domingo 11 de abril del 2021
OPINIóN Coronavirus
16-06-2020 17:30

Odisea de cara al turismo 2022

Se está instalando la idea de que pasado el invierno se va a terminar la situación pandémica por una cuestión meramente estacional. Solo vale mirar a Europa para ver que esto no es así, menos para el sector turístico argentino.

Facundo Logarzo* y Javier Adrián Cubillas**
16-06-2020 17:30

¡Hay que pasar el invierno!, bregaba un ex ministro de Economía al momento de dar respuestas sobre la marcha de las finanzas públicas y las medidas a adoptar. Ese invierno pasó, y pasaron 60 más para encontrarse hoy con un gobierno que plantea lo mismo, claro que por otro motivo: el Covid-19.

Se está instalando la idea de que pasado el invierno se va a terminar la situación pandémica por una cuestión meramente estacional. Solo vale mirar a Europa para ver que esto no es así, menos para el sector turístico argentino.

A esta idea del verano ajusticiador de virus se aferran miles de personas sin someterse a pensar seriamente que no hay nada que afirme tal hipótesis. En base a esto, hay quienes ya hacen planes para agosto o septiembre (los más ilusos o esperanzados) creyendo que la vida se reanudará tal como se dejó el 20 de marzo. Es difícil creer que eso suceda a no ser que se descubra antes una cura.

El palacio de Versalles reabrió al público, pero sin turistas extranjeros

Están los que levantan un poco más la cabeza y ven a una distancia algo más larga de la marca quincenal que va renovando el gobierno nacional, y se preguntan algo que aún no se ha cuestionado el grueso de la población: ¿cómo será el verano y las vacaciones 2020 -2021 para el sector de servicios de turismo en todas sus dimensiones y realidades zonales en la Argentina?

Para analizar un sólo caso: En la costa Atlántica Bonaerense se piensa al turismo desde la recepción más que como una instancia de vacaciones estivales y a esto le surgen muchos interrogantes, que la clase dirigente oficialista no se hace, y si se las ha formulado, no las comenta en público al menos.

Esto último, es el dato que nos lleva a alertar, que los empresarios y emprendedores que reciben al turista deben tener un buen tiempo de antelación para prepararse, nada se improvisa si se quiere hacer las cosas bien, y menos aún cuando hay que hacer una inversión para funcionar.

Egipto planea un turismo a media máquina en tiempos de pandemia

Por este motivo, de este planteo se desprenden dos cuestionamientos: ¿qué planifica el sector público y cómo debe prepararse el sector privado para el verano? Por el momento se sabe que el país, en particular el AMBA, está entrando durante los meses de junio y julio al pico de contagios y eso lo demuestran a diario los datos del Ministerio de Salud.

Según especialistas del CONICET, el índice de duplicación será para mediados de junio de 8,1 (se duplican los casos cada 8 días), con una utilización de camas de UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del 3 ó 4 % de los casos, y con un promedio de 14 días de uso.

Aunque se tome como base para el verano la tasa de duplicación actual (cada 15 días), ¿están preparados los municipios turísticos para contener la ola de contagios que podrían darse entre los visitantes estivales y residentes?, ¿tienen capacidad en las UCI para albergar durante 14 días a los pacientes que puedan infectarse, teniendo en cuenta que el Covid-19 no es para lo único que utiliza esta terapia?, ¿en qué lugar deberán aislarse a los posibles casos detectados y que sean asintomáticos?. Preguntas sin respuestas aún.

El emblemático Chinatown de Nueva York lucha contra el miedo al coronavirus

Pero por si fuera poco, también existen otras dudas: ¿habrá restricciones en cuanto a la cantidad de visitantes permitidos o el tiempo máximo de estadía?, ¿podrán salir a vacacionar la población en riesgo?, ¿cuántas personas podrán viajar en cada bus de larga distancia y en aviones?, ¿habrá controles estrictos en las terminales, aeropuertos y puntos de ingresos a las localidades?. Todas dudas sin responder y que deberían ser parte de un máster plan o Plan Estratégico de Turismo 2022 pos Covid-19 para poder dar al sector privado previsibilidad.

Por ello, no dejamos de avizorar que los balnearios no podrán ofrecer los servicios de carpas con la distancia mínima con la que funcionaron hasta ahora, que las ferias artesanales con puestos diminutos y aglomerados deberán cambiar su distribución, que los parques de diversiones deberán dosificar el ingreso de público, que los hoteles y locales gastronómicos tienen que adaptar su armado y que los trenes de la alegría pasearán con escasos niños abordo.

Todas esas suposiciones llevan detrás una gran inversión, una mayor planificación y pérdidas importantes en la proyección comercial. En este sentido, nos preguntamos: ¿Habrá reales e importantes incentivos fiscales a la inversión interna y externa para la construcción nueva de hoteles, hospedajes, adecuaciones o reformas para el sector comercial y artístico? Además de una declaración de emergencia para el sector que alivie sus obligaciones tributarias locales. Es importante entender que es una de las principales actividades de servicios que produce dólares para el país y que activa el consumo interno al igual que el efecto que producen las exportaciones agrícolas.

En julio habrá Hot Sale y lo anuncian recargado

Por todo eso, es necesario que las áreas de turismo a nivel nacional, provincial y municipal comiencen a trabajar coordinadamente en estos temas para llevar algo de certidumbre a aquellos que desde el sector privado arriesgan su patrimonio para brindar un servicio de calidad al turista en las  diversas etapas de las temporadas.

Hasta el momento tenemos conocimiento de que una de las pocas declaraciones del gobierno al respecto se la puede encontrar en los cuadernillos “Seguimos educando” donde solo expresa la preocupación sobre el tema pero que resultan muy particulares por el contexto de divulgación, y por otra parte, el impulso de sectores de la oposición del Congreso de la Nación para acercarle propuestas y una agenda de soluciones a discutir al Ministerio de Turismo ante la tenue actividad del área en la materia.

Sabemos bien que para el verano falta poco pero antes hay que pasar el invierno. Esperemos entonces que no se congelen las áreas de planeamiento estratégico de infraestructura, transporte y turismo para todas las regiones turísticas del país. 
 

 

* Comunicador social. 

** Analista de Asuntos Públicos.