domingo 07 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA CRISIS POLÍTICA

Semana de definiciones en Italia

El presidente de Italia se opone a la renuncia del primer ministro, por lo que ahora se deberá aguardar por una resolución. Draghi debe presentarse ante el parlamento y, en caso de ratificar su dimisión, Mattarella llamaría a elecciones, pero sostendría al renunciante hasta culminadas las mismas.

18-07-2022 08:01

El rechazo del presidente de Italia, Sergio Mattarella, a la renuncia del primer ministro, Mario Draghi, abre un período de cinco días de incertidumbre. Tras perder el apoyo de uno de los miembros de la coalición de gobierno, Draghi deberá comparecer el miércoles ante el Parlamento.

En el ínterin, cientos de alcaldes y líderes industriales y sindicales, que a menudo tienen agendas opuestas, se han unido para firmar una carta abierta para que permanezca en el cargo y más de 80.000 ciudadanos suscribieron en línea una petición con la consigna “Draghi quedate”.

El jueves, Draghi esperó el cierre de las bolsas para anunciar en el Consejo de Ministros su intención de dimitir después de que los senadores del Movimiento 5 Estrellas (M5S, sus siglas en italiano) desertaran en una sesión en la que iba a tratarse un proyecto de ley de alivio energético.

¿Crisis en Italia? La prima de riesgo italiana toca máximos de un mes

Mattarella no aceptó la renuncia. Los mercados consideran al ex presidente del Banco Central Europeo como el pilar de una sólida gobernanza fiscal en Italia, que está recibiendo miles de millones en fondos de recuperación de la pandemia de la Unión Europea.

Su firme apoyo a Ucrania, reflejado en el envío de ayuda militar a pesar de las quejas de los populistas del M5S, le ha valido el reconocimiento de sus pares del continente. 

Entre hoy y mañana, en su condición de primer ministro, Draghi acudirá a una cumbre bilateral en Argelia para cerrar nuevos acuerdos sobre el gas y disminuir la dependencia de Rusia. Si Draghi confirma pasado mañana su dimisión, Mattarella podría disolver las cámaras y convocar a elecciones, pero lo mantendría al mando del gobierno hasta la votación.

El presidente de Italia no aceptó la renuncia del primer ministro en plena crisis de gobierno

También existe la posibilidad de que designe un gobierno de tecnócratas hasta febrero de 2023, después de la aprobación de los presupuestos.

¿Sustitutos? El actual ministro de Economía, Daniele Franco, hombre de confianza de Draghi, o Giuliano Amato, jurista, presidente del Tribunal Constitucional, dos veces primer ministro y uno de los nombres que siempre suena en los momentos de impasse institucional.

El gobierno de unidad nacional liderado por Draghi incluía a todos los partidos, excepto a la extrema derecha de Hermanos de Italia: el Partido Democrático, el M5S, Forza Italia de Silvio Berlusconi y la Liga de Matteo Salvini.

BL PAR

En esta Nota