OPINIóN
Marketing

Comprar con los sentidos y no con la razón

Las decisiones de compra no siempre son lógicas. Muchas veces, el mundo de la percepción es el mecanismo oculto de una estrategia comercial: apelar a las experiencias multisensoriales dispara las ventas.

Marketing
Marketing | CEDOC

En el mundo del marketing, los sentimientos y las emociones son los motores que impulsan nuestras decisiones. Si las marcas quieren ganarse nuestro compromiso, deben nadar contracorriente y destacarse entre la multitud. Imagina este escenario: estás frente a un mar de opciones, todas lucen iguales y no sabes cuál elegir. Pero de repente, una marca se alza sobre las demás con su brillo único y te cautiva. ¿Por qué? Porque ha comprendido la importancia de conectar con un otro a nivel emocional.

Las marcas que entienden esto saben cómo crear experiencias diferenciadoras, cómo despertar sentidos y emociones para dejar una huella imborrable en la memoria del consumidor. El marketing sensorial parte de la idea de que los seres humanos no sólo toman decisiones de compra basadas en la lógica y la razón, sino también en las emociones y las experiencias sensoriales. Al estimular nuestros sentidos, como el olfato, el oído, la vista, el tacto y el gusto, las marcas pueden generar asociaciones positivas y dejar una impresión perdurable en nuestra mente.

Un ejemplo concreto de una exitosa campaña de marketing sensorial estuvo protagonizado por una fragancia internacional. En un boliche de Buenos Aires, la marca organizó un evento especial donde, a un horario que hace alusión al producto, lanzaron papeles picados impregnados con la fragancia distintiva. Esta acción generó una experiencia multisensorial única para los asistentes, combinando el aspecto visual de los papeles picados, el aroma cautivador y la música vibrante del lugar.

Como resultado, los participantes se sumergieron en la atmósfera de la marca, asociando la fragancia con momentos divertidos y emocionantes.

Marketing: cómo optimizar las estrategias de publicidad de una empresa

De todas maneras, el impacto del marketing sensorial va más allá de la simple exposición sensorial. Cuando se utiliza de manera efectiva, puede generar una serie de beneficios para las marcas. En primer lugar, crea una conexión emocional más profunda con los consumidores, lo que puede aumentar la lealtad a la marca y la probabilidad de repetir la compra. Al estimular múltiples sentidos, las marcas tienen la capacidad de crear una experiencia única y memorable que se diferencia de la competencia.

Comprar con los sentidos

El marketin sensorial puede mejorar la percepción de la calidad de un producto o servicio. Por ejemplo, una tienda de ropa que utiliza fragancias agradables en su espacio de venta puede hacer que los clientes perciban las prendas como más lujosas y sofisticadas. Del mismo modo, un restaurante que cuida la presentación visual de sus platos y utiliza música ambiental apropiada puede influir en la percepción de los comensales sobre la calidad de la comida y la experiencia en general.

Sin embargo, no todas las marcas y situaciones se adaptan al marketing sensorial. Es fundamental que se implemente de manera estratégica y coherente con los valores y la identidad de la marca. Si se utiliza de forma inconsistente o inapropiada, podría generar confusión y dañar la imagen de la marca.

Branding: el curso en tendencia para trabajar en Marketing Digital

Por ejemplo, una tienda de ropa que utilice una fragancia intensa y desagradable podría provocar una experiencia negativa, incomodando a los clientes y alejándolos de la marca. La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre estimular los sentidos y crear una experiencia positiva que fortalezca el vínculo con los consumidores.

En resumen, el marketing sensorial es una herramienta poderosa para crear conexiones emocionales y memorables con los consumidores. Su implementación estratégica marca la diferencia en cómo perciben la marca y qué tan leales se vuelven. Es por eso que hay que usarlo con cuidado, considerando la identidad de la marca y la calidad de lo que ofrecemos. Cuando se utiliza correctamente, nos brinda una ventaja competitiva única y un impacto duradero en la mente de los consumidores.

*Fundadora de THE B. DNA