Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 19 de noviembre de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Opinión
domingo 13 octubre, 2019

Recordando la horrenda pesadilla de los 33 mineros en Chile

El autor recuerda los vivido por los trabajadores a nueve años del milagroso rescate a 700 metros de profundidad en el Yacimiento San José.

por Ángel Cabaña

Familiares de los mineros emocionados. Foto: Cedoc.
domingo 13 octubre, 2019

Los 33 mineros llevaban 65 días atrapados en el yacimiento San José en las cercanías de Copiapó, 800 kilómetros al norte de Santiago de Chile, a 700 metros bajo tierra cuando la perforadora del denominado T-130 del Plan B pudo dar con ellos.  

Treinta y dos chilenos y un boliviano. El más joven tiene 19 años y 62 el mayor. Novios, casados y separados, con hijos y sin hijos. Se alimentan con latas de atún, galletas y agua contaminada, cuentan chistes, caminan, piden a Dios que se apiade de ellos, se animan entre sí cuando cunden el desánimo, las discusiones y el miedo a morir de hambre.

Quien maneja esa perforadora es Jeff Hart, un grandote de 40 años de edad nacido en Denver, Estados Unidos, quien lleva 24 años haciendo ese trabajo en busca de agua, gas y petróleo. Estaba en Afganistán cavando pozos de agua para el ejército de Estados Unidos cuando por “ser el mejor” fue llamado de urgencia para hacer una actividad distinta. En Chile se pasó más de un mes frente a las palancas y medidores de presión del tablero de control de la perforadora, con el sonido de la ruptura repetida de sus martillos.

La cronología de la historia de los 33 mineros de Atacama

Estamos bien en el refugio. Los 33. Vivos.” Las autoridades chilenas han consultado con expertos de la NASA y siguen sus consejos respecto de la alimentación. “¡Están vivos, están vivos, están vivos!”, vítores, abrazos y lágrimas.

Para el gobierno chileno Hart fue una pieza clave de la operación, sin olvidar a André Sougarret por haberlos encontrado y a Jean Romagnoli, porque se mantuvieran sanos. Los familiares de los mineros se le abalanzaban al experto y no dejaban de sacarse fotos con él y desearle larga y próspera vida junto a los suyos, los periodistas pujaban por acercarle el micrófono, él no podía ocultar su emoción.

Ya está todo listo, entonces, para que el 13 de octubre del 2010, comience la liberación de los 33 mineros en unas cápsulas especiales. Enorgullece a la humanidad el valor que Chile le dio a la vida de los 33 mineros que lo llevó a no ahorrar recursos para rescatarlos.

Gracias a la vida/ 

Au Chili, “c,est un rêve qui devient réalite”.

Los 33 de Atacama vuelven a la vida.

Volver a la vida

“De verdad es increíble, chiquillos, pero nos devolvieron la vida”.

Il giorno della libertà

El Papa Benedicto XVI encomendó los mineros a la bondad divina. El presidente de los Estados Unidos Barack Obama rezó por ellos. Mil millones de personas, incluidos los dueños del yacimiento, siguieron el evento por la televisión. Dos mil periodistas no pierden pisada a los familiares detrás de una buena nota. Sorprendió ver al primer rescatista tomar contacto directo con los mineros. De película de James Cameron. Fueron momentos maravillosos para Chile e inolvidables para el mundo.

Mineros encuentran un diamante del tamaño de un huevo en Canadá

Con la liberación de los 33 gana popularidad el Gobierno del presidente de la Nación Sebastián Piñera, merecido por cierto  porque no se dio por vencido cuando nadie daba un peso por el rescate de los mineros. También es cierto que, aunque el episodio deja en la penumbra el tema mapuche y la discusión del impuesto que pagan las grandes empresas, sale del freezer otro tema de gran importancia, la seguridad laboral.

En este histórico suceso vale resaltar el triunfo de los hombres y la tecnología expresada en su instancia final en poleas, cables y esa jaula que iba y venía ajena a cualquier especulación mientras en la televisión alternan las entrevistas a familiares, los movimientos de los hombres de rojo, la imagen del presidente y su señora esposa, los ministros de Minería y de Salud, y el consecuente ritual patriótico.

Ya volvieron a la vida los 33 mineros. Están sanos, felices y en familia. Les llueven invitaciones de todo el mundo que los quiere honrar como héroes.

 

Tiemble y estalle la fiesta, hubiera dicho el recordado poeta Pablo Neruda.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4818

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.