martes 05 de julio de 2022
MODO FONTEVECCHIA ESCAPE DE LA CRISIS HUMANITARIA

Más de 500 migrantes fueron devueltos a Libia

Entre el 5 y el 11 de junio, al menos seis personas perdieron la vida en ocho embarcaciones precarias que partieron desde la capital, Trípoli, y las ciudades de Zawiya y Al Khoms. Las estadísticas de los traslados frente a las denuncias por violaciones a los derechos humanos.

14-06-2022 07:49

Un total de 528 migrantes, entre ellos tres menores y 14 mujeres, fueron rescatados o interceptados frente a las costas de Libia en la última semana y devueltos al país pese a ser considerado un lugar "no seguro", según la Organización Internacional de las Migraciones (IOM), que depende de la ONU.

En lo que va de año, 8.270 personas,de las cuales 303 eran menores, han sido devueltas a Libia. Entre ellas, 145 han muerto y 547 han desaparecido en la ruta migratoria del Mediterráneo Central, una de las más letales del mundo, en embarcaciones precarias fletadas por mafias que se lucran en Túnez y el oeste de Libia.

"La caravana de migrantes presiona a la Cumbre de las Américas"

La encargada de las operaciones de rescate es la Guardia Costera libia, un cuerpo formado y financiado por la Unión Europea pese a estar bajo sospecha por organizaciones humanitarias internacionales por sus presuntos vínculos con las mafias que se dedican al contrabando.

Amnistía Internacional ha denunciado violaciones de derechos humanos cometidas en los llamados "centros de reagrupación y retorno", escenario de torturas, violencia sexual, trabajos forzados y otras formas de explotación "con total impunidad". Un drama sin fin. Más de 3.200 personas murieron o desaparecieron en el Mediterráneo y en el Atlántico norte en 2021.

"Más de 3.000 migrantes murieron en el mar en 2021"

Una tragedia que va en aumento

Un estudio de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) mostró que a pesar de que el número de cruces es menor, las muertes aumentaron en forma considerable. El trabajo, titulado No hay fin a la vista, indica que 1.881 personas murieron o desaparecieron en 2020, 1.510 en 2019 y 2.277 en 2018. Las personas que emprendieron esas peligrosas travesías hacia Europa en 2021 fueron 123.300, 95.800 en 2020 y 123.700 en 2019.

Las cifras están lejos del máximo histórico de 2015, cuando más de un millón de refugiados y migrantes atravesaron el Mediterráneo. Han disminuido paulatinamente, incluso desde antes de la pandemia de COVID-19, pero no dejan de ser preocupantes. La mayoría de los migrantes y refugiados que emprenden esos cruces, casi siempre en sobrecargados botes de goma o de madera no aptos para travesías en alta mar, son originarios de los países de África occidental, oriental e inmediatamente al sur del Sahara.

Algunos emprenden travesías hacia costas españolas por el Atlántico desde el noroeste de África. Otros cruzan el Mediterráneo central desde Libia. Desde Libia y Túnez, muchos intentan cruzar el mar, casi siempre hacia Italia o Malta.

CB PAR