viernes 24 de enero de 2020 | Suscribite
PERIODISMOPURO / ENTREVISTA / VIDEO
lunes 25 noviembre, 2019

Rafael Bielsa: "Bolsonaro, si pudiera hacer algo con la Argentina, sería alambrarla y colonizarla"

Entrevistado por Jorge Fontevecchia, el excanciller del kirchnerismo asegura que "la diplomacia no está para comer canapés" y analizó el panorama regional que heredará Alberto Fernández.

por Jorge Fontevecchia

Rafael Bielsa, en la entrevista con Jorge Fontevecchia. Foto: Juan Obregón
lunes 25 noviembre, 2019

—Alberto apoyó ostensiblemente al Frente Amplio y al gobierno de Evo Morales. ¿Qué va a pasar si pierden ambos partidos en las elecciones? Argentina quedaría rodeada de gobiernos de centroderecha.

—Alberto tuvo una relación personal con Tabaré y mantuvo aun fuera de la política una relación personal con distintas expresiones políticas, Evo es una, Lula es otra. En realidad honró esa amistad, ¿por qué no iba a hacerlo si eran las personas a las que veía cuando ni soñaba que iba a ser candidato a presidente de la república? Ahora, la diplomacia no está para comer canapés, sino para ver cómo contrabalanceás una hostilidad manifiesta como la de Jair Bolsonaro respecto del kirchnerismo y respecto de la Argentina. Bolsonaro, si pudiera hacer algo con la Argentina, sería alambrarla y colonizarla. Pero hay muchísimas cosas que se pueden hacer: el rol del embajador en Brasil será clave, aun con alguien como Bolsonaro de presidente. Se puede hacer mucho aun con un presidente prointervencionista y militarista como el que puede ganar en Uruguay. Si no, la política internacional sería algo muy fácil. Uno diría “pido gancho” y elegiría a los presidentes de los países vecinos.

—La diplomacia es más necesaria cuando tenés que relacionarte con personas con las que no te llevás bien.

—Obviamente. Alberto Fernández colaboró en un porcentaje alto para que Evo Morales siga vivo. No es una casualidad que Andrés Manuel López Obrador haya condecorado al general de Ala, al piloto del avión que llevó a Evo. Fue una maniobra sumamente peligrosa. Quedaron heridas que van a sangrar un tiempo entre presidentes que se comprometieron y después se descomprometieron. Y con una cosa muy extraña, la solidaridad de Bolsonaro que habilitó el espacio aéreo brasileño. Esa fue una gestión de Alberto. Tener un inminente presidente que en vez de estar discutiendo con el gramático admirador de Luis de Góngora Mauricio Macri si era o no un golpe de Estado, puso manos a la obra, como decía Enrique Cadícamo, para salvarle la vida a un presidente que corría riesgo, a mí me reconcilia.

—¿Te imaginas a Bolsonaro tomando la decisión de tratados de libre comercio directo con Estados Unidos y China?

—Sí.

—¿Y reduciendo a la mínima expresión el Mercosur?

—Sí, me lo imagino perfectamente. Le va a costar reducirlo a un grado más insignificante del que lo redujo Mauricio Macri, que se negó a pagar el sueldo a los diputados del Parlasur y ahora no llamó a elecciones, con lo cual si nosotros no prorrogamos dos años los actuales mandatos vamos a violar las normas. Te lo digo porque de tales polvos, tales lodos. Después no sea cosa que tenga el gobierno entrante la culpa de un pecado del saliente. Todos los diputados del Parlasur argentinos deben poner plata de su bolsillo para poder dedicarse a su rol.

—¿Se puede ser canciller sin tener un inglés muy fluido?

—Se puede ser canciller sin tener un inglés muy fluido porque vos podés hacer la reserva de idioma soberano. Es bueno tener un inglés fluido porque vos tenés la posibilidad de tener reuniones privadas antes de las reuniones oficiales. No es lo mismo que estés hablando con el canciller chino sin testigos a que estés con un traductor. Ahora, si el canciller chino te pone el traductor como estrategia, entonces vos traé al tuyo, aunque en algún momento cuando discutas vas a hacerlo mano a mano en inglés, la lengua vehicular. Es mejor, es más cómodo. Pero ¿qué es indispensable para ser canciller en la Argentina que viene? Tener mucha energía. Energía de la que yo ya carezco. Cuando yo fui canciller era para hacerlo tres años, lo fui y ya estaba bien. Me liquidó el cargo, 275 días del año afuera de mi país, arriba de los aviones, cambiando de horarios. Hace más falta la condición atlética que el inglés. La Cancillería que viene hará pedazos al compañero Felipe Solá.

Entrevista a Rafael Bielsa 20191122

—¿Cómo imaginas la relación de Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

—Si es más Bismarck que Von Caprivi, será mejor la relación con Cristina. Si se pareciera a Von Caprivi tendrá relaciones más chispeantes. Uno puede empezar a pensar que lo hubiera hecho de otra manera cuando las cosas salen mal.

—¿Si Alberto tiene éxito la relación funcionará perfectamente, pero si no tiene éxito empezarán las chispas?

—Como en todas las minisociedades. Si vos querés es como en el matrimonio: si alcanza para las compras, no hay problema. Si no alcanza, empiezan las diferencias sobre los gastos.

—¿Y cómo imaginas la relación de Macri? Dijiste que había que tomar con mucho respeto y muy seriamente su resiliencia.

—Es una incógnita, porque no es un tribuno de la plebe y además no va a ser diputado. Tampoco lo veo a él fatigando los canales de televisión para engatusar a la audiencia con su elocuencia. Me parece que lo suyo va a ser más de superestructura política. Estará detrás de la escena, viendo cómo construir, cómo ordenar, cómo cerrar heridas.

—Más como un monarca.

—Lo veo más como un accionista que no es el CEO. Una especie de dueño.

—¿Qué hace que tantos Bielsa sean prominentes? Tu hermana María Eugenia ex vicegobernadora de Santa Fe, tu hermano Marcelo afamado director técnico, tu abuelo homónimo fundador de la rama administrativa del derecho, y vos. ¿A qué lo atribuís?

—Depende de con qué lo armonices. Somos tres infelices. Lo que nos hace prominentes es la contracción al trabajo, la obsesión por lo perfecto en lo que hacés, la inflexibilidad en la conducta. Son rasgos de carácter que los tres compartimos. También son rasgos de carácter que te quitan humanidad.

—Tu mamá cuando eran chicos les decía: “Cuando uno no peleó por algo después no sabe cómo hacer para pelear para no perderlo. ¿Allí reside el carácter de los Bielsa?

—Exactamente. No existe nada de regalo.

 

Lea acá la entrevista completa


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4884

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.