viernes 10 de abril de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Columna de la UB
martes 25 febrero, 2020

Nuevas tecnologías para diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una condición autoinmune, que se caracteriza por la producción insuficiente de insulina.

Cecilia Martinelli (*)

Insulina Foto: Bloomberg
martes 25 febrero, 2020

La diabetes tipo 1 es una condición autoinmune, que se caracteriza por la producción insuficiente de insulina. Esto se debe a una destrucción progresiva e irreversible de las células beta del páncreas,que son las encargadas de producir esta hormona.

Desde 1921, momento en que se logró aislar a la insulina, gracias a la ardua investigación de los doctores Banting y Best, los avances en el campo de la diabetes fueron estrepitosos.

Recordemos que, sin el aporte exógeno de insulina, una persona con diabetes tipo 1 se muere. Por eso, el descubrimiento de esta hormona representa un antes y un después en la vida de estos individuos.

Otros hitos muy importantes son la aparición de los medidores de glucemia y los sistemas de infusión continua de insulina, conocidos como bombas de insulina. Estos avances fueron piezas claves para lograr un buen control glucémico.

Por qué la mitad de la gente que tiene diabetes no lo sabe

Tengamos presente que esta condición habitualmente se desarrolla en la niñez y adolescencia, y quelograr metas de buen control glucémicorepresenta un desafío muy difícil. Es aquí donde las nuevas tecnologías contribuyen desde diferentes esferas. Por un lado, permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes y, por otro, retrasar y evitar las complicaciones producidas por alteraciones glucémicas sostenida en el tiempo.

El estudio DCCT (Diabetes Control and Complications Trial), emblema en diabetes tipo 1, logró demostrar que un tratamiento de insulinoterapia intensificado lograba un mejor control metabólico y permitía retrasar la aparición de complicaciones microvasculares como las nefropatías, retinopatías, vasculopatías y neuropatías, en comparación con el tratamiento de insulinoterapia convencional.

El tratamiento intensificado requiere la aplicación de múltiples dosis de insulina, un mínimo de cuatroautomonitoreos diarios y la implementación del conteo de hidratos de carbono. Esto significa que un niño con diabetes deberá pincharse el dedo para medir su glucemia al menos 1.500 veces al año, y otros tantos pinchazos corresponderán a la aplicación de insulina.

Crecen los casos de diabetes y el país ya supera la media mundial

La aparición de sistemas de monitoreo continuo de glucosa son sumamente útiles para facilitar esta tarea, no sólo por la incomodidad que significa pincharse tantas veces al día, sino porque permiten una mayor visibilidad del comportamiento de la glucosa en sangre a lo largo del día y frente a diferentes situaciones, como la actividad física y otras rutinas.

En el mundo existen diversos sistemas de monitoreo continuo de glucosa que envían la información vía bluetooth a smartphones, relojes inteligentes y otros. Toda la información recogida puede bajarse a la PC y ser interpretada para la adecuada toma de decisiones.

Si pensamos en las bombas de insulina, ante todo podemos decir que son el “gold standard” en el tratamiento de la persona con diabetes tipo 1. Programar diferentes patrones de insulina basal permite imitar de modo más fisiológico lo que haría el páncreas en condiciones normales. Por otra parte, algunas de las nuevas bombas tienen también conexión con los dispositivos de medición continua de glucosa, y esto permite diferentes funciones como la suspensión predictiva de insulina frente a hipoglucemias (glucosa baja), alarmas para eventos de hiperglucemias (glucosa elevada) y programación de basales temporales para momentos especiales (deporte, ayuno, enfermedad).

Desarrollan un dispositivo low-cost portátil para diagnosticar diabetes

Los avances son realmente alentadores.Si bien al día de la fecha no existe aún una cura para esta patología,contamos con una enorme cantidad de recursos tecnológicos que permiten un mejor control metabólico y, sin dudas, una mejor calidad de vida para estas personas. Por supuesto, la tecnología es un arma poderosísima, pero totalmente inútil sin la adecuada educación diabetológica.

(*) La autora de esta nota es Profesora de la carrera de Nutrición de la Universidad de Belgrano.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4961

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.