OPINIóN
Efemérides 14 de noviembre

Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que puede producir ceguera

Es muy importante que los pacientes diabéticos visiten al oftalmólogo. Examinar los vasos de la retina preludia el nivel de daños en todo el cuerpo. El 1 de diciembre se realizará una campaña nacional de prevención en Argentina.

ojos
ojos irritados | unsplash

La Campaña Nacional de Prevención de la Ceguera por Diabetes 2023 se desarrollará el 1 de diciembre, orientada a la difusión, educación y concientización sobre la ceguera producida por diabetes. Ese día se llevará a cabo la evaluación gratuita de personas que padezcan esta enfermedad.

Esta campaña puede llevarse a cabo en hospitales públicos, clínicas privadas, consultorios, espacios públicos o cualquier espacio que permita el acceso de los pacientes.

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica que se caracteriza por niveles elevados de azúcar en sangre. Sin un correcto seguimiento y tratamiento, dicha condición puede con el tiempo generar complicaciones en diferentes órganos. Uno de ellos puede ser los ojos.

En la Argentina, la prevalencia de la diabetes es del 12.7%, según datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social del 2018), dicho índice se encuentra en aumento progresivo de casos y, además, debido a la falta de síntomas en la etapa temprana de la enfermedad, aproximadamente 4 de cada 10 pacientes con diabetes desconocen su condición.

Diabetes 20221113
Dabietes. Los controles periódicos son fundamentales para evitar complicaciones.

Existen diferentes tipos de diabetes, tales como la diabetes tipo 1, tipo 2, la gestacional y la asociada a otras enfermedades, siendo la diabetes tipo 2 la más frecuente.

En cuanto al impacto oftalmológico de la diabetes, es considerada una de las causas más importantes de baja visión y ceguera en el mundo.

Las complicaciones oculares de la diabetes se vinculan con la retinopatía diabética y el edema macular diabético, como así también con el aumento del riesgo de refracción inestable (o cambio frecuente del aumento de los anteojos), cataratas a edades más tempranas, glaucoma, ojo seco, parálisis de nervios oculomotores (lo que produce visión doble), neuropatía óptica, entre otras.

Finerenona: la innovación en diabetes tipo 2 para controlar la enfermedad renal crónica y riesgos cardiovasculares

Existen diferentes factores de riesgo asociados a la aparición de complicaciones de la diabetes. La duración de la enfermedad constituye el elemento de riesgo más importante en la progresión de la retinopatía diabética. Otro factor de riesgo a tener en consideración es la falta de control de la enfermedad, asociado a valores elevados de glucemia (azúcar en sangre) y de hemoglobina glicosilada.

El valor de la hemoglobina glicosilada se debe tener en cuenta ya que refleja los niveles de glucemia en los 3 meses previos al estudio. Por último, pero no menos importante, la coexistencia de otras enfermedades tales como la hipertensión arterial y la enfermedad renal pueden incrementar el riesgo de complicaciones.

Es de suma importancia que los pacientes diabéticos acudan, luego de su diagnóstico, al control oftalmológico, en donde se evaluará la agudeza visual del paciente, la presión intraocular y el fondo de ojo.

Este último estudio es fundamental, ya que es el único lugar del cuerpo dónde se pueden ver los vasos, arterias y venas, en forma directa.

La diabetes afecta a los vasos de forma considerable, de hecho, la ceguera que la diabetes produce es a expensas del daño de los vasos de la retina. Además, al saber el estado de salud de los vasos, podemos inducir que la vasculatura en el resto del cuerpo se encuentra en un nivel de daño semejante, un dato muy importante para el médico diabetólogo.

Al alterarse el funcionamiento de los vasos de la retina, estos comienzan a distribuir la sangre en forma irregular e insuficiente, habiendo áreas de la retina donde la sangre no llega como corresponde (y por ende, tampoco llegan los nutrientes y el oxígeno a esos tejidos).

Día Mundial del Glaucoma: un millón de argentinos padecen esta grave enfermedad ocular

Por consiguiente, el cuerpo intenta suplir dichas carencias generando nuevos vasos, pero estos son de una calidad muy inferior, los cuales sangran muy fácilmente. Si este cuadro no es tratado a tiempo, lleva a la perdida de la función retinal con el consiguiente riesgo de ceguera irreversible.

Por lo antedicho, el estudio de la retina mediante el fondo de ojo es muy importante. Ante el comienzo de los signos de enfermedad retinal se debe comenzar con el tratamiento de la misma, sin descuidar el tratamiento sistémico de la diabetes.

Diagnosticada la afectación a tiempo, podemos prevenir mayores daños con diferentes tratamientos. Cabe remarcar que el avance tecnológico en los últimos años nos ha permitido una mejor y más rápida detección de complicaciones, tal es el caso del uso de la tomografía de coherencia óptica (OCT) para la detección del edema macular diabético.

De la misma forma, se han desarrollado y difundido en los últimos años nuevos tratamientos para las complicaciones oculares de la diabetes, como sucede con la inyección intravítrea de antiangiogénicos en la retinopatía diabética, asociada a la aparición de neovasos y en el edema macular. Además, el tratamiento con láser sigue siendo muy importante en la prevención de ceguera por diabetes cuando es realizado en tiempo y forma.

La práctica diaria en el servicio de Oftalmología del Hospital C. G. Durand, pone de relieve la importancia de formar equipos multidisciplinarios para el manejo integral del paciente con diabetes, con la finalidad de facilitar el acceso del mismo a la consulta y a los tratamientos necesarios, logrando así un mejor control de su enfermedad.

En conclusión, es de vital relevancia el control de la diabetes para evitar la aparición de complicaciones como así también el examen del fondo de ojo en todos los pacientes diabéticos.

El tratamiento es preventivo, por lo cual se recomienda iniciarlo previo a que el paciente perciba el daño que puede poner en riesgo definitivo su visión. Por esto recomendamos el control anual con fondo de ojo en todos los pacientes diabéticos.
 

* MN 67724, Oftalmólogo, Médico de planta del Hospital Durand, Unidad Oftalmología.
** MN 166596, Médica oftalmóloga, Servicio de oftalmología del Durand