. La idea era convencer a la sociedad de una serie de cosas. Eso nos dio mayor claridad y, de alguna manera, también era una película sobre nuestro oficio.

"Argentina 1985": cine bajo presión

Retrotraernos a una época donde no se podía ver el Juicio a las Juntas, con el recaudo que tuvo Raúl Alfonsín para resguardar el material por si volvían los militares, también me recuerda a el Diario del Juicio.

Esa fue una base absoluta y es un reconocimiento que nunca va a ser lo suficientemente grande. El Diario del Juicio de Perfil fue fundamental para la película Argentina, 1985.

Uno de los grandes valores de la película es que le pone imagen y sonido a lo que pasó.

Nosotros vimos un resumen de 12 horas del Juicio y tenía la virtud de comunicar cierto clima que una película comercial no puede tener. Ese trabajo debería ser más difundido para que pueda verse completo. El Diario del Juicio fue la herramienta principal de trabajo que tuvimos, casi indispensable.

Siempre buscamos medios más laterales y notamos que había mucha gracia en las crónicas, más allá de lo dramático del tema. Uno ve cierto periodismo viejo, ahí, que es muy grato.

"Argentina, 1985" supera los 600.000 espectadores

De la misma manera que es difícil de explicar que en la Guerra de Malvinas no había cable. Lo único que recibíamos eran unas radiofotos. Por eso uno de los méritos que tiene la película es que ustedes traen el pasado al presente.

No sé hasta qué punto eso se termina de comunicar. Por ejemplo, en una de las escenas se ve cómo, después de cada audiencia, los periodistas iban a los teléfonos públicos para transmitirle a los medios lo que había pasado. Hoy es difícil que alguien de 20 años tome dimensión de eso.

JL PAR