sábado 19 de junio de 2021
OPINIóN Negocios
26-05-2021 19:00

El Partido Comunista y el organigrama empresarial

El debate sobre la cesión de sectores claves de la economía a empresa estatales de terceros países. Caso de Chile, conflicto entre Estados Unidos y China y nuestro país.

26-05-2021 19:00

La venta de la distribuidora eléctrica chilena CGE a la Corporación Estatal de la Red Eléctrica (SGCC) de China reavivó la discusión sobre la cesión de sectores claves para la economía a empresas estatales de terceros países. SGCC podrá controlar el 57% de la distribución de energía en el país vecino. Esta operación impulsó al Diputado socialista Jaime Naranjo a presentar un proyecto para regular compras de activos por sociedades estatales extranjeras para diferenciarlas de operaciones privadas.

El funcionamiento de las firmas estatales está en el centro del conflicto económico entre  Estados Unidos y China. Los Estados Unidos sostienen que China incumplió sus compromisos al ingresar a la OMC en el 2002 de convertirse en una  economía de mercado después del plazo de transición de doce años que es la base del compromiso multilateral. Las negociaciones entre la Unión Europea y China  para la firma del Acuerdo Integral de Inversiones demoraron diez años por  las dificultades para encontrar una fórmula sobre  los subsidios y transparencia de las empresas estatales.

Esta tendencia se acentuó  en los últimos años con el ascenso de XI Jinping que ha enfatizado el liderazgo del partico comunista siguiendo el modelo leninista en la construcción de una sociedad socialista con características chinas

Esta problemática está relacionada también con la adquisición de empresas en los Estados Unidos y Europa donde a través de fusiones y adquisiciones se puede tomar propiedad de firmas de alta tecnología. Los Estados Unidos han restringido la compra de empresas sensibles, las exportaciones de alta tecnología, prohibido invertir en acciones o bonos de empresas relacionadas con el complejo militar y la necesidad de informar sobre el uso de productos con tecnología china con el fin de impedir el posible uso de datos. China invirtió entre 2005/20 la suma de 180.000 millones en los Estados Unidos.   

Las empresas del Estado (SOE) dependen de la Comisión de Supervisión (SASAC) creada en 2003 que  integra el Consejo de Estado. El Partido Comunista participa del organigrama empresarial a través de células con el propósito de supervisar la conducción y el cumplimiento de las directivas  oficiales que se transmiten a través del partido. Esta tendencia se acentuó  en los últimos años con el ascenso de Xi Jinping que ha enfatizado el liderazgo del partico comunista siguiendo el modelo leninista en la construcción de una sociedad socialista con características chinas. Como dice Xi: “existe el norte, el sur, el este y el oeste pero en el centro está el Partido Comunista”.   

El 15 de setiembre de 2020, el PC emitió la instrucción “Opinión en el fortalecimiento del Frente Unido de la Economía Privada en le Nueva Era” con el propósito de impulsar la integración de  los cuadros del partido y promover la modernización del sector privado con características chinas evocando el lenguaje utilizado por el Presidente Xi.

La experiencia argentina con  empresas estatales ejemplifica la relación entre  el poder político y la dirección empresarial.

La experiencia argentina con  empresas estatales ejemplifica la relación entre  el poder político y la dirección empresarial. Las empresas estatales han estado siempre sujetas a los vaivenes políticos en materia de producción, inversiones, empleo y endeudamiento para ajustarse a los objetivos del Estado; no funcionan acordes con las reglas de una economía de mercado competitiva al igual que las empresas chinas.    

El control estatal se extiende a las inversiones y proyectos de  las empresas en el exterior. Los Lineamientos Rectores para esas operaciones fueron formulados en conjunto por el Ministerio de Comercio, Relaciones Exteriores, Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Banco de China para asegurar que responden a los intereses del país incluyendo los proyectos de la Iniciativa de la Ruta de la Seda (BRI). El Eximbank y CDB otorgaron 150.000 y 190.000 millones  para proyectos del BRI desde 2013.

La centralización de las decisiones donde Estado, PC y SOE  acaban siendo lo mismo: otorga al modelo chino una característica  especial de homogeneización y nulas discrepancias. El Estado asume un papel determinante para definir la compatibilización de la  cooperación económica con las prioridades políticas que termina en una relación desigual  por  condicionar  la posición internacional del país receptor.         

 

 

 

 

En esta Nota