Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 07 de diciembre de 2019 | Suscribite
PERIODISMOPURO / En Net TV
lunes 15 abril, 2019

Juan Manuel Urtubey: "Tengo mucha fe en que puedo ganar las elecciones de agosto"

Durante una entrevista con el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, el gobernador de Salta se mostró confiado en triunfar en las PASO y luego competir por la presidencia. Mirá el video.

por Jorge Fontevecchia

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Foto: Marcelo Aballay
lunes 15 abril, 2019

En el marco de la entrevista que el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, le realizó a Juan Manuel Urtubey, el gobernador de Salta volvió a reafirmar que será candidato y aseguró que tiene "fe" en ser vencedor en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto. "Sé lo que tengo para ofrecer en la Argentina", aseveró. Además se refirió al presidente Mauricio Macri y a la senadora Cristina Fernández de Kirchner al precisar: "Tengo muy claro que la continuidad de esta pretendida polarización entre ellos, es una calamidad para la Argentina".

—Hipótesis: en las PASO, el candidato más votado en el espacio que vos integrás obtiene 15%; el segundo, 10%, y el tercero, 5%. Sumados, 30%. Luego, ¿ese 30% sumado de tres candidatos confluye en el candidato más votado o no?
—Tenemos tres elecciones diferentes en la Argentina. Las primarias, en agosto, les van a decir a los argentinos cuáles son las fuerzas políticas competitivas. En la primera vuelta, en octubre, van a competir las fuerzas políticas mejor posicionadas.

—¿Decís que las PASO son para dirimir fuerzas políticas, y la primera vuelta es para dirimir candidatos?
—Así es institucionalmente el sistema.

—Lo que decís es que, simbólicamente, tiene un valor muy importante mostrar que una fuerza determinada tiene 30%.
—Porque es una fuerza nueva. En tu cabeza está la posición de poder del Presidente y de la ex presidenta. No encontrás una posición de poder en alguna medida asimilable.

—No está encarnado en una persona física.
—Exactamente. Cualquier medición que hagas, nunca te lo va a permitir, primero porque no hay escenario electoral, y segundo, porque no ha habido posibilidad de que nuestro candidato pueda verse medido en ese proceso. Una vez que pase la elección de la primaria de agosto, nuestro candidato, el que sea, espero ser yo, empieza a jugar otra campaña, en la que la transferencia del voto de Juan, Pedro, María es una anécdota, porque es una nueva elección en la que cada uno de los candidatos tiene que revalidar su compromiso con la sociedad. Lo importante es que nosotros podamos plantear esa posibilidad de poder.

"Una vez que pase la elección de la primaria de agosto, nuestro candidato, el que sea, espero ser yo, empieza a jugar otra campaña"

—Tu planteo es: en las elecciones de agosto, lo importante, dado que la tercera vía es una construcción que todavía no está encarnada, es que la que encarne sea la tercera vía, independientemente de elegir cuál va a ser el que la represente como candidato.
—La encarnadura se va a corporizar en el candidato más votado de nuestro espacio.

—Uno de los argumentos de Lavagna es que, en una pelea interna, las discusiones que podrían plantearse pueden luego ser utilizadas por Macri o por Cristina en la competencia de la primera vuelta. ¿Para eso sería necesario que la competencia de las PASO entre determinados campos políticos afines no sea agresiva?
—No concibo una campaña de ese tipo, no solo entre los candidatos de nuestro espacio. Sé lo que tengo para ofrecer en la Argentina y no necesito decir ni de los otros candidatos de mi espacio ni del Presidente ni de la ex presidenta cosas que no sean que yo tengo una mejor propuesta de país que ellos.

Urtubey: "Es nocivo que a los candidatos los elija la oligarquía partidaria y no la gente"

—En el reportaje que te hice en las elecciones de 2017 me dijiste, textualmente: “Todo dirigente político quiere ser presidente y yo no soy la excepción. Pero lo prioritario es construir un espacio común. Siempre trabajé con una lógica bastante orgánica”.
—Correcto.

—O sea que lo que vos planteás es que aquel que surja ganador de las PASO, que tenga mayor intención de voto, va a ser tu candidato también, con la misma pasión que le pondrías a tu propia candidatura.
—Y no sé si un poco más (risas), porque el problema va a ser de otro. Pero tengo mucha fe en que puedo ganar las elecciones de agosto porque tengo algo para ofrecer a la Argentina que si otros lo hubiesen tenido, ya lo habrían podido hacer. Soy el único que hasta ahora nunca fue candidato a presidente. Por esas cosas caprichosas de la vida, soy el único que no es de Buenos Aires. Tiene que ver con el perfil de nuestro país, no con los candidatos, ¿no?

—Sí, y con cómo se ha configurado el sistema mediático y constitucional a partir del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
—Con esa lógica, yo creo que tengo todo para ofrecer. Tengo muy claro que la continuidad de esta pretendida polarización entre Macri y Cristina Fernández de Kirchner es una calamidad para la Argentina, es una verdadera tragedia que no nos merecemos.

—Si AF representa al panperonismo, ¿cómo podría sumarse al socialismo, al GEN de Margarita Stolbizer, a aquellos radicales que son disidentes de Cambiemos?
—AF es más que el panperonismo. Está compuesta por dirigentes que vienen de otros espacios, como el Frente Renovador de Misiones, el Frente Cívico de Santiago del Estero, que son radicales; Juntos, de Río Negro, que son de otra extracción no peronista... Hay muchos partidos políticos provinciales que vienen de otro lugar. Libres del Sur, con Humberto Tumini, también está en AF, y no trabajando con ninguno de nosotros, sino planteando su candidatura a presidente. En su momento, con algunos dirigentes del socialismo planteamos que la mejor manera de esa integración es que puedan llevar candidatos a esas primarias o que, seguramente a través de la integración de las listas, se vea ese pluralismo.

—El socialismo y el GEN podrían proponer a Lavagna como candidato que compita en esas PASO, en el mismo espacio.
—Sería buenísimo, en la medida en que ellos entiendan que él representa a ese espacio político. Tanto con el socialismo, con Miguel Lifschitz, como con Margarita Stolbizer, con Libres del Sur, con cada uno de los espacios hemos venido conversando a efectos de garantizar esa participación plural, porque repito: no alcanza con un partido. Es más, no alcanza con la política.

—¿Podría, al mismo tiempo, porque Lavagna ayer dijo que él era parte de AF, ser candidato a las PASO de AF y del socialismo y del GEN y de una parte de los radicales?
—Es que eso es todo lo mismo. ¡Así debe ser!

—Consenso 19 podría ser un sector que compita en las PASO con vos y con Sergio Massa.
—Correcto. Así debe ser, porque esa es la forma en que nosotros vamos a tener la posibilidad de que esa amplia y diversa especie de dirigentes de distinto origen, con miradas diferentes probablemente, pero con algo común respecto de adónde queremos llevar la Argentina, puedan confluir en un espacio común.

—¿Asignás alguna posibilidad a que se haga una convención radical en la que una parte del radicalismo, o el radicalismo oficialmente, rompa con Cambiemos?
—No sé si puede suceder, pero a nosotros nos vendría bien porque competimos con ellos, porque creo que el origen de la UCR está bastante lejos de lo que significa este gobierno, pero no soy nadie para darles consejos a los radicales.

"Creo que el origen de la UCR está bastante lejos de lo que significa este gobierno"

—Cuando decís “no sé”, ¿es que le asignás pocas posibilidades?
—Sí, pero es mucho más intuición que información porque tengo la que vemos por los medios.

—Dejame que te lea dos respuestas de tu reportaje de 2017. Te pregunté si el desafío del peronismo para tener éxito en 2019 sería crear algo superador, tanto de Cambiemos como de los gobiernos peronistas precedentes, y vos respondiste: “Tal cual. No alcanza con el peronismo solo. Lo peor que nos puede pasar a los peronistas es convertirnos al dogmatismo partidocrático. ¡Si nunca lo fuimos!”. Y dijiste: “Ahora vamos a una lógica de sacralización de la institucionalidad partidaria que jamás hemos tenido, ni en vida del propio Perón. El gran desafío será construir esa nueva institucionalidad”. Y yo ahí te pregunté: “¿Como si fuera otro Cambiemos, otra alianza con distintos partidos?”. Y vos respondiste: “Claro, con la fuerte base social que tiene la genética peronista. El peronismo, con un formato más moderno, entendiendo la lógica de participación ciudadana, puede ser mucho más competitivo de lo que, incluso, hemos sido en el pasado”. Ahí te pregunté: “Esa coalición o nuevo sector ¿la imaginás con alguien como Margarita Stolbizer adentro?”. Y respondiste: “Sí, sería buenísimo”. “¿Y al socialismo?”. “También. Me parece una fuerza superinteresante. En términos de respeto, diría que ojalá podamos caminar juntos”. O sea, vos estabas planteando, en 2017, exactamente esto que acabás de decir ahora.
—Exactamente lo mismo, porque creo que esa es la instancia superadora que está esperando la Argentina y es lo que creo que tenemos que hacer. Estoy convencido porque nuestro sistema político tradicional estalló. Lo que tenemos que ver es cómo vamos a encauzar la vocación de participación ciudadana por fuera de la política para colaborar en la cosa pública, y ahí es donde tenemos que construir el consejo económico-social, encontrar canales de participación para que los distintos factores de interés, grupos de presión y la sociedad en general se puedan expresar.

F.D.S./EA


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4836

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.