OPINIóN
Universidad de Belgrano

Marca Ciudad: diseñar las ciudades pensando en sus habitantes

Las ciudades deben diseñarse con una visión integradora e intercultural, que también respete los deseos y necesidades de los ciudadanos. Para eso nació un nuevo concepto que promueve esa identificación con el lugar donde se vive.

Las 5 ciudades más económicas para vivir en Europa 20220920
Las 5 ciudades más económicas para vivir en Europa Cracovia (polonia) | Agencia Shutterstock

Si nos preguntamos qué hace que un barrio sea nuestro barrio, muy probablemente la respuesta esté en esas caminatas por las manzanas de tu ciudad en las que puedes con facilidad destacar aquellos atributos que lo hacen diferente al resto, tanto sus cosas buenas como aquellas no tan buenas, incluidas.

En esta breve reflexión juega un rol fundamental qué hace a la construcción intangible de la identidad, aquella que probablemente fuimos adquiriendo con el paso del tiempo desde que vivimos allí. Aun así, son los rasgos que catalogamos como negativos los que a menudo denotan una falta de planificación urbanística que luego vemos reflejada en la funcionalidad de los espacios públicos. O bien, vale preguntarse si la problemática se origina porque hay cosas que hoy ya no nos sirven y comienzan a estorbar en la ciudad.

Villa Belgrano: Entre el crecimiento urbano descontrolado y el desarrollo responsable

Sabemos que el mundo está cambiando y las ciudades deben hacerlo a su ritmo. Los habitantes son parte de esta transformación y es algo que los líderes políticos conocen. Citando a Italo Calvino, la ciudad se compone de dos realidades, la ciudad real y arquitectónica, y la invisible, aquella imaginada y planificada. En esta línea, al momento de rediseñar una ciudad, los funcionarios deberían ser conscientes de que brindarles la oportunidad y confianza a los ciudadanos para participar en el nuevo diseño, es fundamental para que el cambio se materialice.

Suele ocurrir que a menudo los políticos no perciben las verdaderas necesidades y deseos de las personas que habitan ese territorio y cuando ejecutan los cambios descubren que el impacto obtenido no es el que estaban esperando. Sucede entonces un fenómeno de incomodidad en el que los habitantes no conectan con la ciudad, y el propósito de la misma se desintegra. No hay peor ciudad que aquella en la que sus habitantes no puedan ser parte de su trazado y su diseño, de aquella que debería haber existido mucho antes de volverse una pieza arquitectónica.

Existe un término muy utilizado en esta situación, que es el de “Marca Ciudad”. Este concepto hace referencia a compartir entre ciudadanos y políticos la creación de la identidad con un objetivo que surge desde y para sus ciudadanos; que muestre el corazón de la ciudad, y desde esta visión integradora, pueda entonces ser transferida a diversos campos e intereses.

CABA: proponen convertir los baldíos en parques 'de bolsillo'

Una Marca Ciudad desempeña un papel crucial en la redefinición de una localidad en múltiples planos: cultural, social, económico, turístico, entre otros. A menudo, estos aspectos tienen una dimensión internacional como su principal objetivo. Sin embargo, su esencia verdaderamente valiosa debería arraigarse en una visión integradora e intercultural. De esta manera, se formaría una auténtica marca ciudad.

En este contexto, se vuelve pertinente la tarea de repensar y revitalizar ciudades en pos de una vida más plena, enfatizando el rol del diseño desde una perspectiva integral y abogando por su enfoque transdisciplinario e intercultural. Este enfoque tiene el potencial de enriquecer el entorno urbano y la vida cotidiana de los habitantes. Al mismo tiempo, se debe reconocer que las decisiones erróneas y las implementaciones fallidas de estos proyectos a menudo resultan en ciudades que carecen de identidad.

Esta identidad se presenta distorsionada, fragmentada y, en ocasiones, en desacuerdo con la riqueza cultural, especialmente en países latinoamericanos.

BIM: El futuro y la revolución de la Arquitectura

Las marcas de ciudad, de país o de destino se han convertido en una presencia cada vez más relevante en nuestro mundo contemporáneo. Podemos ver estas propuestas innovadoras en muchos medios y sitios web de empresas trasnacionales de branding. Un ejemplo es el informe anual de marcas país que publica FutureBrand, en el que se clasifica y lista las percepciones sobre diferentes países en todo el mundo, al igual que se evalúan las marcas comerciales y de consumo.

 El diseño de las ciudades debe ser un proceso participativo que fomente una identidad compartida. La Marca Ciudad ofrece esta oportunidad, pero sólo será exitosa si se aborda con un enfoque integral, con el foco puesto en la importancia de crear espacios arquitectónicos que satisfagan las necesidades de los ciudadanos, colocándolos nuevamente en el centro de su ciudad.
 

* Arquitecto, Docente y Director del Centro de Emprendedores de la Universidad de Belgrano