martes 18 de mayo de 2021
OPINIóN Asesinada en Rojas
12-02-2021 12:37

Úrsula Bahillo, el árbol y el bosque

Los femicidios tienen raíces profundas y una "copa" repleta de sangre, que gustan beber jueces, educadores, fuerzas policiales, y también varones y mujeres varias, que crecen al pie, bajo la sobra de tan frondosa impunidad repleta de privilegios.

12-02-2021 12:37

Los femicidios tienen raíces profundas y una "copa" repleta de sangre, que gustan beber jueces, educadores, fuerzas policiales, y también varones y mujeres varias, que crecen al pie, bajo la sobra de tan frondosa impunidad repleta de privilegios.

Al principio es una simple semilla, cubierta de micromachismos, etiquetada de roles esquemáticos, rígidos e inflexibles. Y a la luz y el calorcito de una "tolerancia" selectiva, germina.

El femicida de Úrsula Bahillo tenía una denuncia de una expareja por violación de una sobrina discapacitada

Se transforma en un brote, pero es fuerte y robusto, y ya empieza a mostrar sus primeras violencias: simbólicas, psicológicas, económicas, sexuales... Cada gota de: sobrecarga de tareas maternas, división desigual del trabajo, abandonos paternos, violencia sexual, deudas alimentarias, SAP, nutre al pequeño y le da confianza en un futuro prospero, lleno de oportunidades. Y se convierte en un mini espécimen, réplica exacta de lo que será, aunque aun no de muchos "frutos".

Pasan las estaciones, las lluvias, los vientos, los gritos, las marchas. Se bambolea un poco, pero pronto descubre que puede hamacarse en esos vaivenes "climáticos", su objetivo es resistir, sobrevivir, por eso se ha visto obligado a  ganar cierta flexibilidad, perfumada de nuevas masculinidad, de ley de cupos... Le va muy bien con éste recurso adaptativo. Crece y crece sin parar.

El mensaje que Úrsula Bahillo le mandó a su amiga antes de ser asesinada

Pronto ya es un ejemplar grande, enorme, bajo el que se cobijan organismos oficiales, abogados, legisladores, educadores, multinacionales...

Sus raíces han calado tan profundo, extensas y son tan fuertes, prácticamente todos estamos parados sobre ellas, que es muy difícil vencerlo sin sumergirse en las profundidades. Una vez allí en medio del fango, las volvemos a ver de frente, son esas, LA RAICES: la violencia en sus etapas tempranas. Allí ramificadas en medio de la oscuridad del barro, parecen inofensivas, pero son el origen: roles arbitrarios, educación binaria,  violencia simbólica, violencia económica, violencia psicológica, mandatos, heteronormas, todo está allí, mezclado en el fango, alimentándose de indiferencia, impunidad y odio, son raíces poderosas, sobrealimentadas, que sostienen y dan vida durante años, a un monstruo viril, vital y saludable que tiene muchos, pero muchos años mas por delante.

El policía femicida de Úrsula se negó a declarar por el crimen

Depende de nosotros, no caerá desde la copa, aunque esté sobrecargada de sangre, caerá desde la raíz.


Ana Pereira. Publicista, Editora, Comunicadora.

 

En esta Nota