domingo 14 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA INTERNA OPOSITORA

Rodrigo De Loredo: "Facundo Manes es una esperanza muy grande para el radicalismo"

El diputado nacional de Juntos por el Cambio habló sobre el futuro de su coalición de cara al 2023: “Hay que bajar el discurso de las personas y hablar del futuro”, expresó. Mirá la entrevista completa.

27-07-2022 11:18

En diálogo con Modo Fontevecchia (Radio Perfil FM 101.9 y Net TV), el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Rodrigo De Loredo, destacó las posibilidades del radicalismo dentro de la coalición opositora y la "responsabilidad" que afrontan para ofrecer una “alternativa” al peronismo. En ese sentido expresó que no descarta una alianza con Facundo Manes.

¿Cuál es el futuro de la oposición? ¿Cómo se va a resolver el problema de los liderazgos?

No lo veo difícil. La democracia tiene que aggiornarse a la dinámica movediza y competitiva de las coaliciones porque han ordenado nuestra democracia. Las tensiones las pongo en esa lógica habitual de las coaliciones que tienen una herramienta ordenadora que son las PASO, que ordenan desde la expresión de la gente. Comparto la preocupación del futuro y creo que en el contexto de hoy hay que bajar el discurso de las personas y hablar del futuro sobre qué vamos a hacer y qué podemos hacer ahora.

Juntos por el cambio, con sus diferencias, puede articular lo que Argentina necesitaría para cuando termine este Gobierno. Con la escalada inflacionaria y el riesgo de un un crack económico, buscamos evitarlo. Deposito la esperanza de un fin de ciclo de una dinámica cortoplacista, corporativa y autoritaria.

Decís que las PASO son ordenadoras de la competencia interna de las coaliciones naturalmente. ¿Formarías alianza con Facundo Manes para pelear la gobernación de la provincia?

No se descarto una alianza con Manes. Facundo Manes es una extraordinaria noticia para el radicalismo porque es una figura de prestigio que se incorpora a la política en un momento difícil. El peronismo tiene una responsabilidad primaria pero hay muchos otros dirigentes que están en los mismo lugares en un proceso decadente hace mucho. La gente pide caras y nombres nuevos.

El mundo no va a ser el mismo por la revolución tecnológica y la postpandemia. Manes significa una esperanza para el radicalismo. El radicalismo estuvo 50 años luchando contra regímenes conservadores extractivos pero siempre fue frentista. Estuvimos luchando 80 años contra la cultura peronista.

Observo pasos muy rápidos de Manes y otros actores de creer que pueden lidiar contra una historia cultural que tiene que ver con ofrecer a los argentinos una opción distinta al peronismo. Tenemos 28 años de peronismo y 40 de democracia. El senado, que tiene como objetivo el federalismo, ha sido conducido de manera hegemónica por el justicialismo. El peronismo se victimiza pero la mitad de los miembros de la Corte son de filiación peronista. 

Facundo Manes criticó el presupuesto educativo porteño y el PRO le aconsejó 'informarse'

En ese sentido, también hay una pelea dentro de Juntos por el Cambio. ¿Ves que el radicalismo, antes de la supremacía con el peronismo, tiene que tener una supremacía con el Pro?

Si, pero sanamente. Hay que liderar si tenés ideas que superen los problemas y si la gente te vota. Paradójicamente, Cambiemos le había llevado la delantera al Pro mostrando algo nuevo en la política y hoy lo hace el radicalismo. Tenemos que poner eso en valor, porque la gente en un proceso de crisis demanda honestidad porque se han choreado un país.

Que la vicepresidenta y el presidente de la Cámara de Diputados propongan que el sector público aumenten el salario en un 70% cuando hay gente laburando que está debajo de la línea de indigencia, me parece que hay que renovar ideas.

Claudio Mardones (CM): A partir de lo que sucede en torno a una coincidencia entre Schiaretti y Manes, algo que después se desinfló por señales que surgieron del titular del radicalismo bonaerense, Maximiliano Abad. ¿Qué hay de cierto en la posibilidad de esta confluencia para el 2023? 

No conozco los detalles. Entiendo que tienen diálogo y lo celebro. La normalidad de la política debería ser dialogar pero nos acostumbramos a la decadencia. Contamos los días en los que Cristina habla con Alberto o no. Es una mirada de madurez. Una cosa son los desafíos nacionales y otra lo que hacemos acá en Córdoba en donde tenemos que ofrecer una alternativa al peronismo, con nombres no alcanza, la gente va a elegir.

A nivel nacional puede haber otro tipo de diálogo porque los desafíos pueden tener otras características. Desconozco si hay diálogo en Cambiemos a nivel nacional pero se han incorporado antes figuras del justicialismo, no conozco más de lo que se transmite.

CB PAR