jueves 04 de junio de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Pandemia de Coronavirus
miércoles 29 abril, 2020

Lengua de señas: por qué taparla con un zócalo es desinformar

La conferencia en la que el presidente Alberto Fernández anunció la nueva etapa de la cuarentena fue un ejemplo de lo que no se debe hacer, salvo tres excepciones, Televisión Pública, Canal Once y Net TV.

Yanina Boria*

Los especialistas elogian que en la emisión de NetTv no se tapó con un zócalo al lenguaje de señas. Foto: CEDOE NET TV
miércoles 29 abril, 2020

La comunicación es tan humana como la humanidad misma. En tiempos de pandemia, encontramos más y nuevas formas de seguir en contacto, de informarnos. Saber qué está pasando nos importa, nos constituye, esperamos que llegue el momento de los anuncios, estamos atentos a ver qué pasa. Las maneras de informarnos son diversas, algunos elegimos el diario, la tele o las redes. Las vías por las que recibimos información también son diversas. En Argentina, cerca del 2% de la población está integrada por personas con discapacidad auditiva. Este colectivo mira la televisión con subtitulado y/o con lengua de señas. La Lengua de Señas Argentina (LSA) es una de las lenguas que habitan el territorio nacional, es la lengua natural de las personas Sordas.

Barbijos inclusivos para hipoacúsicos: la tendencia solidaria que promueve Diego Santilli

El pasado sábado 25 de abril Alberto Fernández emitió un comunicado a toda la población que, además de usar power-points, incluyó  la interpretación a la lengua de señas. La Televisión Pública, Telefé y NetTV hicieron lugar en sus pantallas para el recuadro. El resto de los canales y señales pusieron sus titulares, gráficas y logos sobre la interpretación, es decir, sobre la lengua de señas, por tanto sobre la información, generando una barrera comunicacional para muchas y muchos argentinos. Empujando así la primera pieza del dominó de barreras: al no acceder a la información se desconocen las normas sociales de cuidado y aislamiento no es posible ejercer el derecho a la salud individual y colectiva, entonces, domina la incertidumbre, se requiere de otros que nos cuenten qué tenemos que hacer como ciudadanos y ciudadanas, se pierde autonomía, y así cae la última pieza, la ciudadanía. Acceder a la información es un derecho que posibilita el ejercicio de derechos.

 

 

Lic., integrante del Programa Discapacidad y Accesibilidad, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5016

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.