05 dic 2020
OPINIóN |Medios y política
martes 13 octubre, 2020

La creación del NODIO ¿es legítimamente democrática?

Es triste y preocupante que una "institución" del Estado, supuestamente "imparcial", actúe de oficio calificando de verdaderos o falsos comentarios, opiniones, artículos o editoriales.

La Defensoría del Público, dirigida por Miriam Lewin, lanzó Nodio y recibió las críticas del JxC y Adepa. Foto: Télam
martes 13 octubre, 2020

El politólogo Josep María Vallés define a la legitimidad como “la capacidad de conseguir que sean aceptados los límites que el poder impone y así poder mantener la cohesión social y disminuir los riesgos de que la comunidad perezca por los antagonismos y las diferencias”. Entonces cabe preguntarnos: ¿es legítima la creación del NODIO (Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales)?

En su presentación, el sitio oficial de la Defensa del Público sostiene que “Se trabajará en la detección, verificación, identificación y desarticulación de las estrategias argumentativas de noticias maliciosas y la identificación de sus operaciones de difusión”.

Y continúa: “En la actualidad, los medios convencionales y el mundo digital tienen múltiples intersecciones y ya no son universos separados. Internet potenció la libertad de expresión ciudadana. A pesar de que este escenario ampliado está caracterizado por una alta concentración, el acceso masivo a la información mejoró ciertos procesos democráticos y los hizo más participativos e inclusivos. Sin embargo, también contribuyó a la propagación y viralización de desinformación o información maliciosa, fomentada por las lógicas de funcionamiento de las redes digitales, lo que representa un problema para el desarrollo de la vida democrática”.

JxC quiere citar a Lewin por Nodio: "El barbijo no es un bozal"

Luego de estos párrafos vuelvo a preguntarme: ¿es legítimo en democracia esta institución? Mi respuesta es un no rotundo y la justificación está en el Artículo 14 de Constitución Nacional que dice: “Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.”

Con lo cual, cabe preguntarse cuáles son los criterios que establezcan la desinformación por ejemplo. O acaso será la idea de establecer el Ministerio de la Verdad, una experiencia tristemente ejecutada en regímenes no democráticos que no toleran la disidencia.

Nodio, el "observatorio de la desinformación", genera rechazo de Adepa y la oposición

Es triste y preocupante que una “institución” del Estado, supuestamente “imparcial”, actúe de oficio calificando de verdaderos o falsos comentarios, opiniones, artículos o editoriales. En un Estado de Derecho, cada ciudadano debe respetar la Constitución Nacional. Y si alguien comete una injuria, existe la justicia ante la cual cada persona puede iniciar juicio si tiene las pruebas suficientes.

Para finalizar, y con preocupación, es triste como a la par que se mantienen escuelas cerradas, se fomenta el asistencialismo como único horizonte de política pública o se castigue el mérito como si estuviese mal o fuera elitista esforzarse para ser mejor persona día a día.

Longobardi: "El observatorio de la desinformación, es una cosa nazi que Argentina ha puesto en práctica"

Lamentablemente este gobierno sigue mostrando su lado autoritario y su desprecio a instituciones vigentes, ni más ni menos que la Constitución, con argumentos basados en una hipócrita igualdad y en términos decorativos y mal empleados como la deconstrucción.

A la espera de no caer en manos del NODIO, espero que de una buena vez demos los debates públicos que la sociedad necesita. Y que haya ley de acceso a la información pública y no esta máscara de persecución de las voces disidentes.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5200

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.