domingo 29 de mayo de 2022
OPINIóN
04-04-2022 16:15

Malvinas: la batalla ganada y la pendiente

La conmemoración de los 40 años de la guerra por las Islas Malvinas y del Atlántico Sur exhibe dos omisiones que es necesario resolver.

04-04-2022 16:15

La conmemoración de los 40 años de la guerra por las Islas Malvinas y del Atlántico Sur exhibe dos omisiones que es necesario resolver.

La primera de ellas, el merecido homenaje al Prof. JOSÉ MARÍA RUDA, quién ante el Consejo de Descolonización de la ONU, dejó “knock out” al representante del Foreign Office, al sostener los argumentos geográficos, históricos y jurídicos de la incuestionable soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, lo que le fue reconocido por unanimidad en el dictamen del Consejo, que dio por resultado la Res. 2065 de la Asamblea General de la ONU, piedra fundamental del reclamo argentino ante la usurpación territorial perpetrada por una potencia colonialista y filibustera.

A 40 años de Malvinas, es hora de terminar con el colonialismo

Rindo así testimonio de mi respeto y admiración por la sólida y documentada pieza de afirmación de nuestra soberanía territorial, elaborada por un Profesor de la Facultad de Derecho, UBA, luego nombrado Juez de la Corte Internacional de Justicia.

Esa fue, y es, la más importante batalla ganada por la Nación Argentina en su brega por recuperar su soberanía territorial y marítima en el Atlántico Sur.

Es pieza y ejemplo que debieran observar quiénes –hoy– propician soluciones “realistas” al debate sobre la soberanía territorial. Allí se concluyen los intentos de fundamentar, con recurso al derecho a la autodeterminación de los pueblos, el otorgarle el poder de decisión a los kelpers. No hay derecho de autodeterminación que provenga de una ocupación colonialista. Así lo ha sostenido la ONU, en precedentes y resoluciones, Y así debemos sostenerlo nosotros, bajo el imperio de la prevalencia de la regla de derecho.

Causa Malvinas y la trampa de la falsa discusión

Pero hay también una tarea pendiente que nos corresponde realizar como nación soberana. Y radica en el Congreso de la Nación (art. 75, inc. 22°, C.N.) el aceptar o desechar los tratados concluidos por el PEN con estados extranjeros. En ese marco es que debe darse tratamiento a los acuerdos de Madrid I y II, y el Foradori-Duncan, celebrados por las autoridades más entreguistas (Menem-Cavallo y Macri-Fourie), disponiendo el deseche de los vergonzosos acuerdos de sumisión de nuestra soberanía territorial y marítima, y de la entrega de nuestras riquezas y recursos naturales.

En el año 2018 entregamos al entonces Intendente de Río Grande y hoy Gobernador de la Provincia de Tierra del Fuego, Islas Malvinas y del Atlántico Sur, un proyecto de declaración de la Legislatura Provincial, para instruir a sus representantes ante el Poder Legislativo de la Nación a fin que propicien el deseche de los tratados vergonzosos. La Declaración de la Legislatura Provincial, tras debates e insistencias, que “invita” –no “instruir”, como reza el art. 106 de la Constitución Provincial– a presentar un proyecto de anulación de los acuerdos claudicantes. No conocemos si el Congreso de la Nación ha registrado iniciativa alguna en ese sentido, hasta la presente fecha. Y ello nos duele, porque ese, el del ejercicio del derecho internacional, es donde el pueblo argentino debe fincar sus esperanzas para recuperar la soberanía territorial y marítima que le corresponde.

Malvinas fue un capítulo más de la dictadura

Y también reclamar de la potencia usurpante, y de quiénes se beneficiaron con las concesiones, los derechos de explotación de la fauna marítima argentina. No es poca cosa; sumados 10 años, como lo ha explicado y documentado el Dr. CÉSAR LERENA, esa apropiación indebida equivale monetariamente al total de la deuda externa argentina.

Sólo se requiere de saber y de decisión política.

Aguardamos la respuesta. La reclaman los Héroes de Malvinas.

 

* Eduardo S. Barcesat. Profesor Titular Consulto; Fac. de Derecho; UBA. Convencional Nacional Constituyente; año 1994.