domingo 26 de enero de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Opinión
jueves 28 marzo, 2019

Números de la pobreza: qué hacer con los programas sociales y las medidas económicas

El INDEC confirmó una realidad imposible de relativizar: el 32% del país es pobre. Dónde poner el foco para bajar un índice alarmante.

Leopoldo Tornarolli*

Pobreza en Argentina. Foto: Cedoc
jueves 28 marzo, 2019

Tal como estaba previsto, esta tarde el INDEC publicó las tasas de pobreza e indigencia correspondientes al segundo semestre de 2018. Como se esperaba, ambas tasas mostraron un incremento significativo respecto a la última medición. En el caso de la tasa de pobreza a nivel de personas, el incremento fue de 4.7 puntos porcentuales, desde 27.3% en el primer semestre de 2018 hasta 32.0% en el segundo semestre de dicho año, mientras que en el caso de la indigencia a nivel de personas la suba durante el mismo período fue de 1.8 puntos porcentuales, desde 4.9% a 6.7%.

Estos preocupantes resultados, publicados justo un año después de que se reportara la que fue posiblemente la menor tasa de pobreza en lo que va de este siglo, 25.7% en el segundo semestre de 2017, reflejan el empeoramiento de la realidad social y económica que viene acaeciendo desde finales de abril del año pasado, cuando comenzará el proceso que en poco tiempo llevó a una fuerte devaluación del peso, un recrudecimiento de la inflación y a un estancamiento y posterior contracción de la actividad económica. Aunque parte de los resultados negativos que surgen de ese proceso ya se pudieron observar cuando en septiembre se publicó la medición de indigencia y pobreza del primer semestre de 2018, los números que hoy reportó INDEC indican que en el último semestre del año esos efectos negativos se multiplicaron, llevando la tasa de pobreza a valores posiblemente un poco más altos que los que existían al comienzo de este período de gobierno.

Si bien las estimaciones oficiales de pobreza e indigencia de INDEC se presentan a nivel semestral, con la información disponible es posible estimar las tasas de pobreza a nivel trimestral. Los resultados de ese ejercicio permiten afirmar que el cuarto trimestre de 2018 fue aquel donde impactaron con más fuerza el aceleramiento inflacionario y la caída del empleo en las condiciones de vida de los hogares, y ello explica aproximadamente tres cuartas partes del incremento en la pobreza que reporta INDEC.

INDEC: subió la pobreza y en 2018 alcanzó al 32% de los argentinos

Más precisamente, la pobreza aumentó aproximadamente 3 puntos porcentuales (de 24.9% a 27.8%) entre el tercer trimestre de 2017 y mismo período de 2018. Ese crecimiento aporta 1.5 puntos porcentuales a la suba semestral. En ese lapso no hubo un retroceso importante en términos de empleo (se mantuvo la cantidad, empeoró ligeramente la composición hacia empleo de menor calidad), pero los ingresos laborales crecieron por debajo de la inflación (entre 7 y 10 puntos porcentuales).

Si en análisis se realiza observando los cuartos trimestres, se comprueba un aumento de la pobreza mucho más marcado, de casi 10 puntos porcentuales (de 26.3% en el cuarto trimestre de 2017 a aproximadamente 36.2% en el cuarto trimestre de 2018), lo que aporta casi 5 puntos porcentuales a la suba semestral, completando los más de 6 puntos porcentuales de suba en la tasa de pobreza entre el mínimo del segundo semestre de 2017 y el valor conocido hoy.

La marcada evolución de la pobreza en el cuarto semestre de 2018 se explicar principalmente por la aceleración del proceso inflacionario, y en menor medida por problemas de empleo. Con relación a la inflación, se verificó un aumento de más de 50% en el valor de la canasta básica total, la usada para medir la pobreza, entre el cuarto trimestre de 2017 y mismo período de 2018. Si bien aún desconocemos como evolucionaron los ingresos de los hogares en el mismo lapso, es posible que los mismos no hayan crecido más allá del 25%/28%, lo que implicaría una fuerte caída en el poder adquisitivo, de casi 17/20 puntos porcentuales.En relación al empleo, se perdieron cerca de 100 mil puestos de trabajo en el período, además de que no se crearon los 120 mil puestos de trabajo necesarios para absorber el incremento natural de la población actividad que se observa año a año.

"Hoy es un día triste", admitió Stanley tras las graves cifras de pobreza

¿Qué se puede esperar en el futuro inmediato? Es posible que la tasa de indigencia muestre una caída en la próxima medición, dado el fuerte incremento que se otorgó a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo a partir de este mes, aunque esto podría no ocurrir si la contracción de la actividad y la inflación se profundizan en los meses próximos. Respecto a la tasa de pobreza es difícil aventurar un pronóstico, pero no parece que las estimaciones del primer semestre de 2019, que se presentaran el septiembre de este año puedan mostrar resultados muy positivos. En cualquier caso, para reducir la pobreza será necesario controlar gradualmente la inflación y lograr una reactivación de la actividad económica. La expansión y las mejoras en la focalización de los programas sociales también pueden actuar como factor complementario, pero es imposible que por si mismos logren un efecto significativo en la reducción de la pobreza.

* Economista, profesor de facultad de Ciencias Económicas UNLP e Investigador del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional de La Plata - CEDLAS. Twitter: @ltornarollien


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4886

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.