domingo 29 de enero de 2023
OPINIóN COLUMNISTAS

La "Bristol porteña": postales veraniegas de la Costanera Sur en el siglo XX

El Balneario Municipal, inaugurado en la Ciudad de Buenos Aires en diciembre de 1918, sirvió de "paseo ribereño" en un momento en el que veranear en Mar del Plata era para unos pocos.

15-12-2022 11:30

El Balneario Municipal Costanera Sur –inaugurado en diciembre de 1918- fue el paseo ribereño por excelencia de los que no se podían ir a “la mar en coche”.  

Veranear en las playas de Mar del Plata era, entonces, privilegio de unos pocos. Más de 15 mil personas por semana lo disfrutaban de forma totalmente gratuita. 

Se hizo a todo trapo, con amplios jardines, importante farolas y maceteros de bronce importados de Francia.

1312_Mar_del_Plata_g

Estaba recién llegada la Fuente Monumental Las Nereidas de Lola Mora, no como una decisión política de jerarquizar el lugar, sino como castigo a la escultora tucumana y sus impúdicas figuras de mármol semidesnudas.  

El balneario contaba con duchas y 380 casillas individuales para poder cambiarse. No era tarea sencilla colocarse el traje de baño que pesaba casi tres kilos después del chapuzón.

1312_Mar_del_Plata_g

El decoro era un atributo moral por lo que había que cuidar la pose y, seguramente, muchas jovencitas confeccionaban sus propias prendas porque estaba bien visto dominar las labores de la aguja. Que sepa coser, que sepa bordar…

Aunque cueste ceerlo, en el siglo XIX y los albores del XX, la gente se bañaba vestida. Las mujeres llegaban provistas de mantillas y sombrillas Así y todo, los hombres aprovechaban esta época del año admirar los “tobillos” de la mujer y airear sus locas fantasías.   

Verano 2023: qué se necesita para llevar el auto en el tren a Mar del Plata

1312_Mar_del_Plata_g

En el primer tercio del siglo pasado se empezaron a ver discretos trajes de baños de dos piezas, dejando atrás los vestidos marineros de zarga azul con cuellos y ribetes blancos (Dios nos libre).

Recién en 1946 surge el bikini moderno y hubo que esperar hasta la década del ‘60 para que apareciera la lycra. ¡Si volvieran a nacer aquellos muchachos que suspiraban al ver una pantorrilla, es probable que se infartaran al ver una cola-less o un topless a la europea!  

1312_Mar_del_Plata_g

Volviendo al Balneario Sur, por unos pocos pesos, hasta alquilaban toallones para que los visitantes pudieran darse una zambullida en el río. 

Por desgracia para la muchachada, justo cuando las mallas dejaban al descubierto mas fragmentos de piel femenina, a la Costanera "la tapó el agua de la decadencia".

Vuelve el tren de Retiro a Mendoza, tras 30 años de ausencia

1312_Mar_del_Plata_g

Fue en la década del ‘50 y se afianzó en los ‘70 a partir de la Ordenanza Municipal N° 32.716 que decretó, por motivos de contaminación, la prohibición del ingreso al río.

Hoy, la zona es una enorme reserva natural. Las viejas postales de la “Bristol porteña" chapotean en el río de los recuerdos.