jueves 23 de septiembre de 2021
OPINIóN Desafíos sin color político
28-08-2021 23:55
28-08-2021 23:55

Desigualdades en los servicios digitales

28-08-2021 23:55

Durante las últimas décadas, muchas de las políticas de innovación metropolitanas, se orientaron a dar respuesta a iniciativas –demandadas o no- de apertura tecnológica, redes de conexión públicas y accesibles. A nivel federal, son pocas las ciudades donde es posible encontrar iniciativas de estas características, que en el marco de la pandemia cobran una relevancia brutal. En función de ello, muchos municipios comenzaron a transformar algunas secretarias de innovación en espacios de vinculación con el entorno para co-crear estrategias de respuesta con otros actores del territorio. Quienes no lo tenían en su agenda comenzaron a problematizarlo y quienes estaban a medio camino consolidaron su tratamiento. Algunos resultados preliminares que nos muestra un estudio en marcha evidencia el consenso en relación a la importancia que reportan prestar atención a políticas de contención digital desde diferentes espacios políticos. En algunos casos se avanza hacia agendas de actuación concreta –no exenta de tensiones de parte de los privados y corporaciones - como es la iniciativa del gobierno central de convertir a la tecnología en un servicio público, lo cual se encuentra completamente en línea con iniciativas ya consolidadas en Occidente, donde, por ejemplo, en diciembre de 2020 se firmó la Declaración de la sociedad y administración digital basada en valores  y se subraya una transformación digital inclusiva y accesible.  En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, estas iniciativas tienen antecedentes recientes de despliegue digital con diferentes grados de alcance según las comunas.

En los diferentes ámbitos donde se plasma la gestión estatal, se viene marcando la importancia que tiene el acceso y uso de servicios digitales para el desarrollo humano. Uno de los ámbitos más dañados por la emergencia sanitaria, ha sido la provisión de bienes y servicios educativos con la determinación negativa que esto conlleva para las futuras chances de inserción social con equidad. La brecha digital profundiza las desigualdades y por tanto se vuelve un reto indiscutido. El sociólogo Emilio Tenti Fanfani destacó hace poco que hoy “dar conectividad equivale a construir escuelas” del siglo pasado.

Entre los hallazgos detectamos que la Provincia de Buenos Aires busca extender fibra óptica en los barrios populares, a partir de una labor conjunta con diferentes instituciones sociales y público-estatales. Pero aún hoy día la existencia de puntos digitales en los espacios públicos siguen siendo sumamente escasos.

Los municipios, sin distinción de color político, deben afrontar retos ineludibles de cara a acelerar y en muchos casos iniciar por primera vez, una profunda transformación digital de la gestión pública que los coloque en el sendero de la conformación de gobiernos más abiertos, innovadores, transparentes y responsables frente a una ciudadanía activa y demandante.  

Más allá de las iniciativas existentes y la buena voluntad, en los hechos, la dotación de servicios digitales encuentra tres desafíos claves. Primero, coordinar acciones entre diferentes niveles de gobierno para la provisión de infraestructuras tecnológicas que logren dar cobertura a diferentes regiones. Segundo, conducir desde el Estado, la gobernanza de datos sobre servicios de infraestructura y alcances de cobertura en diferentes localidades. Hoy nadie sabe cuál es la cobertura territorial en el AMBA o en otras áreas rurales o periurbanas. Usualmente, esto depende de las empresas, que van extendiendo donde ven una demanda potencial y rentable. Y por último, es necesario evitar políticas de “tuneo” que no calen a fondo ni convoquen a todos los sectores y actores implicados, pero que a la vez establezcan reglas claras.  

En definitiva, y no hay que confundirse, debatir estas cuestiones implica pensar al Estado en una era exponencial, robusto en sus capacidades institucionales y organizativas para sociedades cada vez más digitales.

**Doctora en Educación e investigadora en Conicet.
**Docente investigadora de las Universidades Nacionales de Quilmes y Avellaneda.

Producción: Silvina Márquez.

En esta Nota