jueves 20 de enero de 2022
OPINIóN
05-10-2021 16:03
05-10-2021 16:03

Pobreza en la Argentina: "Injusticia social"

Hay potencialidades y recursos, pero para poder aprovecharlos es imprescindible una dirigencia verdaderamente patriótica y con capacidad de mirar el largo plazo. Estamos viviendo una importante crisis de liderazgo.

05-10-2021 16:03

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), dio a conocer hace algunos días los números de la pobreza medida por ingresos en Argentina, correspondientes al primer semestre de 2021. Un 40.6% de la población no reúne los ingresos suficientes para acceder a una canasta básica de alimentos, bienes y servicios; mientras que un 10.7% ni siquiera llega a satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas.

En líneas generales los números no varían mucho con respecto al segundo semestre de 2020. El problema es que detrás de esos números hay personas.

Para aquel que no conoce tan a fondo la realidad social argentina, es importante que sepa que el problema de la pobreza no es nuevo, ni de los últimos años; es un problema estructural del país que se arrastra desde hace un poco más de cuatro décadas.

Alberto Fernández en la cumbre de alimentos: “Argentina contribuirá a poner fin a la pobreza”

Hablando más específicamente, desde 1970 hasta la actualidad, la Argentina ha visto agravarse todos sus indicadores sociales y económicos. Desde la década del 80 a la fecha nunca se perforó el piso del 25% de pobreza medida por ingresos en el país; el crecimiento del PBI per cápita desde 1983 a 2018 ha sido en promedio inferior al 1% anual; y la inflación promedio desde los 80 hasta la actualidad del alrededor del 58% anual. Además, desde 2011 hemos entrado en fase de estancamiento económico con contracción en los últimos 3 años. Argentina es el país donde los jóvenes se quieren ir.

Frente a esta situación crítica, el modelo de desarrollo que hemos establecido para hacerle frente a la pobreza ha estado caracterizado por las transferencias desde el Estado a los sectores más vulnerables.

Casi el 40% de la población argentina terminó 2020 en la pobreza

Según un estudio del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, aproximadamente el 40% de la población argentina recibe actualmente una ayuda económica del Estado. La pregunta que debemos hacernos es hasta que punto son inclusivos estos programas. Si bien crean un piso de protección social, ¿Potencian la autonomía individual de las personas?¿En qué medida favorecen la integración real de los sectores sociales más bajos a la vida en sociedad?¿Sirven para abordar la multidimensionalidad del problema de la pobreza?¿Podemos hablar de un Estado presente? Pareciera que se ha edificado una cultura de la dependencia estatal, de la cuál es sumamente complejo salir.

La pobreza y el riesgo de un Estado fallido

Algunos intelectuales se atreven a esbozar algunas hipótesis de la decadencia argentina de las últimas décadas. Plantean principalmente la falta de un “patrón de desarrollo”; una idea o camino que se sostenga en el tiempo y que favorezca la inversión privada, la generación de empleo genuino y las exportaciones. Pero caemos siempre en la misma pregunta: ¿Cómo se construye ese modelo de desarrollo? Estamos frente a un problema político. Se requiere de una elite dirigente con visión de futuro y capacidad para pensar estratégicamente el desarrollo de la Argentina.

La Argentina (aunque duela) se ha convertido en una nación pobre. Es verdad que hay potencialidades y recursos, pero para poder aprovecharlos es imprescindible una dirigencia verdaderamente patriótica y con capacidad de mirar el largo plazo; Argentina vive una importante crisis de liderazgo.

Pobreza: cómo fueron las cifras en los últimos diez años

Estamos hipotecando el futuro: no habrá sociedad pujante con 5 de cada 10 menores de 14 años en situación de pobreza. Tampoco se puede erradicar la pobreza si no se piensa en una solución para la inflación estructural y en un modelo de desarrollo que genere empleo y sea verdaderamente inclusivo.

 

* Julio Picabea. Máster en Políticas Públicas y Maestrando en Relaciones Internacionales de la Universidad Austral. Docente universitario e investigador.