lunes 30 de enero de 2023
MúSICA “No llores por mí, Argentina”

A 40 años del último show de Serú Girán: "¡Esto es un recital loco, no una comisaría!”

En marzo de 1982 la banda se despidió en Obras luego de que Pedro Aznar decidiera irse a Estados Unidos. Un documental reciente lanzado en las redes sociales de la banda repasa la historia.

27-12-2022 12:44

Si bien la banda conformada por Charly García, David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro, volvió a reunirse por una vez más en 1992 para dar un concierto en la cancha de River, Serú Girán tocó por última vez como grupo en actividad en 1982. En marzo de ese año, el cuarteto se despidió en Obras.

Para fines de 1981 Serú Girán ya tenía cuatro discos lanzados: el primero titulado con el nombre de la banda, “La grasa de las capitales” (1979), “Bicicleta” (1980) y “Peperina” (1981) y Pedro Aznar le comunicó a sus compañeros que se iba a Estados Unidos para estudiar en la prestigiosa escuela de música de Berklee. Charly no tenía en sus planes que el grupo se terminara, pero ese final fue el puntapié para que se dedicara a su carrera solista.

Con motivo de los 40 años ese concierto de despedida en Obras, se presentó un documental titulado Seru Giran, a 40 años de "No llores por mí, Argentina" en Obras que fue compartido en las redes sociales de la banda. 

Serú Girán 20211221

“En este 2022 se han cumplido 40 años de los shows de Obras, aquellos en los que Pedro nos dejaba por un tiempo y terminaron por convertirse en las últimas actuaciones de Serú Girán, hasta el River de 1992. Pónganse cómodos, les dejamos una hora y media de pura magia. Con ustedes, No llores por mí, Argentina”, anunciaron en las redes sociales de la banda. 

Ese último acto de Serú se daba todavía en un escenario de plena dictadura y aun quedaba por delante la Guerra de Malvinas, en ese contexto Charly y compañía manifestaban en sus canciones su descontento y podredumbre ante esa realidad. En medio del concierto, García se atreve a enfrentar a una mujer policía que no permitía que el público bailara. “¡Esto es un recital loco, no es una comisaría!”, le apunta ofuscado. 

El film con dirección de Lautaro Guido Pavia incluye los testimonio de Gustavo Gauvry, del técnico de grabación Amilcar Gilabert, el técnico de iluminación Juan José Quaranta, el periodista Alfredo Rosso, el coleccionista de recitales Gustavo García, además de material de archivo. 

A pesar de que a Serú se los llegó a nombrar como “los Beatles argentinos” no todo fue color de rosas, cuando debutaron, recién llegados de Brasil y con muchísima expectativa a su alrededor, todo fueron críticas. El público y la prensa especializada no podía entender esa apuesta con palabras inventadas y música entre bailable y orquestal. Sin embargo, en poco tiempo, pudieron revertir esa recepción y se ganaron el reconocimiento merecido.

En 2021, luego de la reedición en vinilo del primer y el segundo disco de Serú Giran, Pedro Aznar reconoció que esa experiencia  “forjó en nosotros una hermandad muy importante que nos hizo crecer a los cuatro, nos puso en contacto con pares. Verse espejado en alguien que tiene exactamente el mismo nivel de pasión por la música, es una cosa muy importante, es algo que te da alas para volar más lejos. Eso creo que es lo que significó Serú Girán para cada uno de nosotros”.


El comienzo de la carrera solista de Charly García: “Yendo de la cama al living”

Para fines de 1982 Charly García se estrenaría como solista en Ferro y se consolidaría sin necesidad de una banda. “Me aburrí de los grupos. Para mí la Idea de un grupo es cuatro pibes de barrio que se juntan y triunfan. Cuando ya tenés todo un pasado, cada vez te resulta más difícil compartir tus puntos de vista del mundo y de la música. Además, lo que estoy buscando es estar más libre, ágil para poder moverme en cualquier dirección. Sin hacerme responsable por cosas de otros, ni tampoco tener que cortarle el mambo a nadie. Creo que voy a seguir así”, anticipaba entonces Charly García a la revista Expreso Imaginario.

Sin embargo, Serú Girán fue para el músico la banda que más se acercó al ideal de lo que quería hacer. “Fue el grupo que más me gustó de todos los que hubo acá, aunque quizá sólo dimos un diez por ciento de lo que podíamos haber dado, tal vez si empezáramos ahora y nos mostraran el final, hubiéramos tenido otra actitud. Siempre es lo mismo, cuando ya pasó lo empezás a querer más”, reflexionaba.

RB/fl